Intel se da otra oportunidad: fabricará procesadores con arquitectura ARM

Internet móvil

Noticia importante en lo que se refiere al mercado de los procesadores móviles: Intel parece que se da una segunda oportunidad en este. La razón para decir esto no es otra que un anuncio por parte de la compañía en su conferencia para desarrolladores: ha firmado un acuerdo con ARM para poder fabricar componentes con la arquitectura de esta.

Después de anunciar que no seguiría apostando por el mercado móvil, esto finalmente no ha sido asi y lo que ha hecho Intel es dejar de lado la arquitectura X86 -que utiliza para ordenadores- y buscar un acuerdo con ARM… hasta no hace mucho uno de sus rivales. Así, fabricará procesadores que utilizan Cortex y, por lo tanto, volverá a ser una opción en dispositivos como teléfonos o tablets. Por lo tanto, el “gigante azul” todo apunta a que está de vuelta.

Y, lo cierto, es que el anuncio tiene todo el sentido del mundo, ya que por un lado se mantiene presente en un mercado muy importante -y que mantiene cierto crecimiento (dispositivos móviles)- y, por otro, lo hace con un arquitectura que ahora mismo ocupa el 90% del mencionado segmento. De esta forma, se posiciona en un lugar similar a que ocupan Qualcomm, MediaTek o Samsung, por poner un ejemplo. Y, todo esto, con la potencia de fabricación y desarrollo que tiene Intel.

portada intel

Google, Intel y Tag Heuer crearán el smartwatch que será el gran rival del Apple Watch

El futuro de esta decisión

Aparte de que ARM estará muy contenta. Ya que ha ganado las batallas y también la “guerra”, el acuerdo anunciado con Intel vislumbra consecuencias interesantes. La primera es que ahora la compañía dispone de armas para competir de tú a tú en un mercado muy competitivo. Y, además, cuenta con acuerdos globales con empresas como Apple. De esta forma, ver un iPhone o iPad con un SoC de Intel en su interior con arquitectura ARM no sería de extrañar en un futuro no muy lejano.

Intel y Apple ya están trabajando en el desarrollo del nuevo iPhone

Aparte, est abre la puerta a la llegada del fabricante al mercado de la realidad virtual, donde además, se ha anunciado en el mismo evento el denominado Project Alloy, que un dispositivo todo-en-uno que busca competir con los ya existentes, como por ejemplo las gafas Samsung Gear VR. También el acuerdo ofrece la posibilidad a Intel de dar pasos más decididos en lo que se denomina Internet de las Cosas (IoT), ya que la arquitectura de ARM ofrece opciones en estructura y consumo muy interesantes para ello.

Gafas de realidad virtual Projet Alloy de Intel

El caso es que parece bastante claro que Intel vuelve al mercado de la movilidad y lo hace con arquitectura de ARM (que no hace mucho ha sido comprada por SoftBank). En definitiva, se cumple con la vieja recomendación: si no puedes con tu enemigo, alíate con él. ¿Qué opináis?

Escrito por Iván Martín

Fuente > Bloomberg