Telegram acusa a LINE de echarlos de Google Play y ahora sufre un ataque DDoS en Asia

software

Se avecina una curiosa polémica entre dos de los rivales más notables de WhatsApp. Y es que parece que se ha iniciado una suerte de “guerra sucia” entre LINE y Telegram, destapada por el CEO de la empresa rusa, que ha anunciado en su cuenta de Twitter hace apenas unos minutos que el servicio de mensajería japonés ha conseguido “echarlos” de Google Play, a lo que ha seguido un ataque DDoS.

Pavel Durov, CEO y creador de Telegram ha hecho una curiosa declaración en Twitter que ha despertado todas las alarmas. Según el máximo responsable de la aplicación de mensajería que lleva la seguridad por bandera, los japonenes de LINE les han conseguido echar durante unas horas de Google Play.

Además, el servicio de la compañía está caído precisamente en la zona de mayor influencia de LINE, el sudeste asíático y llega hasta India por un ataque de denegación de servicio o, como también se conoce, DDoS. Estos ataques se caracterizan por un masivo envío de peticiones a los servidores de una compañía que hace que se colapsen y se apaguen. En este caso, provoca que no se pueda utilizar el servicio de envío de mensajes de la empresa rusa, algo que aún siguen trabajando para resolver.

Durov no ha querido perder la oportunidad, y de una situación tan complicada, después de apuntar con el dedo a uno de sus rivales en concreto, ha dejado un nuevo mensaje hace apenas media hora – al tiempo de escribir este texto -.

https://twitter.com/durov/status/619501642199793665

El CEO de Telegram saca pecho de un crecimiento que ha triplicado la actividad de sus usuarios en los últimos dos meses y, aunque veladamente, deja una acusación en la red social de sus sospechas de quien puede estar detrás de toda esta situación que están sufriendo en la compañía.

El pasado mes de mayo, durante las jornadas Techcruch Disrupt, el propio Durov daba cifras de la empresa en la que hay 62 millones de usuarios activos mensuales, un crecimiento de 12 millones frente a los 50 millones que tenía en diciembre. Está todavía lejos de los 800 millones de usuarios activos mensuales de WhatsApp y aún lejos de ser una amenaza para quien ha sido señalado como el causante de sus problemas, LINE, que en su última nota de resultados anunciaba que tenía 205 millones de usuarios activos mensuales.

Qué pensáis ¿ha aprovechado Durov un caso puntual para atacar a la competencia? ¿Creéis que LINE teme de veras a Telegram como para montar esto?

También puede interesarte…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)