El reconocimiento facial llega a los teléfonos inteligentes

Escrito por
Android
1

La aparición en el mercado de los teléfonos inteligentes o smartphones ha permitido a los científicos investigar sobre desarrollos tan interesantes como el reconocimiento facial. Ahora, es la universidad de Manchester la que ha creado un software que podría librarnos de tener que introducir el código PIN en nuestro terminal.

Con el software creado por científicos de la universidad de Manchester, al parecer, sería posible que nuestro smartphone reconociera nuestra cara para permitirnos el acceso al terminal. Por tanto, ya no sería necesario introducir ninguna contraseña. La verdad es que solo la idea parece un tanto futurista, sin embargo, la Unión Europea ha financiado este proyecto, “Mobile Biometrics”, capaz de reconocer la cara en tiempo real con una velocidad y precisión sin precedentes.

Evolución en el reconocimiento

Y es que los sistemas de reconocimiento facial desarrollados con anterioridad a este proyecto solo conseguían dar una posición y escala aproximada de la cara. El investigador principal del nuevo proyecto, Phil Tresadern, ha comentado respecto al actual modelo que se “ejecuta en tiempo real y de forma precisa, identificando un número uno de puntos de referencia en y alrededor de la cara como los ojos, la nariz, la boca y la mandíbula”.

Para lograr esto, lógicamente necesitamos, además del software, algún elemento capaz de captar estas referencias. La cámara del smartphone tendría este papel. Así, se graba un vídeo de la cara y con el software se identifican 22 rasgos faciales, consiguiendo una mayor precisión en el reconocimiento.

Dónde se usa

Hasta ahora, el reconocimiento facial se usaba en algunos ordenadores portátiles, webcam y en consolas de videojuegos como la Xbox 360 Kinect. Con este sistema podíamos acceder automáticamente a nuestro perfil de usuario, una vez identificada la cara. Sin embargo, el nuevo software de reconocimiento facial desarrollado en la universidad de Manchester, es la primera vez que se aplica en un entorno móvil.

El avance de esta tecnología permitiría el reconocimiento de las emociones del usuario basado en las expresiones faciales. Esto abre un campo muy amplio de posibilidades, por ejemplo, dentro del mundo de las aplicaciones y de los juegos. Podría ocurrir algo similar al “boom” desarrollador que tuvo lugar cuando aparecieron las primeras pantallas táctiles. Si los smartphone forman ya parte de la vida diaria de millones de usuarios, el reconocimiento facial sería una manera integrar más intensamente los teléfonos inteligentes en nuestro día a día.