La Samsung Galaxy Tab queda prohibida en Alemania

Generales

Nuevo espaldarazo del tribunal alemán de Dusseldorf a favor de Apple. La justicia germana ha prohibido la venta del Samsung Galaxy Tab 10.1 en dicho país al dar validez a las pruebas presentadas por la compañía californiana. Estas acusaban directamente a Samsung de copiar el diseño del iPad.

La particular caza de brujas iniciada por Apple parece no tener fin. No hay día que no haya novedades en torno a un caso que empieza a tomar tintes oscuros. Los californianos atacan sin piedad las nuevas creaciones de Samsung con argumentos como la vulneración de la propiedad intelectual así como la supuesta copia de diseños de varios de sus dispositivos. Un tema que empieza a suponer un problema para Samsung, que se ve obligada a retirar de la venta dispositivos como el Samsung Galaxy Tab 10.1 allá donde Apple gana, de una forma u otra, los litigios presentados ante las máximas autoridades.

Caso polémico

Diferentes países de Europa, Australia, Japón… la persecución de Apple a los productos de Samsung se intensifica por momentos. En Alemania, un mercado clave en Europa, se están librando las batallas legales más duras. El hecho no es en vano, pues Apple sabe que las autoridades germanas podrían ser la clave para bloquear los dispositivos de Samsung en la Unión Europea. Los de Cupertino tienen derechos comunitarios sobre el diseño del iPad, por lo que buscarían que la sentencia dictada estos días en Alemania –la que prohíbe a Samsung Electronics GMBH (una filial de la coreana en Alemania) comercializar su tableta en territorio alemán- se extendiera a los Estados miembros de la Unión Europea.

Consecuencias directas

Dejando a un lado la valoración sobre el auto del juez, esta medida podría acabar perjudicando al usuario final, ya que se vería privado de la libertad para comprar la que hoy por hoy es una de las tabletas más completas del mercado. Lo cierto es que por prestaciones y experiencia de usuario se ha convertido en una de las pocas tabletas capaces de para plantar cara a la omnipresente iPad 2.

Sin duda, el impetuoso empeño de Apple por dejar en fuera de juego al Samsung Galaxy Tab 10.1 parece estar ganando las primeras embestidas aunque peor podría tornarse la situación para el fabricante coreano si otro de sus modelos estrella, el Samsung Galaxy S 2, fuera también apartado de Europa. En Holanda, única región europea donde de inicio no se prohibieron las actividades económicas de Samsung, empieza un juicio sobre si el smartphone de doble núcleo vulnera alguna patente de Apple. Según indican algunos medios, podría darse el caso de que Samsung estaría utilizando sin permiso alguna de las  10 patentes por las que Apple demandó a la compañía en el país de los tulipanes.

Ejercicio para recapacitar

Llegado a este punto y dadas las dimensiones del conflicto comercial, cabría la posibilidad de  valorar hasta qué punto son beneficiosas las patentes ya que como estamos comprobando solo defienden los intereses económicos de las compañías. Por el contrario, es el usuario final el que sale perdiendo, al menos aparentemente en este caso. Es sabido por todos que la libre competencia entre las compañías se traduce en ventajas para el potencial cliente en forma de mejores productos y precios más bajos. Sin embargo Apple, con su política justiciera con la que alegan estar defendiendo sus intereses y trabajo, y las sentencias a favor están mermando la capacidad competitiva  de Samsung y del mercado en general. ¿Hasta qué punto hay que tener en consideración las patentes? ¿Es motivo de penalización el hecho de fabricar un producto estéticamente parecido a otro? ¿Se está magnificando en sí la violación de patentes en el mercado de las tabletas? Desde luego, si aplicásemos el mismo concepto a otros mercados como el de, por ejemplo, los portátiles, monitores, televisores, electrodomésticos en general y un largo etcétera nos podríamos encontrar con idénticos casos en los que las compañías se acusarían entre sí de copiar el factor de forma, diseño, proporciones e incluso  prestaciones.

