Test de caída del Samsung Galaxy S8 frente al iPhone 7

Apple

Hasta que llegue el iPhone 8 casi a finales de este año, el Samsung Galaxy S8 y el iPhone 7 son la máxima expresión de los móviles tope de gama, y como tal es importante conocer las comparativas sobre su rendimiento o resistencia a los golpes. Esto último es lo que nos muestra un vídeo con un test de caída del Samsung Galaxy S8 frente al iPhone 7.

Un test de caída que ya pudimos disfrutar en el caso del Samsung Galaxy S8 poco después de su lanzamiento, ahora la gran diferencia es que se compara con su gran rival, el iPhone 7 de Apple, que se lanzó tras el pasado verano de 2016.

Test de caída del Samsung Galaxy S8 ¿resistirá mejor que el iPhone 7?

Es evidente que por su construcción en cristal el Samsung Galaxy S8 es un terminal a priori más frágil que el iPhone 7, pero para eso están este tipo de pruebas, que nos muestran cómo ambos móviles caen de manera simultánea a en distintas superficies, cada vez más duras y menos amigas de amortiguar los golpes. En la primera de estas pruebas se mide la resistencia a los golpes con la cara posterior del terminal, siendo llamativo cómo rebota más el Galaxy S8 que el iPhone 7, y cómo sufre también algunos daños más sobre todo en la esquina, por su parte el iPhone 7 resiste algo mejor.

En la caída de pie ambos móviles se comportan muy bien, con pequeñas abolladuras, pero nada llamativo en la parte inferior. En la prueba de caída con la pantalla hacia abajo es cuando se empiezan a decantar las cosas hacia el Samsung Galaxy S8, que prácticamente no sufre rasguño alguno en la pantalla. En cambio el iPhone 7 sí que sufre importantes daños que agrietan por diferentes sitios su pantalla. Por último en la fase de bonus, con una altura de caída mayor sobre la pantalla, el Samsung Galaxy S8 se convierte en el ganador absoluto de la prueba, ya que el iPhone 7 necesita tres caídas para que su pantalla se rompa por completo.

Mientras que el Samsung Galaxy S8 cae más de diez veces y su pantalla sigue funcionando perfectamente, y todo a pesar de contar con una pantalla mucho más grande y con bordes curvos. Sin duda esta prueba demuestra que a pesar de parecer un móvil más frágil, el Samsung Galaxy S8 es un móvil muy resistente, incluso a las caídas más duras.

Escrito por Jorge Sanz