Samsung Galaxy S5: Prestaciones esperadas (I)

Escrito por Patricia Alvarado
Samsung

El Samsung Galaxy S4 lleva en el mercado algo más de un mes y es considerado por muchos uno de los mejores smartphones jamás creado: fino, ligero y muy potente, además de contar con una de las mejores pantallas jamás vistas antes en un dispositivo móvil. Pero el mundo de la tecnología no para nunca y está en continuo crecimiento y evolución, por lo que ya se está pensando cómo nos gustaría que fuera el próximo gran smartphone de Samsung, qué características podría llevar y cómo podrían hacerlo mejor en determinadas áreas.

Si hay una cosa clara en el gran mundo de la tecnología es que todo siempre puede mejorar, siempre se puede ir un paso más allá. Según se comenta, Samsung podría estar ya trabajando en el diseño de una nueva gama de dispositivos, y es que al parecer ya se han comenzado a tener reuniones de alto nivel con el nombre en código de “Desing 3.0” en Seúl para asegurarse de que la nueva gama Galaxy sea aún más revolucionaria que la actual.

Los chicos de TechRadar no han querido perder ni un minuto y se han puesto manos a la obra a pensar cómo debería ser el próximo Samsung Galaxy S5 y qué características debería mejorar para ser todo un éxito y conseguir superar al nuevo HTC One. ¿Quieres saber cómo imaginan al Samsung Galaxy S5?

Samsung Galaxy S5: Prestaciones esperadas.

Diseño flexible

Cuando nos encontramos con un nuevo dispositivo de Samsung tenemos la sensación de que ha habido pocos cambios en el diseño exterior, tal es así que el Samsung Galaxy S4 nos recuerda enormemente al Galaxy S3 y a día de hoy muchos lo confunden a simple vista.

Por otro lado, el hecho de que utilicen plástico para la fabricación de los dispositivos hace que tengan un aspecto de ser un dispositivo barato y de menos calidad. En el momento en el que se presentó el Samsung Galaxy S4 fueron muchos los que criticaron el hecho de que hubieran vuelto a optar por fabricarlo todo con plástico. De esta manera, se espera que el Samsung Galaxy S5 sea una revolución también en cuanto al diseño exterior, fabricado con otro tipo de materiales más resistentes y que le den un toque diferente.

Además, se baraja la posibilidad de que pudiera utilizar su tecnología de pantalla flexible Youm con el fin de incluir algo de nueva tecnología en el diseño del Samsung Galaxy S5.

Un sistema más elegante

Una de las cosas que caracteriza a Samsung es que consigue exprimir al máximo las capacidades de sus dispositivos añadiendo funciones y características que nadie más había hecho hasta el momento. En el caso del Samsung Galaxy S3 se incluyeron diversas innovaciones entre las que se encuentra el Smart Stay.

Por su parte, el Samsung Galaxy S4 llegó cargado de innovaciones como el Smart Scroll, Smart Pause y muchas más junto a un sistema que rozaba ya el límite, por lo que muchos optaron por desactivarlos en sus dispositivos.

Está claro que Samsung es una gran compañía en cuanto a innovación se refiere por lo que se espera que con el Samsung Galaxy S5 lo piensen bien y agreguen nuevas tecnologías o características que realmente supongan un gran aporte para nuestras vidas y experiencia de uso y no sólo agregar por agregar sin tener en cuenta si posteriormente va a funcionar como debe o no.

Para dar cabida a nuevas características, por otro lado, deberían plantearse la posibilidad de eliminar otras que resultan bastante innecesarias como por ejemplo la doble función de grabación de las cámaras trasera y delantera.

Samsung Galaxy S5: Prestaciones esperadas.

Una batería con más capacidad

Hoy en día la batería de los smartphones nos duran realmente poco, aunque también depende del uso que le demos, pero normalmente la mayor parte de usuarios de smartphones necesita cargar su dispositivo a diario. Algo que se suele pedir siempre en un nuevo dispositivo es que incorpore una batería de mayor capacidad que aumente su autonomía.

Con el Samsung Galaxy S4, la compañía surcoreana aumentó la capacidad pasando de los 2.100mAh del Galaxy S3 a 2.600mAh, lo que supone un incremento bastante decente pero quizás no lo suficiente, ya que hay que tener en cuenta que tiene que alimentar una gran pantalla llena de color y un gran número de funciones y características.

El sistema operativo tiene mucho que ver también en el aspecto de la duración de la batería y es que dispositivos como el HTC One con 2.300mAh, por ejemplo, a día de hoy siguen luchando para superar la autonomía que ofrece el iPhone 5 con su batería de 1.440mAh en el uso diario.

Actualmente en el mercado hay dispositivos con baterías de 3.300mAh como en el caso del Motorola RAZR Maxx, por lo que no sería nada descabellado que Samsung pudiera incluir una batería de gran capacidad en el Samsung Galaxy S5, por ejemplo, de 4.000mAh, lo que supondría un gran avance y le permitiría consolidarse aún más como compañía en el mercado de telefonía Android.