Fichas técnicas Samsung

Fuente

Escrito por Víctor Rodríguez

Continúa leyendo

Comentarios

7 comentarios
  1. Islander 09 Sep, 11 18:11

    La patente que se infringió es esta:

    http://esearch.oami.europa.eu/copla/design/data/000181607-0001

    Fíjese que tiene fecha del año 2004. Ahora bien, ciertamente se puede discutir si tiene sentido patentar una maqueta de diseño, pero la cosa es que esa patente existe, y el juez dictó expresamente que Samsung la infringió, así como también dictó expresamente que Acer, Toshiba y Asus no lo hicieron.

    0
    1. Anónimo 09 Sep, 11 18:25

      a sentencia es de chiste, es como decir que 2 neumaticos se parecen o que 2 TV se parecen por delante, pues claro que se parecen porque es un pantalla con un marco, igual que todos los tablets son una pantalla con un marco, incluidos los muchos tablets que habia antes de que Apple diseñara su primer iPad, que por mucho que se empeñen en hacernoslo creer no fueron los primeros … el juez aleman debe ser un fanboy de Apple como los muchos que pululan por internet.
      Por cierto yo veo una diferencia fundamental clara entre la maqueta y el tablet de samsung, la camara delantera, algo que destaca a primera vista y lo diferencia claramente a nivel visual, algo que ya en el primer tablet de samsung venia incluido y no en el primer iPad, asi que ya puestos a hacer reclamaciones ridiculas espero que Samsung tenga una patente de diseñao se una pantalla con un marco y un puntito (la camara delantera xD) y demanda a Apple por el diseño de su iPad 2 xD

      0
      1. Rhapsody_1_1 09 Sep, 11 18:44

        Al menos en la noticia dice: “Samsung estaría utilizando sin permiso alguna de las 10 patentes”. O sea, no estamos hablando de si la tablet se parece esteticamente más o menos a un Ipad, estamos hablando de que 10 piezas, funciones o lo que sea, se han copiado del Ipad.

        0
        1. Anónimo 09 Sep, 11 18:50

          Leete la sentencia, la prohibicion es por la supuesta vulneracion de la patente de diseño que ha posteado islander. Segun el juez el frontal de la Samsung Galaxy tab 10.1 no se diferencia lo suficiente de la patente de diseño de Apple, y se permite el lujo de realizar la apreciacion personal de que existen otras posibilidades de diseño para hacer un tablet sin emplear el diseño minimalista que parece atribuye en “propiedad” de Apple, una verguenza.

          0
      1. Islander 09 Sep, 11 18:49

        Ten en cuenta que no cuenta (valga el juego de palabras) quién comercializó qué producto primero, sino la patente y su fecha de aprobación. Lo único que ocurre en este caso particular es que Apple no podría jamás demandar a HP por su TC1100 dado que fue comercializado antes de la aprobación de la patente. Pero si HP no patentó en su momento el diseño, entonces se lo perdieron.

        Eso por cierto, y por desgracia, pasa con todas la patentes. Por eso, si tienes una idea revolucionaria, no te lo pienses, porque si alguien se te adelanta te jorobas y ya.

        0
        1. Anónimo 09 Sep, 11 18:58

          Si yo lo digo porque es de risa que se permita patentar algo que ya existe, y ademas algo que un año antes podias comprar en una tienda, ni siquiera se trataba de un prototipo o diseño interno.
          A lo que me refiero es que es de risa como funciona el sistema de patentes, donde se puede patentar cualquier cosa, una petante deberia de dejar de ser valida si se demuestra que antes de esa patente existia ya un producto identico.
          Me parece muy sucia la actuacion de Apple para frenar a otras marcas que compiten con ella en el mismo segmento de productos. Aunque reconozco que si yo fuera el dueño de Apple posiblemente haria lo mismo, pero como no soy el dueño sino un simple consumidor me parece una actitud rastrera y que me perdujica como consumidor porque estan tratando de limitarme mi posibilidad de eleccion.

          0