Comparativa: Nokia Lumia 520 vs Samsung Galaxy Ace

El Nokia Lumia 520 ha sido presentado en el Mobile World Congress -junto con otros modelos del fabricante-. Es un terminal de gama de entrada, que tiene mucho que ofrecer a los usuarios menos exigentes (del que puedes consultar un análisis a fondo aquí). Aunque hay diferencia de tiempo respecto a su lanzamiento, vamos a compararlo con el Samsung Galaxy Ace, ya que se sitúan más o menos en el mismo rango de precio y de características.

Diseño y pantalla

Respecto al diseño el Nokia Lumia 520 ofrece unas formas bastante más cuadradas, con ángulos rectos, siguiendo la línea de los Lumia. Mientras que el Samsung Galaxy Ace, presenta unas líneas bastante más redondeadas, de acuerdo al formato Galaxy. En este apartado ambos cumplen con sus respectivas gamas. En el apartado de las dimensiones, el Galaxy es algo mayor sobre todo comparando el grosor ya que, éste tiene 11,5 milímetros, por 9,9 que tiene el Lumia. No ocurre lo mismo con el peso que aquí sí que gana el 520 con 124 gramos, respecto al Ace que pesa 113 gr.

En cuanto a la pantalla, el Nokia Lumia 520 presenta una diagonal de 4 pulgadas IPS LCD (Scratch Resistant Glass), frente a las 3,5 pulgadas TFT capacitiva (Gorilla Glass) con que cuenta el Galaxy Ace.

Nokia Lumia 520

Procesador y memoria

En el apartado del procesador, el Lumia 520 incluye un doble núcleo Qualcomm MSM8227 que funciona a una frecuencia de 1 GHz y una GPU con una Adreno 305, mientras que el Galaxy Ace lleva incorporado un Qualcomm MSM7227 que funciona a una frecuencia de 800 MHz con arquitectura ARM 11 y una GPU que incluye una Adreno 200, por tanto, en este terreno es el Nokia el que lleva ventaja.

Respecto a la memoria el Nokia Lumia 520 incluye 512 MB de RAM, 8 GB de almacenamiento interno ampliable mediante microSD hasta 64 GB. El Samsung Galaxy Ace en su caso, solamente cuenta con 278 MB de memoria RAM y 158 MB de memoria interna, además incluye 2 GB ampliables hasta 32 GB mediante tarjeta microSD.

Cámara y conectividad

Respecto a las cámaras de fotos los dos terminales están bastante igualados ya que, solamente cuentan con la trasera y ambas tienen 5 megapíxeles. La diferencia está en que la del Samsung Galaxy Ace incluye Flash LED y detección de rostro y sonrisa, mientras que la del Lumia no. Pero ésta en cambio es capaz de grabar a 720p y la del Samsung solo en VGA. Por tanto, se encuentran bastante equilibradas.

En el apartado de las conectividades, presentan las habituales, en el caso del Lumia HSDPA (21 Mbps), WiFi 502.11, Bluetooth 3.0 y USB 2.0. El Samsung además incluye DLNA, la conexión HSDPA a 3,6 Mbps, por lo que la rapidez en el acceso a internet es algo más rápido en el Lumia.

Samsung Galaxy Ace

Batería y sistema operativo

En el tema de la autonomía ambos terminales están perfectamente cubiertos, ya que cuentan con baterías tipo Li-Ion, de 1.430 mAh el Lumia, llegando a alcanzar 360 (3G) horas en reposo, 14 en conversación (2G) y 61 escuchando música. En el caso del Galaxy tiene una autonomía de 1.350 mAh, es capaz de aguantar 420 horas en reposo (3G) y 11 en conversación.

Respecto al sistema operativo el Nokia Lumia 520 incluye Windows Phone 8 y el Samsung Galaxy Ace ejecuta Android 2.3 Gingerbread. Hay que destacar que la introducción de la última versión del sistema operativo Windows Phone en un gama de entrada, hace que sin ser un terminal con unas características abrumadoras, se apunte un tanto solamente por esto. En el caso del Samsung, va un poco retrasado respecto a las versiones que se están incluyendo en los de gama más elevada, pero aun así no tendrá problema con las actualizaciones.

Para finalizar, el precio con el que el Nokia Lumia 520 saldrá al mercado es de 139 €, que lo sitúa en el Nokia con Windows Phone 8 más asequible. El Samsung Galaxy Ace puede encontrarse en The Phone House libre por 155 €. Ahora es cuestión de elegir.