Cuatro compañías se disputan fabricar la pantalla del iPhone X 2018

Apple

En la competición por fabricar las pantallas del nuevo iPhone X 2018 acaban de entrar dos nuevos competidores que quieren hacerse un hueco en el proceso de manufacturación. Samsung lidera y LG iba a encargarse de las novedosas pantallas de 6,5 pulgadas, pero Sharp y Japan Display parece que van a plantar batalla.

Aunque enemigas en ventas, Samsung y Apple no dejan que esa rivalidad se inmiscuya en posibles y beneficiosos acuerdos comerciales para ambas. Y durante todo el 2017 pasado Samsung Display, la división de la marca coreana encargada de fabricar las celebérrimas pantallas OLED, suministró todos los paneles que Apple necesitaba para sus iPhone 8, iPhone 8 Plus y iPhone X. LG, rival directa de Samsung -ambas son de Corea del Sur-, no suministró ni una sola pantalla en todo el año pasado.

pantalla de smartphone

Dos nuevos rivales, Sharp y Japan Display

La semana pasada, justo antes de Reyes, saltó en un medio coreano la noticia de que Apple y LG estaban ultimando un acuerdo para que esta última se encargase de fabricar las pantallas para los próximos modelos de iPhone de este año. De hecho, lo más curioso de la información era que Samsung fabricaría el grueso de la producción y LG se encargaría de una parte, concretamente de las “pantallas de 6,5 pulgadas”, lo que de ser cierto dejaría claro que veremos un modelo de iPhone X 2018 este año con una pantalla descomunal que no lleva ningún gama alta actual.

Pero dice el mantra nipón que “los negocios son la guerra“. Y según el medio chino especializado DigiTimes, dos compañías más van a intentar competir directamente contra Samsung y LG: las japonesas Sharp y Japan Display. Sharp, propiedad de Foxconn, empezará a producir paneles OLED antes que Japan Display, y según fuentes del DigiTimes la producción comenzará en la segunda mitad del año fiscal 2018. De hecho parece que Sharp aprovechará para usar las pantallas OLED que fabrique en algunos de sus modelos de smartphones para este año.

iPhone X pantalla

Más pantallas, menor precio

Actualmente, sólo en China hay 13 fabricantes dedicados a facturar paneles OLED de pequeño a mediano tamaño. A ello hay que sumar las fábricas que hay en otros países como Corea del Sur y Japón, lo que según las opiniones contribuirá a que se sobrepase la actual demanda. O sea, que haya más pantallas de las que los fabricantes de móviles necesitan. Esto quiere decir que cuando haya más paneles que teléfonos, los precios se resentirán, una ventaja en caso de compañías como Apple, ya que el panel OLED del iPhone X es el componente más caro de todo el terminal.

Las fuentes de DigiTimes hablan de una sobreproducción de paneles que podría trastocar los precios a la baja, pero también que se espera que otros dispositivos aparte de los móviles empiecen a montar pantallas OLED, lo que ayudaría sin duda a minimizar el impacto negativo de fabricar stock por encima de la demanda.

Escrito por Cesar Otero

Fuente > DigiTimes