Comienza la quiniela del iPhone 6s ¿cuánto de todo esto se hará realidad?

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Apple

Aunque ya se ha comentado algún que otro posible detalle, que tiene visos de ser poco sostenible, el primer informe desde la cadena de producción asiática establece las que serán unos de los primeros rumores que irán configurando la ficha técnica, o al menos la que desearían muchos, del iPhone 6s de cara a su lanzamiento en septiembre. Sin embargo ¿cuanto de esto puede hacerse realidad?

El interés de los smartphones de Apple provoca que casi nueve meses ante de que salgan al mercado estemos hablando ya de ellos. Fuentes de la industria, filtraciones desde la cadena de producción, aún nos queda un largo camino para conocer que se esconde detrás de los teléfonos que en septiembre, Tim Cook y compañía presentarán en California.

Doble óptica y sensor de presión sanguínea

Hace un par de días se comentaban dos opciones bastante peregrinas, que otorgaban al iPhone 6s una cámara con doble óptica y un sensor de presión sanguínea, esto último algo más propio de un wearable. Pero hoy tenemos ya desde Asia uno de los primeros informes que llegan, como siempre, con el peso que le queramos dar.

Popularidad del iPhone 6

2 GB de memoria RAM LPDDR4

En ellos se indica que Apple dotaría al iPhone 6s, ya que no cambiaría su diseño, de mejores prestaciones y entre ellas de 2 GB de RAM pero ya con tecnología LPDDR4. El actual iPhone 6, siempre desde fuentes oficiosas porque Apple no ha confirmado ni desmentido nada, tiene 1 GB de RAM LPDDR3. Esta nueva tecnología permitiría duplicar el ancho de banda para el proceso a los 34 Gbps sin consumir más energía. El único problema es un 35% más cara y su producción está salpicada de problemas en Micron, el proveedor que se encargaría de suministrárselas a Apple. Después del caso de las memorias flash de 128 GB inestables, las razones de Apple para dudar sobre si utilizar estos módulos o no son comprensibles.

Y la vuelta de la pantalla de cristal de zafiro

Por otra parte, un segundo informe recupera el tema más manido en 2014 sobre los smartphones de Apple, el cristal de zafiro. Descartado para el iPhone 6 y aplicado para el Apple Watch, se vuelve a asegurar que en Cupertino están empeñados en encontrar la forma de utilizarlo para la pantalla del iPhone 6s y que ya habrían dado con la clave. De nuevo, como en el caso de la memoria, este elemento encarecería la producción.

Como es habitual, la realidad es que nada de todo esto es aún seguro. Que Apple aumentará las prestaciones de sus siguientes smartphones es evidente pero ¿serán todos estos rumores realidad? Al menos hasta septiembre, podemos ir haciendo nuestra quiniela ¿cúal es la vuestra? ¿que creéis que ofrecerá realmente el próximo iPhone 6s?

Fuente: GforGames