Samsung Galaxy M Pro: el más profesional de la nueva serie Android

Android

De entre la nueva y renombrada gama Galaxy, toca el turno de hablar del nuevo Samsung Galaxy M Pro, en el que la “M” que se le añade el apelativo “Magical” al terminal, identificando un teléfono de buena relación calidad/precio,  y el apellido “Pro” nos da las pistas de su orientación ya que incluye teclado QWERTY, altas capacidades de mensajería y orientado al público más profesional.

Samsung ha querido poner algo de orden en sus terminales Android con la nueva denominación a través de letras que unifican lo que se había estado viendo hasta ahora. De esta manera, los terminales con una “S” significa “Super Smart”, es decir, la gama más completa, “R” identifica los “Royal” o “Refined”, que viene a ser la categoría inmediatamente inferior, “W” o “wonder”, quizás un término algo pretencioso para denominar a la gama media, “M” por “Magical”, dado que identificarán los terminales con mejor relación calidad/precio, y finalmente la “Y” o “young”, que se referirá tanto a los teléfonos destinados al público más joven, como hasta ahora se hacía con la serie Corby, así como los dirigidos a países emergentes.

En esta ocasión, vamos a centrarnos en el Samsung Galaxy M Pro, en el que el último elemento indicará, también, en cualquier otro teléfono, que estamos ante un terminal con teclado QWERTY, altas capacidades de mensajería y destinado al público más profesional.SAmsung-Galaxy-M-Pro-Delantera

Un profesional clásico por potencia y diseño

Y este primer integrante de la serie M Pro cumple todas estas premisas. Estamos ante un terminal de completas prestaciones dirigido a “los profesionales jóvenes y sociables”, según la nota de prensa distribuída por Samsung. Para ello se le ha dotado de una extensa lista de soluciones de software empresarial como su compatibilidad con Exchange Active Sync, Sybase Afaria, CISCO Mobile y CISCO WebEx.

En un primer vistazo, el Galaxy M Pro cuenta con un diseño clásico con teclado QWERTY de generosas proporciones acompañado tanto de un trackpad óptico así como de una pantalla táctil LCD de 2,44 pulgadas y 480×320 píxeles de resolución, ofreciendo así casi todas las posibilidades de interacción posibles con el Android 2.3 Gingerbread alojado en su interior.

Para mover el sistema cuenta con un  procesador de 1Ghz, una cámara de 5MP más una frontal VGA para la videollamada, conectividad HSDPA de hasta 7,2 Mbps de descarga y HSUPA de hasta 5,76 Mbps para la subida de datos, acelerómetro, sensor de proximidad, Bluetooth 3.0 A2DP, GPS con brújula digital, microUSB 2.0 y Wi-Fi b/g/n

Nuevo miembro del club de menos de 10mm de grosor… aunque por muy poco

Todo ello se enclava en un terminal que, por unas micras, entra en el club de los “extrafinos”, ya que baja de los 10 mm de grosor. En concreto presenta un perfil de 9,97mm, con 66 milímetros de alto por 113.5 de ancho, sumando un total de sólo 108 gr de peso, contando con una batería de ion litio de 1350 mAh, la misma que montaba su predecesor, el Samsung Galaxy Pro B7510. Si bien no tenemos datos de su autonomía, suponemos que estará en torno a las de éste último, rondando las 430 horas en espera y las 6 horas en conversación.

El precio y la fecha de lanzamiento se conocerá en IFA Berlín 2011

Será dentro de unos días, durante la feria IFA 2011 de Berlín cuando conozcamos alguno de lo datos que nos faltan sobre este nuevo smartphone del fabricante coreano, en concreto, la fecha y el precio con el que llegará a las tiendas de nuestro país.

Fuente: Nota de Prensa

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)