Diferencias entre el Force Touch del Apple Watch y el 3D Touch del iPhone 6s

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Huawei quiso tomar la delantera en la pasada IFA 2015 de Berlín sacándose de la manga un Huawei Mate S Luxury Edition con pantalla Force Touch, la primera sensible al mercado en un móvil pero lo cierto es que es algo que ya habíamos visto en los Apple Watch y Macbooks. Este movimiento fue visto por muchos como una forma de robar protagonismo a los teléfonos de Cupertino, que por entonces se seguía rumoreando que aplicaría una tecnología similar pero finalmente lo que ha lanzado la de Cupertino es el 3D Touch, que cambia de nombre y no por casualidad, ya que hay alguna que otra diferencia importante con lo que mostró la marca china.

Antes de continuar hay que señalar que el 3D Touch del iPhone 6s y 6s Plus está presente en todos los modelos de los teléfonos de Apple mientras que el Force Touch sólo aparece en el terminal más completo de Huawei, el de 128 GB también llamado Luxury Edition, por lo que ahí tenemos la primera diferencia. Además de que no podemos olvidar que Apple ya tenía experiencia dado que sus relojes Apple Watch cuentan con pantallas de este tipo además de estar presente en los trackpad de los Macbook.

Con ganas de probar uno y otro al mismo tiempo, lo cierto es que, como señalan en MacWorld, que ya han tenido esa posibilidad, estamos ante dos cosas muy diferente. Se puede decir que 3D Touch es la evolución de Force Touch. Si la tecnología Force Touch reconoce la presión que se ejerce en un punto de la pantalla, lo que ha añadido Apple es un concepto multi-táctil a este elemento, dando “vida” a cualquier icono y pudiendo interactuar con ellos de forma diferente con Peek y Pop, el nombre con el que se resumen sus dos acciones.

3D Touch teardown

Profundizando más en lo que caracteriza a cada tecnología, ambas tecnologías giran en torno a una serie de sensores de presión y, en concreto si hablamos sólo del terreno de Apple, a su “Taptic Engine”. Esto hace que se ejerza una fuerza similar a la que estamos haciendo, para tener esa sensación de que estamos pulsando un botón.

Por su parte, 3D Touch no solo detecta la presión sino varios niveles a los que podemos asociar acciones. En estos momentos se puede pensar que ambas tecnologías hacen lo mismo, pero la realidad es que 3D Touch abre un nuevo campo aún inexplorado para los desarrolladores donde pueden hacer que “toquemos” las pantallas como hasta ahora no lo hemos hecho.

También te puede interesar…