Motorola Razr Maxx : análisis

Motorola

Pocos móviles ofrecen la autonomía que tiene el Motorola Razr MAXX, un modelo que deja a la competencia aniquilada en temas de autonomía. Por eso hemos decidido hacer un análisis un poco más a fondo del equipo.

El nuevo smartphone de Motorola hace honor a su nombre MAXX en dos aspectos principales uno es su grosor ya que en lugar de seguir la tendencia actual del mercado de terminales cada vez más delgados, RAZR MAXX tiene un diseño más tradicional en este aspecto con un grosor que comprado con el Razr normal parece grande, pero que no lo es, ya que 8,99 mm es un grosor totalmente vigente para los tiempos que corren. El segundo aspecto es la batería integrada en todo ese volumen extra, ya que según datos oficiales tiene nada menos que 3.300 mAh lo que viene siendo aproximadamente el doble que cualquier smartphone de última generación.

Motorola RAZR MAXX sigue la línea estética y hardware de su hermano Motorola RAZR con una gran pantalla de 4,3 pulgadas y resolución 960 x 540 pixeles SuperAMOLED de matriz Pentile. Este panel está cubierto por cristal Gorilla Glass y encastrado en un marco de aluminio que junto con fibra de carbono y el Kevlar otorgan resistencia al terminal. El uso de esos materiales es lógico si queremos rigidez y resistencia sin elevar el peso del terminal, 142 gramos.

En cuanto a características técnicas hablamos de un smartphone Android con procesador doble núcleo a 1,2 GHz, 16 Gbytes internos, 1 Gbyte de RAM, conectividad Bluetooth 4.0 y Wi-Fi b/g/n además de GPS, microUSB y salida de vídeo micro HDMI.

El smartphone está fabricado con materiales de última generación haciendo posible un terminal ligero a la par que resistente y que además ofrece un tamaño perfecto a la hora de trabajar con una sola mano.

Las medidas del teléfono son 130,7 x 68,9 x 8,99 mm. Como se puede ver, el grosor es notablemente superior a los 7,1 mm del modelo Motorola RAZR pero tenemos que comentar que las ventajas son mucho más que notables.

Podríamos hablar de RAZR MAXX como el modelo RAZR con un mayor grosor, estéticamente son iguales. En la parte superior tenemos conectores microHDMI y microUSB además del tradicional conector de audio minijack de 3,5 mm.

En la parte derecha tenemos el control de volumen y el botón de doble funcionalidad encendido/apagado y bloqueo/desbloqueo del terminal.

El lateral izquierdo esconde bajo una tapa la ranura para la microSIM y también la microSD.

Si observamos el frontal con atención podemos ver que en la parte superior tenemos un LED para notificaciones y la cámara con la que podremos hacer videollamadas HD. Bajo ella está la pantalla de 4,3 pulgadas AMOLED con estructura Pentile que si bien permite disfrutar de una alta resolución 960 x 540 pixeles tiene sus limitaciones al ser observada a cortas distancias.

Bajo la pantalla tenemos los tradicionales cuatro botones capacitivos del sistema operativo Android, aunque Google quiere pasar a la transición de sólo 3 con Ice Cream Sandwich y posteriores, Motorola ha integrado los cuatro y con motivos lógicos ya que por el momento Motorola RAZR MAXX trabaja sobre Android Gingerbread 2.3.6 aunque prometen actualización a ICS. Entre los dos botones primeros botones se encuentra encastrado el micrófono principal que se encarga de capturar el sonido a la hora de llamar por teléfono y que ha demostrado tener un sistema de ganancia óptimo durante conversaciones. Si nos centramos en la parte trasera podemos observar ese acabado gomoso que no es nada menos que Kevlar, sí, el material del que están hechos los chalecos antibalas modernos o muchos de los componentes del coche de Fernando Alonso.

En la parte superior nos encontramos con un acabado espejo, en el que está de izquierda a derecha la coqueta cámara de 8 Mpx con autofocus y un potente Flash LED que además permite la grabación de vídeos FullHD. El micrófono trasero y también el altavoz externo.

Motorola ha apostado por Android como sistema operativo para Motorola RAZR MAXX y es una apuesta segura. Por el momento el terminal trabaja sobre Android Gingerbread 2.3.6 y si bien Motorola promete desde su página web la actualización a Ice Cream Sandwich, algo que ya han recibido los terminales AT&T, por el momento no ha llegado a España.

El terminal trabaja muy suelto gracias a 1 Gbyte de RAM en configuración dual-channel con el procesador doble núcleo a 1,2 GHz. No nos hemos encontrado con ningún problema durante las pruebas, de hecho hemos probado aplicaciones y juegos exigentes y el terminal ha funcionado de manera ejemplar.

Como pero tenemos que destacar la escasa participación que se brinda al usuario a la hora de gestionar varias aplicaciones. No puedes saber si cierras una aplicación o se queda en segundo plano, algo que se solucionará sin duda con la esperada actualización a Android 4.0.

Aparte de las tradicionales aplicaciones de Google como Gmail, Maps, Talk, Calendar, etc, Motorola hace gala de aplicaciones propias y que merecen un apartado especial:

  • MotoPrint – Permite la impresión directa desde el terminal móvil siempre y cuando estemos en la misma red que una impresora compatible
  • Acciones Inteligentes – Se trata de uno de los aspectos más destacados y que te permitirá exprimir todo el jugo a tu Android. Podrás programar de manera sencilla acciones que entrarán en funcionamiento en ciertos tramos horarios, o cuando estés en una localización concreta, por ejemplo.
  • QuickOffice – La suite ofimática móvil compatible con archivos Microsoft Office.
  • GotoMeeting – Aplicación para realizar videoconferencias en calidad HD
  • MotoCAST – Software de PC que permite al móvil reproducir vía streaming contenidos multimedia albergados en tu ordenador.

