Los secretos de la fabricación del iPhone 5

Desde iDownloadBlog han realizado un interesante análisis del los pormenores más curiosos e innovadores del proceso de fabricación del iPhone 5 que, como el propio Jony Ive describió, es el «más complejo y ambicioso de nuestra historia.»

Los miembros de iDownloadBlog han publicado, a partir de los vídeos promocionales del iPhone 5, un interesante paso a paso del proceso de creación en las fábricas de Apple de su último terminal. «El iPhone 5 está hecho con el nivel de precisión que esperarías de un reloj de precisión pero no de un smartphone», así reza uno de los argumentos de marketing de Apple sobre el iPhone 5. Errores de funcionamiento a parte, hay que reconocer que el diseño del último teléfono de Cupertino es exquisito y el proceso que lleva fabricar cada unidad todo un trabajo laboriosa meticulosidad.

El hombre detrás del teléfono y de su fabricación

Jony Ive, el genio detrás del diseño de muchos de los productos de la compañía desde hace años, presentaba el proceso de fabricación del iPhone de esta manera «Para crear el nuevo iPhone partimos de un diseño que realmente nos gustaba (refiriéndose al del iPhone 4/4S). Pero al construirlo, implementarlo, teníamos que ver más allá de lo que sabíamos que era posible. Aportamos todos nuestros conocimientos, nuestras mejores ideas para crear algo tan simple, tan claro y a la vez, tan verdaderamente extraordinario». Parecen unas grandilocuentes palabras de Ive pero la realidad es que la compañía ha tenido que crear todo un nuevo sistema y procesos de producción que el jefe de diseño de Apple define como los «más complejos y ambiciosos de su historia».

Borde pulido con precisión milimétrica

El cuerpo de unibody de aluminio del iPhone 5 es la primera pieza que llega a la cadena de montaje. Para crear ese fino borde brillante, cada uno de ellos pasa por una cortadora de diamante de precisión, después se pule y se texturiza para darle un tacto suave para finalmente, con polvo de diamante se terminan de eliminar las imperfecciones de metal que pudieran quedar.

Carcasas analizadas una a una para saber qué pieza de cristal es la que mejor encaja

Otra de las novedosas piezas del iPhone 5, su carcasa trasera, con los dos tonos de brillo metálico de su revestimiento de aluminio anodizado y los extremos en cristal, tiene también un interesante proceso de fabricación para que queden perfectamente integrados como si fueran una sola pieza.

Cada una de las carcasas traseras del iPhone 5, antes de colocarles las piezas de cristal, son fotografiadas previamente por dos potentes cámaras de 29 MP que analizan el hueco para las piezas de cristal con el fin de definir cual de las 725 piezas de cristal ya precortados de ese lote es la que va a encajar mejor. Según afirma la compañía, con este método, las diferencias entre cualquier iPhone 5 del mundo con otro se medirían en micras (millonésimas de metro).

El cristal de zafiro no es una elección casual

Finalmente, la elección del cristal de zafiro de la lente de la cámara del iPhone 5 también esconde secretos interesantes. Este tipo de material está considerado el segundo por dureza del mundo, sólo superado por el diamante, lo que ofrecerá una resistencia a los arañazos sobresaliente. Cómo se pueden ver en las imágenes, cada uno de los cristales que se va a montar en el iPhone 5 es inspeccionado para que, en el proceso de corte, no tenga ningún tipo de imperfección que pueda crear problemas al funcionamiento de la óptica.

Un iPhone 5, o cualquier otro terminal, es más que los materiales que lo conforman

En muchas ocasiones todos estos detalles de los procesos de fabricación de los terminales pasan desapercibidos pero en ellos está la esencia de por qué no todos los terminales son iguales, ya sean de Apple o de otra marca.

No es sólo dar con un diseño que deje a todo el mundo con la boca abierta, obtener el rendimiento, la presencia y hasta el tacto que muchos teléfonos esconden supone un reto incluso mayor que el de crear el dispositivo, y también marca la diferencia de por qué no se puede sólo valorar el coste de fabricación de un teléfono por el precio de sus materiales o por qué una copia, y aún más las baratas, sea del iPhone 5, Samsung Galaxy SIII o cualquier terminal, nunca será igual.