Láseres, el último arma para acabar con los móviles en el teatro

Escrito por
0

Seguro que en más de una ocasión os ha tocado soportar a los típicos pesados que sacan el teléfono móvil en medio del cine o en una función de teatro. Pues parece que en China han ideado una solución de lo más drástica para devolverles la moneda a estos compañeros de butaca tan cansinos: atacarlos con lásers.

Según hemos podido leer en el New York Times, los acomodadores de los teatros chinos van desde ahora equipados con un puntero láser para apuntar directamente a los espectadores que no dejen de consultar su teléfono móvil en medio de una actuación. Una idea de lo más peculiar, pero que hará que se lo piensen dos veces antes de sacar su smartphone desde la sala.

Sala de teatro

Para no dañar la vista de los espectadores, los acomodadores siempre apuntan desde la parte trasera del patio de butacas. Además, están entrenados para apuntar al lugar correcto y no causar molestias al resto de espectadores inocentes. Es como para pensarse dos veces el sacar nuestro dispositivo para mirar el tiempo o para hacer fotos al escenario.

Tal y como afirman en el rotativo americano, parece que está técnica funciona, ya que se ha reducido el uso inapropiado de teléfonos móviles desde que se emplea, tal y como asegura uno de los ejecutivos al cargo del National Center.

¿Una solución excesiva?

Se trata de una idea que también resulta del agrado de aquellos que están encima del escenario. Giuseppina Piunti, una mezzo soprano italiana, asegura que se trata de una medida que debería utilizarse en todo el mundo, y que aunque también vislumbra los láseres desde su posición, afirma que le distrae menos que el flash de las cámaras o el uso de los teléfonos para realizar consultas.

Por ahora, no sabemos si esta peculiar idea trascenderá al resto de teatros del mundo, pero puede ser el inicio del camino para evitar las malas costumbres de los espectadores de realizar esta incómoda tarea que puede resultar perjudicial para el resto del público. A todos nos distrae la luz de los smartphones cuando estamos en el medio de una película en el cine o de una obra de teatro. Aunque bien es cierto que también puede considerarse como una medida un tanto excesiva para aquellos que lo utilicen para atender una urgencia.

También te puede interesar…

Fuente > New York Times