Este phablet chino ofrecerá pantalla de 6 pulgadas y cuerpo de metal por 50 euros

Android

Los móviles chinos han sido siempre sinónimo de baratos. Aunque generalmente sigue siendo así, la industria china ha conseguido ofrecer en los últimos años mucha más calidad, y no sólo precio. Algunas compañías intentan rizar el rizo con propuestas como esta. Estamos ante un gran phablet chino de 6 pulgadas que además ofrece un diseño atractivo con cuerpo de metal. Y todo por poco más de 50 euros al cambio, la verdad que es difícil dar tanto por tan poco. Vamos a repasar sus características dignas de un gama media.

Los fabricantes chinos son cada vez más capaces de ofrecer terminales de interesantes características a un precio inmejorable. Es el caso de una firma semi desconocida, como es VKWorld, que ha anunciado que trabaja en el nuevo VKWorld T1, un phablet chino de 6 pulgadas con una ficha técnica de gama media y un precio de 50 euros. Repasando sus características, nos encontramos con un diseño exterior que poco tiene que envidiar a la gama premium de muchas marcas. El cuerpo unibody se fabricará en aluminio y los laterales de su pantalla ofrecerán una ligera curva.

vkworld t1 frontal

Sobre el hardware, el VKWorld T1 montará una pantalla de 6 pulgadas IPS y 2.5D Gorilla Glass de la que todavía no ha trascendido un dato tan importante como su resolución. El procesador será de cuatro núcleos, y tampoco se ha desvelado el modelo. La cámara de fotos es de 13 megapíxeles detrás mientras que delante montará un sensor de 5 megapíxeles. La memoria RAM es de 2GB mientas que el almacenamiento interno es de 16GB ampliables mediante tarjetas microSD. Este VKWorld T1 ofrecerá también compatibilidad con doble SIM. El nuevo phablet se ofrecerá en tres colores ya tradicionales en los terminales chinos, como son el gris, plata y dorado.

vkworld t1 color dorado

Pero sin duda, en base a lo que ofrece, lo mejor de este teléfono será su precio, porque la propia firma VKWorld ha desvelado que será inferior a 60 dólares, lo que nos da un coste aproximado al cambio de alrededor de 50 euros. Parece mentira que por este precio podamos tener un terminal con un aspecto tan premium y a la vez con unas características de hardware tan solventes, y que pueden engloblarlo dentro de la gama media más asequible del mercado Chino. Ya el hecho de tener una pantalla de 6 pulgadas junto a un cuerpo de metal y un par de gigas de RAM, dicen mucho de un teléfono que además tendrá un coste ridículo.

Quizás te interese:

Escrito por Jorge Sanz

Fuente > Gizmochina