Al descubierto los componentes del Pixel 2 XL con batería de LG

Móviles

El Pixel 2 XL va a ser el único smartphone de Google que llegue a España este año, y ya hemos podido saber gracias a iFixit su grado de reparación y cómo son todos sus componentes por dentro.

Google desde el año pasado cambió el rumbo de su división de móviles: nada de Nexus ni colaboraciones públicas con ninguna marca. A partir de 2016, todo lo que hiciese Google, aunque lo ensamblase otra compañía, iba a tener el logo de Google y su marca. Pero aunque solo lo hiciese público, era un rumor que se oía por todos sitios que, por ejemplo, el Pixel del año pasado lo fabricó HTC y el XL de este año lo ha fabricado LG.

Android 8.1 activará un chip secreto para la cámara del Google Pixel 2

Esto lo podemos confirmar en noticias como esta, viendo cómo iFixit desmonta el Pixel por completo dejándonos ver sus materiales y algunos componentes que tienen la firma de otras marcas, por lo que vamos a ver cómo de difícil es reparar el Pixel 2 XL de Google y todo lo que trae en su interior.

¿Cómo de difícil es reparar el nuevo Pixel 2 XL?

iFixit, aparte de enseñarnos todos los componentes del dispositivo y nos da un grado de reparabilidad del móvil, nos enseña paso a paso cómo tenemos que hacerlo en caso de que un día tengamos que desmontar el terminal por diversos motivos. Lo primero que destacan es que por fuera tiene un gran parecido al iPhone 7 Plus y su ensamblaje. Lo primero que hay que hacer es quitar la pantalla, con un adhesivo y una púa que va pasando por los bordes para sacar la pantalla.

Una vez hecho esto, nos encontramos con ciertos cables que tenemos que quitar como lo es el que conecta la batería con la placa, el del USB Tipo C o la pantalla. Nos encontramos también el chip NFC que hay que desplazar despegándolo.

Ahora, nos encontramos con la placa base del terminal y con la batería, y sí, la batería está hecha por LG, lo que nos lleva a confirmar que este dispositivo lo fabricó LG como bien decían los rumores. Lo siguiente que hay que hacer es desconectar la batería y sacarla del dispositivo, y con mucho cuidado dado que tiene un pegamento para conectarlo con la pared del terminal.

Los siguientes pasos son quitar los distintos componentes pequeños del terminal como el sensor de la cámara o altavoz, sin mucha dificultad como nos lo hacen ver desde iFixit. Después de quitar todos estos componentes que hay por encima de la placa del terminal y de la pantalla, viene lo difícil, que es quitar todos los objetos pequeños como lo son los cables pegados al terminal, conexiones como la del USB Tipo C, botones de volumen y demás.

Finalmente, nos enseñan todos los componentes que han quitado y nos dejan ver el grado de reparabilidad. 6 sobre 10, una puntuación algo baja pero no tanto si lo comparamos con algunos gamas altas que son casi imposibles de reparar. Destacan lo mal que está ensamblada la pantalla y lo difícil que es volver a poner la batería.

Escrito por Miguel Ángel Ramírez Ciarreta