Modo “No Molestar” de iOS 6 a fondo

Escrito por
Apple
0

iOS 6 esconde muchas novedades pero una de las más interesantes es el modo “No Molestar” que lejos de ser un simple silenciador de llamadas, se podría decir que es un “secretario” virtual de la misma forma que Siri es un “mayordomo” digital.

Aunque no tenga nombre propio como Siri, el modo “No molestar” de iOS 6 pasa por ser una de sus grandes novedades y una vuelta de tuerca a una de las funciones que parecen cada vez más olvidadas, paradójicamente, de los teléfonos, su función, precisamente, como teléfono.

Secretario/a digital

Este nuevo modo de Apple no se limita a ser un simple “mute”, sino que permite personalizar de forma realmente interesante cómo, cuándo y hasta dónde estamos disponibles para que nos llamen. E incluso, también se puede elegir el “quien”.

No tendremos que volver a colgar sin más

El modo “No molestar” tiene varios niveles. El primero es que podemos rechazar una llamada sin colgarle directamente. Es decir, podemos cortarla dando como respuesta un SMS (o iMessage) o un correo electrónico de cortesía indicando a nuestro interlocutor que no podemos hablar. Evitaremos a aquellos que no se dan por enterados cuando les cortas repetidamente una llamada. A partir de ahí, es donde entra su faceta como “secretario/a”, ya que será el propio teléfono el que nos indique si queremos que nos lo recuerde más adelante.

Nunca más llamadas inoportunas

Pero donde el modo “No Molestar” ofrece más posibilidades es si nos molestamos en preconfigurar algunos parámetros. Podemos elegir qué momentos del día está activo, y filtrar una lista de teléfonos con permiso para llamarnos en ese tiempo. También podremos combinarlo con el Calendario, haciendo que el sólo se active cuando detecte que estamos en una reunión y, de hecho, se le puede indicar que hasta que no salgamos de cierta zona geográfica no nos molesten. Eso sí, en todo momento, todas las llamadas entrantes tendrán una respuesta a través del medio que tengamos establecido para informar de que no estamos disponibles.

Una vez que ya volvemos a estar disponibles, el propio teléfono es el que nos da un informe de llamadas, que podemos establecer con un rango de prioridad para ser devueltas.

El sólo sabe dónde puede o no molestarte

Esto, que tiene un marcado carácter profesional puede trasladarse a una vida menos seria. Imaginemos que utilizamos el también novedoso Passbook.  Éste puede también configurarse para que reservas de restaurante o entradas de cine se sincronicen como eventos del calendario. El resultado, ya no hay que preocuparse de llamadas impertinentes en según qué sitios.

Sin duda, si hubiera que elegir alguna de las funciones que Apple presentó el pasado lunes para un podio de iOS 6, este nuevo modo es sin duda candidato a alguna de las medallas por haber conseguido sorprendernos con una función, a priori, tan aburrida como son los “modos” del iPhone. El único error es que lo han enseñado en junio y no saldrá hasta septiembre, tiempo que seguro aprovecharán el resto de competidores para quitarle la exclusividad.