Samsung recupera ventas en el tercer trimestre pero los ingresos siguen bajando

Samsung

Aún desde su sólida posición como fabricante líder por ventas y facturación, Samsung no puede ver el 2014 como uno de sus años ya que la presión de la competencia en Android, con marcas que están empujando mucho sobre todo en Asia, y el parón del mercado de tablets está siendo acusado en sus resultados que si bien recuperan ventas con sus últimos lanzamientos, continúan con unos beneficios en retirada.

Cuando se habla de resultados siempre se suelen echar manos a la cabeza los más agoreros hablando de “perdidas” o “desplome”. A Samsung no le están saliendo las cosas bien en 2014, o al menos tan bien como el año pasado pero sigue manteniéndose al frente del mercado y sus cifras, aunque menores, siguen siendo positivas.

Samsung-Galaxy-Note-4-iPhone-6-Plus

Sin embargo, la tendencia es descendente y preocupante

Como ya predecía en su ajuste de resultados, Samsung en el tercer trimestre del año vuelve a ver como sus beneficios descienden, a pesar de contar con un repunte en las ventas de smartphones gracias a lanzamientos como el Samsung Galaxy Alpha. Sin embargo, es precisamente esta división una de las que peores trayectorias lleva en los últimos meses y que en el último trimestre le ha generado cerca de 17.700 millones de euros de facturación (23,52 billones de wons surcoreanos), cifra que supone un nuevo revés y un 15% menos de lo obtenido en el segundo trimestre del año. Como comparación con el año pasado, en este mismo periodo las ventas alcanzaban cerca de 27.000 millones de euros al cambio.

samsung-sales

Estas cifras de facturación, por otra parte, contrastan con el número de terminales vendidos que aumentó en este tercer trimestre, lo que hace pensar que las gamas medias y bajas tuvieron mucho que ver en este sentido. El beneficio antes de impuestos de la compañía, al igual que la cifra de ventas de smartphones, también se resentía alcanzado los 47,45 billones de wons, lo que se acerca a los 35.000 millones de euros, bastante menos de los cerca de 44.500 millones de euros que obtenía en 2013. El beneficio neto también ha caído en el ultimo trimestre con unos 3.600 millones de euros frente a los 5.400 millones de euros en 2013 para el tercer trimestre.

 

El Galaxy Note 4 y los nuevos Serie A, la última carta de Samsung en 2014

El último cuarto de año se presenta aún más clave para la empresa coreana, que ya asumía a mediados de año que la cosa no funcionaba, tiene todas sus esperanzas puestas en que el Samsung Galaxy Note 4 mejore las ventas de su antecesor, el Galaxy Note 3. Lo cierto es que lo tiene difícil porque el anterior phablet de la empresa ha sido uno de sus productos más exitosos y es difícil que quien lo tiene vea la necesidad de la renovación de su equipo. Mientras tanto, en 2014 hemos visto el surgimiento, con más fuerza que nunca, de marcas chinas como Xiaomi, Oppo y Meizu que están apretando mucho la competición a Samsung en su país de origen. Precisamente Xiaomi ya es el tercer fabricante de smartphones del mundo y es probable que en 2015, si todo va como se prevé, de el salto internacional.

Fuente: Samsung

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)