¿Son suficientes 8 GB de espacio en un smartphone como el iPhone 5c?

Aunque no está disponible aún en España, el lanzamiento del iPhone 5c de 8 GB ha pillado por sorpresa a más de uno, sobre todo porque su rebaja de precio de apenas 50 o 60 euros, según el mercado, se nos antoja insuficiente ante las limitaciones que impone su nueva capacidad de almacenamiento ¿vale la pena este nuevo modelo o es un ladrillo más en el muro del fiasco de Apple con este dispositivo?

Aún sin confirmación oficial en nuestro país, otras regiones como Reino Unido, Alemania o Francia ya cuentan con un nuevo modelo de iPhone 5c que tiene 8 GB de capacidad. Sin embargo, el recorte en el precio, que se sitúa ahora en los 549 o 559 euros, según el país, no parece que sea suficiente. Sin embargo ¿ofrece tan poco espacio el iPhone 5c como parece?

La revista Which británica hace un interesante análisis de lo que cabe dentro de los 8 GB de un terminal como el nuevo modelo de Cupertino. Para empezar hay que contar que los 8 GB, como en el caso de todos los demás terminales, no están a disposición del usuario para guardar datos. Aproximadamente, el espacio que ocupa sólo el sistema iOS 7.1 son 2 GB, lo que deja al iPhone 5c con 6 GB restantes para repartirse entre aplicaciones y documentos.

Apple-5c-8GB-storage-infographic

En este espacio, y utilizando las «medidas» que usa Apple para calcular lo que cabe dentro de sus dispositivos, se podrían guardar 120 álbumes de música, lo que son unas 1.440 canciones a 12 canciones por disco, 10 capítulos en HD de una serie de televisión (media de 45 minutos por cada uno) o una película en HD que ocuparía 4GB aproximadamente.

Vistos de forma individual parece mucho espacio, pero claro ¿quien hay que sólo tenga música, películas o series de forma independiente en su teléfono? La realidad es que los 6 GB, que recordemos en los iPhone no pueden ampliarse de ninguna manera, es un espacio que debe compartirse con las aplicaciones instaladas, y contando que juegos como el FIFA 14 ocupa más de 1 GB ya estamos quedándonos cortos, las fotos que vamos tomando o los datos que se van guardando, es probable que nos veamos pronto con poco espacio.

Es evidente que en el caso del nuevo iPhone 5c, 8 GB es una cifra muy escasa para los alrededor de 550 euros que cuesta el terminal y, sin duda, parece que serán el principal handicap para sus ventas. Y recordemos, las del modelo de 16 o 32 GB tampoco es que sean boyantes y ni siquiera se puede pensar que esta nueva versión podría impulsar a los usuarios a ir a por las otras cuando están el imponente iPhone 5s apenas a 100 euros más de diferencia.

Pero, para ponerlo en perspectiva, y a modo de conclusión ¿cuanto espacio se ofrece en los demás terminales del mercado? Y es que los usuarios Android, aunque tienen en su mayoría la ventaja de poder utilizar tarjetas microSD, también ven como los fabricantes, sobre todo aquellos con interfaz (o bloadware) propio ocupan indecentemente hasta la mitad del espacio que ofrecen. La misma revista Which ofrecía el pasado mes de enero una ilustrativa comparativa de esta situación.

2-Mobile-storage-space-01

En esta comparativa podemos ver como Samsung es, con TouchWiz, de las que más espacio ocupa, casi la mitad de los 16 GB que ofrecía el Samsung Galaxy S4, siendo Google con el Nexus 5 y su Android 4.4 KitKat «limpio» el que más espacio deja en los terminales con el sistema operativo del buscador, algo que suponemos se repetirá en las «Google Edition».Y parece que la firma coreana sigue los mismos pasos con el nuevo Samsung Galaxy S5 como pudimos comprobar en el pasado Mobile World Congress, en el que aún hay menos espacio disponible para el usuario, 7,86 GB.

samsung-galaxy-s5-storage

En conclusión, con unos terminales en los que tanto los contenidos, donde la alta definición en vídeo marca la pauta, como el software ya ocupan cada vez más espacio, si parece que los tradicionales 16 GB ya se van quedando cortos, no digamos propuestas con 8 GB sin tarjeta microSD a un precio que, ahora sí, podemos decir que es más que desmesurado y casi condenado al fracaso.

Fuente: Which