¿Cuánto cuesta fabricar un Samsung Galaxy S6 Edge? Más que un iPhone 6 según IHS

Samsung

El Samsung Galaxy S6 Edge ya ha llegado al mercado y en consecuencia han empezado a aparecer numerosos vídeos en los que muestran cómo desmontar todas y cada una de las piezas del terminal. Sin embargo, IHS ha ido más allá al estimar el coste de producción del smartphone, una conclusión de la que se extrae que es el Samsung Galaxy más caro de la historia de la compañía y supera incluso el coste de fabricación de un iPhone 6 Plus. ¿Cuánto cuesta en realidad ensamblar un Samsung Galaxy S6 Edge? A continuación te ofrecemos el desglose del precio.

El elevado coste que adquieren los smartphones de alta gama propicia que salgan a la luz estudios que intentan calcular de una forma aproximada qué costes genera para un fabricante la construcción de un dispositivo de este calibre. Ha sucedido durante años con los tope de gama de la práctica totalidad de las marcas punteras y no iba a ser menos con Samsung y su recién presentado Samsung Galaxy S6 Edge.

Rozando el límite de los 300 dólares

A diferencia de otros desmontajes, el que ha realizado IHS Inc, una firma de investigación de mercados, se un tanto especial. Realmente en análisis ha sido avanzado por el portal ReCode, dado que la firma de investigación aún no lo ha hecho público. En cualquier caso, se han filtrado los datos principales más destacados, suficientes para poner de manifiesto que el coste de fabricación y montaje del último smartphone de los surcoreanos se eleva hasta los 290 dólares, unos 272 euros al cambio. Esta cifra pone de manifiesto que el Galaxy S6 Edge se coloca como el modelo más caro de producir en toda la historia de la compañía. Y es que supone un extra de unos 35 dólares respecto al coste estimado del Samsung Galaxy S5 el año pasado. A modo comparativo es imposible no echar un vistazo a la competencia, donde el iPhone 6 se estima que le vale a Apple unos 247 dólares frente a los 263 dólares del iPhone 6. Cabe destacar que todos los datos son los referidos a las respectivas versiones con 64 GB de memoria interna.

Precio por componentes

No cabe la menor duda, y no hacen falta muchos análisis para saber a ciencia cierta que la pantalla resulta ser la pieza más costosa. Ahora los chicos de IHS, a través de sus informadores y datos sobre el precio por componente acorde al volumen del pedido, determinan que el display Super AMOLED curvo por ambos lados tiene un coste de 85 dólares.  El segundo componente más costoso es el procesador. El Samsung Exynos 7 Octa de ocho núcleos con proceso de fabricación en 14 nanómetros (el único junto a Intel) tiene un precio unitario de 29.50 dólares. En cuanto al módulo de 3 GB de memoria RAM, la primera también en un móvil del tipo DDR4, se va hasta los 27 dólares. Por su parte, la memoria interna de 64 GB con tecnología UFS 2.0 supone un añadido de 25 dólares. En cuanto al módem LTE de categoría 6, suma otros 15 dólares más. El resto se lo debemos al proceso de ensamblaje y otros materiales y gastos procedentes de la fabricación.Componentes del Samsung Galaxy S6 Edge

Otras consideraciones

Por tanto, si calculásemos la diferencia entre el coste de fabricación y coste del producto en el mercado, extraeríamos que existen una diferencia de costes elevada. No obstante, es imposible valorar a ciencia cierta cuáles son las ganancias netas que el fabricante se embolsa por cada unidad vendida. Y es que a esa diferencia también debemos restar gastos de otro tipo que son difícilmente cuantificables. Nos referimos al presupuesto que la firma ha destinado a adaptar la línea de producción para producir la carcasa de aluminio, así como las pantallas curvas, entre otras inversiones en maquinaria. Tampoco podemos olvidarnos del proyecto de diseño y desarrollo, que conlleva unos gastos elevados o el gasto de personal. Habría que sumar también, entre otros, los costes de publicidad y distribución. En definitiva, una ecuación difícil de calcular y que solo el departamento de contabilidad de la firma sabrá con cierta exactitud, algo que no podemos calcular a partir del beneficio bruto que genera la venta del Samsung Galaxy S6 Edge una vez restados los costes de fabricación, aproximados igualmente.

No olvides que puedes echar un vistazo a la prueba a fondo del Samsung Galaxy S6 Edge publicada hace unos días.

Fuente: Androidheadlines

Escrito por Víctor Rodríguez