Samsung se centrará en seguridad biométrica, también para la gama baja

Samsung

El actual líder en tecnología de consumo, Samsung, ha comenzado este año 2014 con un éxito abrumador a nivel de ventas de dispositivos móviles y su buque insignia para esta generación, el Samsung Galaxy S5, ya han superado en un 10% las del Samsung Galaxy S4 de anterior generación. Sin embargo, y aunque acabe de ser estrenada la nueva generación de dispositivos en el mercado, la compañía surcoreana comienza ya a fijar objetivos y estrategias de cara al próximo año -y próxima generación. Y según lo que la compañía trasmite a sus socios e inversores, los sensores biométricos serían uno de los principales focos de desarrollo para nuevos terminales. En este campo, se destaca la mención a terminales de gama baja, y también las referencias a sensores biométricos para el ojo humano, concretamente el iris.

El Samsung Galaxy S5 de la compañía surcoreana ha servido para demostrar que, aunque se empeñaron en tratar de convencernos en que tenían un desinterés completo en los sensores biométricos, este componente de hardware es una tendencia de mercado que satisface una demanda creciente de seguridad para los usuarios, una búsqueda en favor de la privacidad y, por otra parte, una lucha contra los robos de teléfonos inteligentes y tabletas. Así, Samsung no sólo no ha sido el único fabricante que ha incorporado esta tecnología orientada a las huellas digitales, sino que en primer lugar lo hizo Apple con el sensor Touch ID de su iPhone 5s y seguido continuó HTC con el HTC One max acrecentando la tendencia y los modelos con dicha tecnología. No obstante, anterior al lanzamiento del Samsung Galaxy S5 pudimos ver una primera patente de Samsung desvelando una tecnología orientada a la identificación del usuario a través de su iris. Aunque finalmente no se incluyó en el Samsung Galaxy S5, sí es cierto que con este nuevo modelo el fabricante surcoreano nos ha demostrado su interés y dedicación por los sensores biométricos, y no sólo de un único tipo.

cuerpo samsung bio

Samsung persigue introducir sensores biométricos en la gama baja de telefonía

En los últimos meses hemos visto como distintos fabricantes han lanzado modelos de teléfono inteligente de las gamas baja y media con componentes de hardware más avanzados y, por otra parte, precios más ajustados. Así, Motorola nos sorprendió con un Moto G orientado a la gama media y, posteriormente, con el Motorola Moto E que llega directamente a la gama básica o de entrada. Es necesaria esta introducción para comprender que, aunque los terminales inferiores a la gama alta están tomando novedades interesantes y están evolucionando de forma rápida, uno de los campos que no se están desarrollando a tal velocidad es la seguridad, precisamente donde Samsung, al parecer, estaría encontrando su próximo negocio a explotar. No obstante, también hay que señalar que en el caso de los actuales sensores biométricos para huellas digitales, Samsung ha incorporado una tecnología similar a la de Apple, pero con algunas carencias que pueden dejar la seguridad -el foco principal por el que se incorpora esta tecnología- en el punto de mira.

Por lo tanto, lo que se extrae de nuestra fuente es que, según las declaraciones propias de Samsung, el fabricante estaría especialmente interesado, de cara a la próxima generación, mantener en el mercado dos tecnologías en torno a los sensores biométricos. En primer lugar continuarían con el desarrollo y la implementación de los sensores biométricos para huellas digitales, como el del Samsung Galaxy S5. Y por otro lado, se continuaría por la incorporación de un segundo tipo de sensor biométrico para el iris, el cual parece sería más seguro y fiable, además de no requerir del uso, siquiera, de nuestras manos.

cuerpo iris samsung

Mantener el liderazgo en el mercado, ¿más difícil aún que alcanzarlo?

El reto del fabricante surcoreano de cara a la próxima generación es, una vez más, mantenerse como “cabeza de lista” en las gráficas de ventas que actualmente les sitúan como líderes en tecnología de consumo. Aunque la gama alta de la telefonía móvil es, sin duda, de gran importancia en el mercado, no es sino el resto de su catálogo el que ha colocado a Samsung en esta posición de evidente liderazgo con respecto a sus competidores. Así, vemos cómo Apple, con tan solo dos modelos de teléfono inteligente, continúa batiendo récords de ventas cada año, pero no logra alcanzar los niveles de la surcoreana por un motivo evidente: la diversificación de producto.

Y es que, además de ofrecer a los usuarios un catálogo más holgado de productos, también tiene como consumidores al resto de fabricantes de teléfonos inteligentes que demandan memorias flash, chipsets, memorias RAM, flashes (para la cámara principal) y otro tipo de componentes de hardware. Y con este segundo punto se vería aún más justificado el hecho de que Samsung tenga claras intenciones de desarrollar tecnología biométrica, concretamente sensores biométricos que no sólo son económicos, sino que son realmente eficaces como mecanismos de seguridad de cara a proteger la privacidad de los usuarios y no ver comprometidos sus documentos y archivos cuando se produce un robo o pérdida del teléfono inteligente o tableta.

Lo que no queda claro tras las declaraciones, sin embargo, es si Samsung tiene intención de incorporar este tipo de tecnología a otros dispositivos que también están presentando una demanda creciente: los wearables. Este sector, como hemos comentado anteriormente, contempla relojes inteligentes, así como pulseras inteligentes y otros dispositivos de aún mayor movilidad. Y en este sentido, cabe destacar que hoy mismo se ha conocido que Samsung ha puesto “en la calle” el 71 % de los productos vendidos hasta la fecha.

Fuente: 9to5google.com

Escrito por Carlos González Villamil