El Samsung Galaxy Mega On aparece en un benchmark para confirmar parte de su hardware

Escrito por José Luis
Android

Aunque Samsung ha atemperado sus impulsos y en este año 2015 ha limitado bastante la cantidad de lanzamientos respecto de años anteriores, no quita para que vaya alimentando de dispositivos otras gamas que no sean, por sistema, los de mayor rango y precio. Así que le toca el turno a una apuesta por la clase media, por los terminales más económicos (que no baratos).

Y desde que en 2013 (en España y oficialmente) lanzó al mercado sus Galaxy Mega con dos modelos, uno con 5,8 y otro con 6,3 pulgadas, los coreanos no habían alimentado de terminales a ese segmento intermedio de usuarios que no están por la labor de gastarse 700, 800 ó 900 euros en un dispositivo. Ahora, hemos tenido noticias de que un heredero de esos terminales (y del Galaxy Mega 2 de 2014) está en camino.

Pasando algunas pruebas

El dispositivo en cuestión ha sido avistado en las páginas de resultados de Geekbench 3 donde un terminal con número de modelo SM-G6000 ha pasado las pruebas sin ofrecer unos datos demasiado buenos y confirmando algunas pistas que ya se esperaban sobre el hardware que va a montar.

Concretamente, este Galaxy Mega On que se ha venido rumoreando que va a llegar al mercado, podría contar con un procesador Qualcomm Snadragon 415 (placa MSM8916) de 64 bits, quad-core a 1,4 GHz. Además, la cantidad de memoria RAM que vendría con él no sería precisamente para tirar cohetes y podría quedarse en apenas 1GB.

Benchmark del Galaxy Mega On de Samsung

Un phablet ‘entrada de gama’

Con estos datos, más otros que ya se conocen, dejan bien a las claras que Samsung va a querer competir en el segmento de los dispositivos con pantallas grandes pero rendimiento muy, muy ajustado. Tanto es así que el panel no volverá a acercarse a las 6 pulgadas (como el modelo mayor de 2013) sino que va a quedarse entre las 5,5 y las 5,7, que es el estándar de los coreanos para sus Galaxy Note y Galaxy S6 edge+. El resto de specs son pantalla HD, es decir, 1.280×720 pixels de resolución, ese giga de RAM que ya os contábamos antes y que van a condicionar seriamente el rendimiento del terminal, 8GB de almacenamiento interno ampliables vía microSD, cámara de 13MP y otra frontal de 5 para selfies.

Con este muestrario de datos, faltaría por comprobar el diseño al que van a recurrir porque existe interés por conocer cuál es el camino que seguirá en este sentido Samsung cuando no hay de por medio un modelo premium. ¿Regresada a los materiales de siempre? ¿Qué os parece este Galaxy Mega On? Contadnos.

También te puede interesar…