Samsung se pronuncia sobre las deformaciones de la carcasa del Samsung Galaxy Tab S

Escrito por Víctor Rodríguez
Tablet

Tras el lanzamiento comercial de las nuevas tabletas Samsung Galaxy Tab S, hace escasos días comenzaban a aparecer en Internet fotos del modelo con pantalla de 8.4 pulgadas en las que se podía apreciar que la carcasa trasera presentaba deformaciones. Rápidamente se extendía la hipótesis de que este problema podría haber sido causado por un excesivo calentamiento del procesador que, a su vez, producía ese efecto ondulado en la tapa trasera. Hoy Samsung ha querido hacer un comunicado en el que desmiente el rumor y además ofrece detalles al respecto.

Las nuevas Samsung Galaxy Tab S, tanto la versión con pantalla de 8.4 y 10.5 pulgadas, no solo destacaron desde el primer día por la variedad de colores que reproduce el display. También impresionaron por el delgado grosor de sus carcasas. Concretamente, la marca registraba una cota de 6.6 milímetros. Sin embargo, la fina carcasa del modelo más compacto parece presentar ciertas deformidades en su superficie.

Sin embargo, tan impresionante diseño y delgadez se ha vuelto en contra de la compañía, al menos después de que ciertas unidades del modelo más reducido empezasen a presentar  ciertos bultos en la carcasa. Ante este imprevisto, los usuarios afectados no tardaron mucho en hacerse eco del problema en los distintos foros de Internet. La reacción de muchos no se hizo esperar, que iniciaron una serie de críticas sobre las posibles causas del problema. Precisamente el factor de tamaño -un perfil tan delgado- del tablet ha sido objeto de críticas ya que muchos alegaron que Samsung no tuvo en cuenta el diseño interno de la placa a la hora de disipar el calor generado por el procesador. Por tanto, la conclusión a la que se llegaba es que los plásticos adquirían esas formas irregulares por un problema de sobrecalentamiento.Carcasa de la Samsung Galaxy Tab S

Tras los rumores y difusión de la noticia, Samsung ha querido salir a la palestra y defenderse. Tal y como recogen en AndroidCentral, la compañía desmiente que las deformaciones presentes en la carcasa de la Samsung Galaxy Tab S 8.4 tan solo se han producido en un lote reducido de este modelo. Además, los surcoreanos especifican que el problema no radica en un sobrecalentamiento del procesador ni por la utilización de materiales plásticos, lo cual podría dar pie a pensar en una partida de carcasas defectuosas, sin más.

De cara a los afectados, Samsung se dirige a los consumidores recomendándoles que contacten con el servicio de atención al cliente para solucionar el problema, suponemos con la sustitución del modelo afectado por una unidad que no presente este inconveniente.

Fuente: AndroidCentral