Toma de contacto con el nuevo Samsung Galaxy A5 (2016)

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Android

Hoy mismo, como se acaba de anunciar, ha llegado el nuevo Samsung Galaxy A5 (2016) a España, acompañado en su lanzamiento por el Samsung Galaxy A3 (2016). Todos los precios y detalles de la venta de los equipos los tenéis en esta noticia pero ahora os vamos a comentar las primeras sensaciones que nos han transmitido el que viene a ser la referencia de la compañía en la gama media, el modelo de 5,2 pulgadas y resolución FullHD que estrena este diseño tan inspirado en el Samsung Galaxy S6.

La ficha técnica completa del Samsung Galaxy A5 (2016) la podéis consultar en nuestra base de datos y, después, os animamos a que la enfrentéis al resto de contrincantes en nuestro comparador de móviles ya que, este año desde este mes de enero, tiene un serio aspirante a convertirse en el gama media “premium” de referencia. Y es que no lo podemos negar, este nuevo terminal que aún está a la espera todavía de hacer uno de nuestros análisis a fondo, nos ha cautivado tanto por la estética como por el tacto.

Diseño

Y es que el estilo de estos nuevos Samsung Galaxy A5 (2016) no va a dejar indiferente a nadie. Como los Galaxy S6 tiene carcasas con dos cubiertas de cristal, la de la pantalla y también la trasera, protegidas por Gorilla Glass para mejorar su durabilidad. Alrededor del equipo encontramos un marco de aluminio anodizado a juego con el color predominante (blanco, negro y dorado – aún no hay noticias de si en España también saldrá el Rose Gold) y que se encuentra a medio camino entre las redondeces de los flagship de 2015 de la marca y el estilo “plano” de la serie A del año pasado.

El cambio del plástico a estos materiales, es sin duda, el punto clave de los equipos que tienen un tacto suave y sedoso. Además, tanto en la pantalla como en el cristal posterior, los bordes están tratados y redondeados, con un acabado 2.5D que se está empezando a imponer en el mercado y que da una sensación de continuidad a todo el equipo.

Rendimiento

El equipo ofrece un completo procesador octa-core a 1,5 Ghz, no es otro que un Exynos 7 Octa 7580, que llega acompañado de 2GB de RAM y 16 GB para el almacenamiento, ampliables con tarjetas microSD de 128 GB. Cómo podéis ver a continuación en el vídeo que os mostramos, el sistema que es aún Android 5.1 Lollipop – con actualización garantizada a 6.0 Marshmallow – el sistema se mueve sin problemas, de forma fluida y sin cortes.

Cámara

Este es otro punto muy destacable del equipo. No sólo cuenta con modo automático y profesional en su cámara, tiene un sensor de 13 megapíxeles con una lente de apertura f/1.9, un detalle que se repite también en la cámara frontal a pesar de que esta tiene sólo 5 MP. Además, la principal está acompañada de un sistema de estabilización óptico de la imagen (OIS). Algo que es es muy importante tanto para evitar fotos borrosas como a la hora de tomar vídeos en los que se eliminan las vibraciones.

Software

Cuenta con Android 5.1 Lollipop de serie, el mismo interfaz TouchWiz que hemos visto actualizarse en el resto del catálogo de Samsung, con sus puntos positivos y negativos. Lo bueno es que la actualización a Marshmallow está garantizada, ahora queda ver si estarán en las primeras rondas que llegarán tras el lanzamiento del Samsung Galaxy S7 o no.

Conectividad y batería

Evidentemente, estos son dos aspectos que necesitan de un estudio más amplio. A priori contamos con una batería de 2.900 mAh, lo que viendo las prestaciones del equipo nos puede asegurar más de un día de funcionamiento sin problemas – tendremos que verificar que esto es así -. No se puede cambiar, como sí ocurría en otros terminales de la marca debido al nuevo diseño de carcasas estancas de cristal.

 

Por otra parte, es un equipo con toda la conectividad que se puede esperar a estas alturas (WiFi n, Bluetooth 4.1 o NFC) además de ofrecer LTE Cat 6, con lo que podemos alcanzar descargas de hasta 350 mbps en redes 4G. Es por tanto un terminal que ofrece tremendas garantías en este aspecto.

Conclusiones

La primera sensación es que estamos ante uno de los colosos de la gama media – que quizás solo sea superado por su propio “hermano” en este mismo segmento, el Samsung Galaxy A9. Tiene un rendimiento muy competente, adapado al segmento que se dirige, un precio de 429 euros que nos parece contenido – y que será protagonista en muchas ofertas de los operadores en las próximas semanas – y sobre todo un diseño que realmente no es de gama media, sino de una muy superior que entra por los ojos y se disfruta con el tacto.