Las ventajas de un iPhone 5 con carcasa unibody de aluminio

Apple

El iPhone 4S conservó el diseño del anterior modelo, pero se espera que el iPhone 5 incorpore un cambio destacado. Una de las posibilidades sería que Apple optara por llevar al nuevo modelo una carcasa unibody de aluminio. Las ventajas de esta solución ya no solo afectarían directamente al diseño del smartphone, sino que mejoraría notablemente la fragilidad de la cubierta de cristal del actual modelo.

Cualquier aspecto del iPhone 5 ha sido motivo de expectación. Si bien las posibles características y especificaciones técnicas han generado infinidad de rumores, el nuevo diseño que adquirirá el teléfono de Apple es sin duda un tema también muy debatido. Y es que los usuarios esperan en cada lanzamiento de los de Cupertino una dosis de innovación que aplique a sus dispositivos ese toque de distinción tan característico de la marca.

El diseño del próximo iPhone 5 será fundamental. Si bien los fans de la marca finalmente perdonaron que el iPhone 4S no introdujera cambios relevantes en su aspecto físico, esta vez Apple no se puede permitir el lujo de no sorprender a los usuarios, muchos de ellos futuros clientes. Por tanto, se espera que el nuevo iPhone suponga un cambio generacional que logre revolucionar el mercado de la misma manera que lo consiguió el iPhone 4 en el momento de su presentación y lanzamiento comercial.iPhone 5 con carcasa unibody

A pesar de que hemos tenido ocasión de compartir con todos vosotros numerosas recreaciones y render de la imagen que podría tener el teléfono de la manzana mordida, existe otra hipótesis que también ha sido muy respaldada. Esa no es otra que la decisión de incluir en el iPhone 5 una carcasa unibody de aluminio. Además del impacto visual que podría ofrecer una tapa con este tipo de acabado, un diseño con carcasa de una sola pieza ofrecería al usuario una serie de beneficios muy interesantes. La principal es una mayor duración de los materiales frente al uso diario, especialmente frente a golpes y caídas. Muchos de los que estáis leyendo estas líneas seguramente podréis certificar la suma fragilidad de la cubierta de cristal de los iPhone 4 y iPhone 4S. Un mal golpe o una caída al suelo son prácticamente sinónimo de iPhone con pantalla destrozada o resquebrajamiento de la superficie de la parte trasera. De esta forma, el cambio de material (cristal por aluminio) mejorará un aspecto del que se han quejado intensamente muchos de los propietarios del actual modelo. Otra de las ventajas que se podría extraer de un iPhone 5 con carcasa unibody es una mayor facilidad para Apple a la hora de adaptar una pantalla posiblemente más grande que esas 3.5 pulgadas de Retina Display. Sin duda, es uno de los puntos en los que el próximo smartphone de los de Cupertino tendrá que hacer hincapié para plantar cara principalmente a los terminales Android, con paneles táctiles que no para de aumentar en tamaño. Por tanto, la solución de una carcasa unibody ayudaría a la compañía a no aumentar las cotas del dispositivo de forma que un display de cuatro pulgadas no impactaría tanto en el diseño general y usabilidad del teléfono.

Escrito por Víctor Rodríguez