Actualiza el root de Magisk para superar los tests SafetyNet

Android

Una de las modificaciones más utilizadas desde los inicios de Android es el root, configuración que, mediante la explotación de una serie de fallos de seguridad, los usuarios conseguían permisos de superusuario en el sistema operativo para realizar acciones que, de otra forma, no sería posible. Sin embargo, han pasado los años y la mentalidad de Google y de los desarrolladores ha cambiado y, desde hace tiempo, están llevando a cabo una cruzada para acabar con estas modificaciones cada vez peor vistas.

Igual que Android ha cambiado, las herramientas para hacer root y gestionar los permisos de superusuario también lo han hecho. Uno de los mejores métodos para hacer root hoy en día es Magisk, un root moderno, mucho menos agresivo que las técnicas convencionales, que, además de ser compatible con cualquier versión de Android y modelo de smartphone, cuenta con una serie de funciones adicionales que permite, por ejemplo, esconderse de las herramientas que comprueban la integridad de los dispositivos y que pueden hacer que, si un teléfono ha sido modificado, no se ejecute en ella.

SafetyNet es un conjunto de APIs creadas para permitir a los desarrolladores comprobar la integridad de los dispositivos Android sobre los que se ejecutan sus aplicaciones y poder bloquear la ejecución, por ejemplo, de aquellos que no pasen las pruebas de integridad para evitar posibles trampas o malas prácticas. Mientras que Magisk ha estado superando estos tests sin mucha dificultad, recientemente Google ha cambiado sus APIs para hacerlas más efectivas, detectando las versiones actuales de Magisk y no superando los tests de Magisk.

Por suerte, los responsables de esta herramienta ya han trabajado en solucionar este problema y, aunque en fase beta, ya es posible instalar una nueva versión de Magisk Root, la 13, junto a Magisk Manager 5, para volver a superar con éxito los nuevos filtros SafetyNet.

A continuación, os explicamos cómo podemos actualizar el root de nuestro smartphone Android a la última versión beta de Magisk para poder evadir los controles anti-root y seguir superando los tests SafetyNet.

Google y los desarrolladores se han puesto serios con el tema del Root

No es la primera vez, ni será la última, que los desarrolladores ponen todo tipo de trabas a los usuarios que tienen sus dispositivos modificados. Empezando, sin ir más lejos, con Netflix o Super Mario Run, que no aparece en la Play Store de los usuarios con sus dispositivos modificados, o Pokemon Go, que directamente no se ejecuta en los dispositivos de los usuarios con Root, cada vez son más los desarrolladores que, para evitar que algunos usuarios hagan trampas al utilizar su software (por ejemplo, tomar ventajas o conseguir objetos gratis), están llevando a cabo una cruzada contra esta modificación que, tarde o temprano, terminará desapareciendo.

Por el momento, si realmente necesitamos alguna aplicación que requiera de los permisos de superusuario, gracias a Magisk, como hemos explicado, es posible evadir los sistemas de seguridad de Google y las desarrolladoras, aunque no se sabe por cuánto tiempo funcionará.

¿Crees que, tal y como están las cosas, sigue mereciendo la pena hacer root a Android?

Escrito por Rubén Velasco