Apple Music se rinde y cede a las presiones de Taylor Swift y otros artistas

Apple

Apple ha cedido, esto podría ser un precedente inaudito en la historia de la compañía que impuso con mano de hierro las condiciones de iTunes, que también levantó Jimmy Lovine pero con el respaldo de Steve Jobs. Al final pagará a los artistas sus royalties durante los tres primeros meses de funcionamiento de Apple Music cuando será gratis para todos los usuarios.

Apple ha tenido que hincar la rodilla por el peligro de quedarse con un catálogo realmente reducido para el lanzamiento de su servicio de streaming. Tanto Taylor Swift, que todavía no está claro que su superventas “1989” o alguno de sus discos vayan a estar en la plataforma de Apple, como no lo está en Spotify, y otros artistas agrupados bajo el conglomerado Beggars Club – que recoje los sellos que representan a  Adele, The Cult, Vampire Weekend, White Stripes, Gary Numan, Basement Jaxx, Radiohead, The Strokes, Queens of the Stone Age, The Cocteau Twins, Lou Reed y muchos más – habían denunciado que la compañía de Cupertino no iba a pagar los royalties correspondientes a la reproducción de su música durante tres meses.

taylor swift apple

Y es que estos primeros tres meses son el periodo de gracia que ha dado Apple Music a sus usuarios y que empezado este 29 de junio, podrán usar el servicio sin coste alguno. Esto no es sino un movimiento de la compañía para crear una base de usuarios suficiente que, tras este periodo, se apunten al servicio que va a ser de pago. Si bien esta característica fue destacada por los artistas, la de que no iban a recibir el pago de sus derechos durante este tiempo se establecía como una línea roja para entrar en Apple Music.

Eddie Cue, quien ahora dirige el negocio musical de Apple ha sido el que, en un medio totalmente atípico para la compañía de Cupertino, es decir, en Twitter, desvelaba que la compañía de la manzana mordida había cambiado de decisión.

Y además, para intentar lograr algo más de repercusión, lanzaba un dardo de reconciliación para Taylor Swift y el resto de los artistas que habían denunciado esto.

En especial sería una victoria de la compañía fundada por Steve Jobs conseguir que Swift, cuyos representantes ya han avisado que no ofrecerá su música ni en Apple Music u otros servicios de streaming en el futuro – a no ser que cambien las condiciones -. Es la artista con el disco más vendido de 2014 y lo que va de 2015 y, en estos momentos, la cabeza de lanza de una industria que se enfrenta a un cambio en el modelo de negocio en el que, parece, han ganado la primera batalla ante el rival que, a priori, se presentaba como más temible.

También te puede interesar…

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)