CyanogenMod podría monetizar el trabajo de los colaboradores vendiendo código

Android

CyanogenMod, el equipo de desarrollo detrás de la compilación de la ROM personalizada más conocida de la Scene Android, podría estar interesado en vender partes del código creado inicialmente para la ROM a empresas y fabricantes interesadas. Así se desprende de los últimos movimientos y secretismo en torno a los trabajos de actualización de las últimas versiones y algunas acciones de los desarrolladores más destacados del grupo.

CyanogenMod nacía de la mano de Steve Kondik poco después de que saliera al mercado el HTC Dream. En 2009 aparecía la primera versión de Cyanogen basado en el código fuente del kernel de Android 1.5 Cupcake. Desde entonces, la evolución de esta ROM personalizada ha sido meteórica hasta colocarse como la más popular entre los usuarios. La obra es faraónica ya que en su desarrollo han invertido muchas horas de trabajo desde desarrolladores habituales hasta colaboradores y voluntarios. Desde sus inicios, CyanogenMod se ha basado en el código libre licenciado por Google.

Lo que CyanogenMod significa

Sin embargo, durante los últimos años CyanogenMod se ha destacado del resto por compilar herramientas y utilidades desde cero que en la mayoría de ocasiones han servido para mejorar el rendimiento y funcionalidad de los terminales Android compatibles. Aunque el grupo de desarrollo es el que se encarga de compilar en un solo firmware todas las novedades incluidas en cada versión, colaboradores y desarrolladores -principalmente los asociados en XDA Developers – son parte activa del proyecto. Así lo permiten las licencias del software utilizado. El resultado son ROM optimizadas para casi un centenar de dispositivos que están disponibles de forma gratuita para todo aquel usuario de desee instalarlas.

CyanogenMod en Samsung Galaxy S3

¿De pago?

No obstante, los últimos movimientos a nivel interno, en el equipo de desarrollo, parece indicar que habrá cambios en esta política de trabajo. Así lo recoge John McKenzie en el blog landofdroid que ha conseguido recopilar información muy interesante que nos lleva a pensar que los responsables de la ROM quieren sacar beneficio económico del firmware. Y es que existe la posibilidad de que algunas partes de CyanogenMod se hagan de pago, aunque debemos matizar. Según los apuntes recogidos en el anterior portal, las líneas de código de funciones específicas y herramientas insertadas en la ROM podrían ser vendidas a terceras empresas. Por ahora desconocemos la trascendencia que tendría esta solución, aunque es de esperar que una vez vendidas a otros fabricantes y compañías no pudieran ser incluidas en la ROM CyanogenMod, al menos tal y como la conocemos hoy.Nueva pagina de Cyanogenmod

Software libre…

La nota comprometida de este asunto no es en sí la monetización del proyecto de Kondik, sino los planes para conseguirlo. Al parecer, movimientos a nivel interno hacen presagiar que ya se piensa en “relicenciar” el software para que sea posible su venta ya que actualmente está bajo el amparo de la licencia Apache y GPL. Esto supondría un duro golpe al desarrollo del software libre. Además queda en el aire la política que seguirán los administradores del proyecto puesto que muchas de las líneas de código han sido obtenidas de cientos de desarrolladores de XDA que deberían conceder permiso a CyanogenMod para comercializar su trabajo en caso de que se llegue a ese punto, que sí podría materializarse.

Y es que una de las pruebas ofrecidas por John McKenzie son los detalles acerca del registro del dominio cyngn.com/ página registrada a nombre de KIRT MCMASTER como empresa Cyanogen Inc. De este modo, los derechos del software podrían gestionarse mediante esta compañía creada a mediados de febrero. Actualmente la página ofrece en portada un icono con el emblema de Android y el lema : “Are you ready for the revolution?”

¿Qué será lo que nos depare el siguiente paso en la evolución de CyanogenMod? Podéis leer todos los detalles recopilados sobre este asunto desde este enlace.

 

 

Escrito por Víctor Rodríguez