El Samsung Galaxy S5 Active deja al descubierto sus características en un benchmark

Samsung

A pesar de que el propio Samsung Galaxy S5 es resistente al agua, los surcoreanos tienen pensado lanzar otra versión, tal vez con carcasa más duradera y más resistente a los líquidos. Es el Samsung Galaxy S5 Active, modelo que conocemos por la referencia SM-G870 y que ahora deja rastro de sus características en un test de rendimiento como es GFXBench.

La versión premium del Samsung Galaxy S5, el S5 Prime, ha acaparado gran parte del interés del sector, aunque no será la única novedad destacada para los próximos meses. Y es que parece ser que Samsung está dispuesta a seguir aprovechando el filón de la denominación Galaxy S5 con distintas versiones del modelo. Según las últimas filtraciones, la firma asiática tendría puesto el punto de mira en el Samsung Galaxy S5 Active, una versión del modelo original que destacaría sobre el resto por su carcasa resistente al agua y muy posiblemente más fuerte y duradera frente a caídas y otro tipo de agresiones.

Otra variante más del S5 que reaparece ante los medios

Este podría ser el motivo que habría llevado a Samsung al diseño de otra variante que actualmente ya ha sido identificado bajo la referencia SM-G870. De hecho, esta denominación a nivel interno ya ha quedado registrada en la plataforma de GFXBench, una prueba de rendimiento donde habrían quedado reflejadas las principales características técnicas del smartphone.

Tal y como muestra el propio test y la captura adjunta, el Samsung Galaxy S5 Active estaría provisto de una pantalla multitáctil con resolución FullHD y un tamaño de 5.2 pulgadas. Este detalle técnico sería a priori una de las diferencias más notables respecto a la versión original, con display de 5.1 pulgadas.Caracteristicas del Samsung Galaxy S5 Active

Características, aunque con matices y errores

Otro de los detalles técnicos está relacionado con el procesador. Según GFXBench, el dispositivo contaría con una CPU Qualcomm Snapdragon 800 a 2.5 GHz y GPU Adreno 330. No obstante, y lejos de lo que refleja el test de rendimiento, este dato sería una lectura errónea de la aplicación ya que la frecuencia de trabajo tan elevada tan solo podría deberse a que el Samsung Galaxy S5 Active en realidad dispone de un chip Qualcomm Snapdragon 801, aunque no ha sido posible su registro correctamente. En cuanto a la memoria RAM, el dispositivo contaría con 2 GB, lo mismo que el S5 original. También aparece la memoria interna del equipo, posiblemente un módulo de memoria flash de 16 GB aunque el sistema tan solo detecta 11 GB , posiblemente los que ofrezca el equipo a los usuarios por defecto.

Otro de los detalles ofrecidos por GFXBench sería la resolución de las cámaras frontal y trasera. En cuanto a la primera, el S5 Active contaría con un sensor de dos megapíxeles. En lo que respecta a la cámara principal, el test de rendimiento marca que el equipo dispone de una cámara de 15 megapíxeles. No obstante, este parámetro vuelve a ser un error de lectura de la aplicación ya que el modelo en realidad tendría sensor de 16 megapíxeles (hecho que constata la resolución ofrecida en píxeles por la plataforma (5312 x 2988).

Por tanto, todo indica que las especificaciones y características del Samsung Galaxy S5 Active, modelo identificado con la referencia SM-G870, serán muy parecidas a las ofrecidas por el teléfono original. Como ya hemos dicho,  priori el principal cambio vendría determinado por el tamaño de la pantalla, que en esta versión se extendería hasta las 5.2 pulgadas.

Fuente: Webtrek

Escrito por Víctor Rodríguez