La luz infrarroja permitirá cargar varios móviles incluso en movimiento

Escrito por José López
Generales

La carga inalámbrica necesita actualmente de un soporte o un cargador “especial” donde debe posarse el dispositivo. Además, esto implica que mientras se está cargando, no puede ser separado del soporte en cuestión ya que la carga se interrumpe. ¿Y si la próxima generación de cargadores inalámbricos se basara tan solo en la luz? Esto es lo que defiende Wi-Charge, una nueva tecnología cuyas primeras pruebas están funcionando prácticamente a la perfección.

La luz, incluyendo la luz infrarroja en el caso que nos ocupa, dentro de poco nos permitirá enviar y recibir datos gracias a la tecnología LiFi, pero también nos permitirá cargar nuestros dispositivos mientras nos movemos, todo ello de forma inalámbrica. La tecnología implementada en Wi-Charge y creada por una start-up, permite que un smartphone o cualquier otro dispositivo se pueda cargar mientras nos movemos (o en cualquier parte de la habitación) gracias a un transmisor de luz infrarroja colocado en el techo o pared.

Según la compañía, se pueden entregar hasta 10 vatios en un  área de más de 9 metros cuadrados, siendo posible cargar uno o múltiples dispositivos. Además, al tratarse de luz infrarroja, no existe ningún riesgo para la salud  y de esta forma podremos tener una batería prácticamente ilimitada si nos encontramos en nuestro hogar en cualquier lugar donde esté implementada esta tecnología. Por ahora, claro está, lo único que se necesita es un receptor que reciba la luz infrarroja y la “convierta” en electricidad para el smartphone, además claro está, del transmisor del techo –éste último costará entre 50 y 100 dólares, prácticamente un máximo de 100 euros al cambio-.

Wi-Charge-smartphone-2

El receptor para smartphone actualmente se encuentra en desarrollo (y es lo que se puede ver en las imágenes), pero lo cierto es que se espera que en un futuro se pueda integrar directamente en el interior de los dispositivos –algo relativamente sencillo si las compañías están interesadas-. No obstante, las pruebas realizadas con otros productos como cámaras IP y sensores inteligentes han dado buenos resultados. Tal y como apuntan en CNET, las demostraciones realizadas funcionaron correctamente, pudiendo mover el teléfono mientras se carga automáticamente de manera inalámbrica.

Wi-Charge-smartphone-3

Wi-Charge es “casi” una realidad, aunque el camino es largo. La compañía espera que en la primera mitad de 2016 se comience la venta de sus primeros transmisores, que se colocarían directamente en el enchufe de una pared. Los productos móviles como los que aparecen en las imágenes deberían llegar en la primera mitad de 2017 como carcasas o componentes extraíbles.


Continúa leyendo

Comentarios

3 comentarios
  1. Anónimo 29 Mar, 15 16:12

    Mierda

    0
    1. Anónimo 01 Abr, 15 22:18

      Indeed

      0
  2. Anónimo 14 Abr, 15 10:39

    El cargador del celular debe tener receptores de infrarrojos en varias partes, no sólo en una pequeña parte del frente, ya que uno puede poner boca abajo el aparato sin darse cuenta y en ese caso no recibe la luz infrarroja y por tanto no se cargaría la batería.

    0