El Sony SmartWatch 2 será resistente al agua y el polvo

Escrito por
Sony
0

Los usuarios cada vez son más exigentes con sus dispositivos, por eso desde hace algún tiempo no es novedad que algunas gamas de terminales móviles se estén volviendo resistentes ante los elementos, sobre todo polvo y agua, muy nocivo en ocasiones para aparatos tecnológicos. Por ello Sony quiere que todos sus productos sean “muy fuertes” y duraderos.

De esta manera, y mediante una llamada de atención del portal ‘Android Central’ a la mismísima compañía japonesa, ya se puede confirmar que el nuevo Sony SmartWatch 2 será resistente al agua y el polvo. De este modo el dispositivo estará a la altura de sus hermanos mayores, como el Sony Xperia Z, que ya muestran este tipo de tecnología resistente al agua.

Para la demostración, nada mejor que un video. En el mismo se puede observar como se introduce el Sony SmartWatch 2 en un recipiente con agua en repetidas ocasiones, y demostrando que se da un “chapuzón”, y que al sacarlo muestra un correcto y perfecto funcionamiento, como si no hubiera pasado nada.

Apuesta de Sony

Con la introducción de estas certificaciones, IP57, que hacen valer al dispositivo contra estos elementos, el mensaje de Sony es claro: va a luchar en todos y cada uno de los segmentos móviles contra Apple y Samsung. Ya sea en relojes inteligentes, smartphones, o tablets, los japoneses no tienen miedo y se lanzan a la arena del mercado tecnológico incluso con dispositivos que son un verdadera incertidumbre.

En relación a este tipo de certificaciones, IP57, y para poner algo de luz sobre el asunto, cabe destacar que la primera cifra que nos encontramos, el 5, nos indica que aunque la penetración de polvo en el dispositivo no se impide por completo, su entrada nunca debe ser la suficiente como para impedir el funcionamiento plenamente satisfactorio del terminal. Por otro lado, el 7 significa que la entrada de agua o humedad no será perjudicial para el reloj inteligente siempre y cuando este sea sumergido en unas condiciones definidas de tiempo o presión y a un máximo de un metro de profundidad.

Un nuevo paso más de Sony para demostrar a todos los consumidores que sus productos están en primera línea, y que tienen la decida intención de seguir así.