Los Samsung Galaxy S, S3 y Note han vendido más de 57 millones de unidades

Escrito por
Samsung
0

Por millones se cuentan las ventas de los Galaxy de Samsung. Desde aquel Galaxy S de 2010 la carrera no ha hecho sino que ir más deprisa. A día de hoy hay 57 millones de unidades vendidas en apenas dos años y el Galaxy S3 listo para pulverizar cualquier marca anterior.

Samsung ha confirmado las últimas cifras de ventas de sus modelos Galaxy más estelares. La verdad es que las cifras son de infarto. El Galaxy S, primer modelo de la nueva era y al que muchos consideramos el primer y verdadero competidor del iPhone ha vendido la friolera de 24 millones de unidades. Lanzado en junio de 2012, vio la luz en el Mobile World Congress de ese mismo año. Equipado con una pantalla de cuatro pulgadas y una cuidada, para el momento, versión de Android fue una revolución no solo dentro de la firma sino de Android que por primera vez, como hemos comentado, plantaba cara al gigante de Cupertino con móvil equipado con un procesador de 1 GHz.

Galaxy S2

Pero lo mejor vino después con el Galaxy S2, lanzado en 2011, que en solo 13 meses ha vendido más que su hermano menor. Concretamente 28 millones de unidades y hasta la fecha el modelo de mayor crecimiento comercial de la firma en su historia. El último capítulo de esta historia la protagoniza el Samsung Galaxy Note. El experimento a medio camino entre el tablet y el teléfono tiene ya siete millones de unidades en su casillero. Ahí es nada. Grande, con una enorme pantalla de 5,3 pulgadas y un acertado lápiz óptico se ha hecho más que un hueco en el mercado y ha creado una nueva categoría de producto. No hay nada más que decir.

Galaxy S3

La historia solo puede tener en el Galaxy S3 la continuación. De momento y según cifras oficiales ya lleva nueve millones de unidades en escasas 48 horas a la venta. Las previsiones de la firma es llegar a los treinta millones y la verdad es que habida cuenta del parque de seguidores que hay en el mundo, cifrado ya en casi sesenta millones, no parece difícil que la mitad de ellos cambien por el nuevo modelo que está a años luz de sus antepasados.