Además de lo anterior comentamos también que Motorola integra una gran cantidad de widgets para personalizar el sistema Android de 5 escritorios que muestra Motorola RAZR MAXX.

Sin embargo tenemos que hacer hincapié en que Android 2.3 deja al smartphone cojo en cuanto a rendimiento. Las mejoras en gestión energética y soporte de aceleración hardware de Android Ice Cream Sandwich son puntos a tener en cuenta y viendo la evolución de terminales como Samsung Galaxy S2 con la actualización a ICS, Motorola debería haber lanzado el terminal con esa versión. Ahora bien, seamos serios, mientras lees esto los Motorla Razr y Razr MAXX están actualizando a ICS, así que problema resuelto.

Este terminal clava los resultados en benchmarks que Motorola RAZR y es que comparten el mismo SoC (system-on-a-chip). Se trata de un chip doble núcleo a 1,2 GHz OMAP4430. El rendimiento 3D del chip está algo por detrás de chips más modernos como Snapdragon S4 o el último chip Exynos de Samsung, pero es capaz de reproducir contenidos multimedia a través de HDMI incluso en resolución 1.080p. El procesador cumple su función de manera eficiente con un consumo contenido y ofreciendo una buena experiencia de usuario, pero hay que admitir que no estamos ante un chip tope de gama de la generación actual:

RAZR MAXX 

  • Antutu 5.893
  • Quadrant        2.447
  • SunSpider (ms, menos es mejor)     2.075
  • Vellamo          1.009
  • GL Benchmark          29

El terminal de Motorola monta un excelente sensor trasero que además llega acompañado de un software de cámara muy completo pudiendo realizar capturas artísticas a golpe de dedo. Hay multitud de efectos y filtros disponibles a la hora de poder tomar fotografías y vídeos.

La calidad de las fotografías es buena, con una resolución de 8Mpx y un sistema de autoenfoque bastante rápido. Os dejamos una pequeña muestra de ello (clic para ver a resolución completa):

   

La cámara se comporta bien tanto en distancias cortas como en exteriores bien iluminados y para interiores, el Flash hace un buen trabajo.

Motorola ha dotado de grabación 1.080p al terminal que ofrece junto al sistema de enfoque dinámico una calidad fuera de lo normal. Os dejamos una muestra de un vídeo grabado en máxima calidad a continuación:

 

Demo vídeo 1.080p grabado con RAZR MAXX

La cámara ofrece una buena calidad con colores muy naturales y un gran rango de enfoque, sin embargo tenemos que poner un pero en cuanto a la localización de la misma. El sensor está demasiado en el borde del terminal, ello hace poco intuitivo en un principio su uso e incluso un peligro la posibilidad de sacar algún dedo en las imágenes tomadas.

Este es, sin duda alguna, el punto fuerte del terminal. Los 3.300 mAh de la batería son un respiro para la mayoría de usuarios de smartphones que viven pegados a un enchufe al menos una vez al día. Con este smartphone hemos conseguido una autonomía de 2 días y 10 horas con un uso exigente: navegación web, unas 2 horas de llamadas, correo y Whatsapp en configuración push y red en modo automático -3G cuando está disponible-.

Motorola promete además alcanzar hasta 20 horas en conversación o bien 16 horas viendo vídeos. Como se puede ver son cifras fuera de lo habitual en este tipo de dispositivos y es el único en poder ofrecerlas.

Con un uso de un usuario medio, con acciones inteligentes que apaguen datos por la noche por ejemplo, puede llegar a 3 -4 días sin mucha complicación.

Para concluir queremos destacar la atrevida apuesta de Motorola con un terminal que no destaca por potencia, ni por diseño, ni por su escaso grosor como la gran mayoría de fabricantes lleva haciendo los últimos meses. El lanzar un terminal con esta autonomía y unas prestaciones de este nivel es un paso al frente hacia la dirección que el mercado debe tomar. ¿Para qué queremos una smartphone con un SoC de 4 núcleos con gráficas de tropecientos cores si no es capaz de ofrecernos un día de autonomía?. Motorola nos recuerda con este terminal que los smartphones son dispositivos móviles y con ello queremos decir que deben ofrecer un tiempo mínimo de funcionamiento razonable, lejos de cualquier enchufe de luz.

  • La autonomía, imbatible
  • La calidad de la cámara fotográfica tanto en audio como en vídeo
  • La calidad de los materiales de fabricación
  • LED de notificaciones, no tienes que encender la pantalla para ver si tienes SMS / eMail / llamada o WhatsApp recibido
  • El acabado en Kevlar
  • ¿Hemos dicho ya la autonomía?
  • Capacidad ampliable vía microSDHC

Debe mejorar

  • Actualización a Ice Cream Sandwich pendiente
  • Rendimiento 3D a la altura de la generación anterior de smartphones
  • Sin sistema de capturas de pantalla como por ejemplo sí hacen HTC, ASUS o Samsung.
  • No tiene radio FM
Escrito por JAM
Continúa leyendo

Comentarios

2 comentarios
  1. soy yo solo…. o no? 22 Nov, 12 4:54

    mmm la verdad que el RAZR MAXX si mola, pero me parece un insulto para todos aquellos que compraron el RAZR normal

    0
  2. Fer 01 Dic, 12 4:57

    Hola! Disculpa una pregunta… ¿Como se pueden realizar las videollamadas? Baje Skype y no se pudo :/ Agradecería mucho tu ayuda, gracias

    0