El Nexus 4 lleva a las fábricas de LG al límite

El Nexus 4 lleva a las fábricas de LG al límite

Miguel Díaz

La compañía LG que, como sabréis, es la responsable de fabricación del último teléfono de Google, el Nexus 4, ha reconocido públicamente que se ha visto sobrepasada por la inmensa demanda del terminal estrella del buscador. En declaraciones del responsable de LG en el Reino Unido, Andy Coughlin, los coreanos afirman que están haciendo todo lo posible por cumplir con las expectativas de los usuarios y esperan poder solventar pronto la falta de stock.

Lo cierto es que desde que Google anunciara el lanzamiento de su nueva generación de dispositivos móviles y diera la sorpresa con el bajísimo precio de su Nexus 4 (disponible desde 299€), apenas ha existido stock del mismo en Google Play en nuestro país. Esta situación se ha repetido en todos los países donde el teléfono se había puesto en venta y es que incluso en la todopoderosa Estados Unidos los potenciales compradores han visto frustrados sus intentos por hacerse con uno.

Parece ser que, como ya suponíamos y ahora confirman especialistas en el sector, los responsables de Google y LG pactaron unas provisiones de stock significativamente más bajas que las que finalmente necesitaban, hecho que sorprende ya que parece ser que no tenían nada claro el éxito que iba a tener este dispositivo, lo que se desprende de las palabras del propio Andy Coughlin: «Al igual que en todo proceso de ventas, LG provee el producto de acuerdo a las cantidades acordadas con los compradores en sus estimaciones.»

Falta de stock: ¿casualidad o estrategia comercial?

Ante esta situación solamente nos queda preguntarnos si realmente ha existido una mala planificación por parte de Google o si por contra todo esto no ha sido más que una forma muy inteligente de crear una atracción por parte de los compradores hacia el producto, ya que no olvidemos que muchas veces se le ha achacado a Apple su falta de stock como una forma de hacer publicidad (ya sabéis, cuando no puedes tener algo más ganas tienes de tenerlo).

De hecho Ian Fogg, prestigioso analista de IHS, se ha mostrado dubitativo acerca de la posibilidad de un fallo en la estimación de ventas del Nexus por parte de Google: «Es difícil conocer si Google ha subestimado la demanda del terminal o si simplemente han decidido tener una cantidad limitada de unidades disponibles, lo único claro es que la alta demanda es buena para la compañía. Todo esto ayuda a Google a cumplir sus objetivos estratégicos con respecto a Android.»

Sea como fuere, LG parece decidida a terminar pronto con esta agonía y promete poner todo su esfuerzo en tener cuanto antes la mayor cantidad de terminales posibles, sobre todo a sabiendas de que un ligero retraso podría dejar a los de Google fuera del mercado navideño y eso es algo que ninguna de las dos se puede permitir. La pregunta es si en los próximos días nuestros ojos verán por fin stock real del Nexus 4 en nuestro país o tendremos que seguir esperando, lo que está claro es que cada día que pasa sin disponibilidad la buena imagen de Google corre más peligro, y lo saben.