Samsung Galaxy S3 vs iPhone 5: Hardware

Escrito por
Apple
0

Samsung y su Galaxy S3 son el rival a batir por el próximo iPhone 5. Evidementemente, sólo la marca coreana ha desvelado sus armas por lo que lo que viene a continuación no es una comparativa, sino un análisis de qué cosas le ha puesto realmente difíciles Samsung a Apple y cuales no.

Vaya por delante que el Samsung Galaxy S3 es, de momento, el smartphone más espectacular, tanto a nivel de software como de hardware que se ha presentado este año y será un duro rival para el que, pese a quien le pese, sigue siendo el referente, Apple y su iPhone. Evidentemente, no podremos comparar ambos terminales hasta tener una unidad de cada uno en las manos, pero si podemos ver que Samsung le ha puesto el listón muy alto a los de Cupertino para volver a dar un puñetazo encima de la mesa y llevarse el mercado de calle.

En este primer análisis vamos a ver qué elementos de hardware ha presentado Samsung que pueden suponer un problema a Apple, y también cuales no.

Procesador: lo mejor hasta el momento

En primer lugar, hablaremos de su CPU Samsung Exynos QuadCore a 1,4Ghz. Sencillamente es lo más potente que se ha montado en un smartphone hasta el momento y Apple o estrena el A6 en el iPhone 5 o con el A5X del nuevo iPad, pese a su supuesta “fantabulosa” GPU, puede que se quede atrás en términos de rendimiento.

Está apoyado por una RAM de 1GB, y quizás esto sea un pequeño handicap para el Galaxy S3. No sólo Apple puede igualar esta capacidad, que sería doblar la existentes en el iPhone 4S y montar la del nuevo iPad, por lo tanto, algo plausible y lógico, sino que otros fabricantes Android como LG han anunciado que en 2012 lanzarán terminales con 2GB de RAM.

Pantalla: Luces y sombras

La pantalla del Galaxy S3 da una de cal y otra de arena. En primer lugar, su tamaño es realmente impresionante. Alcanza las 4,8 pulgadas y refuerza el estándar del mercado en el que este ratio es el que tiene que tener un smartphone para jugar en primera división. Como es sabido, Apple se mantiene en las 3,5 pulgadas desde su primer iPhone, y pese a que existen perennes rumores sobre el aumento de esta en el iPhone 5, aún hay que verlo para creerlo.

Otro tema es la tecnología utilizada en la Super AMOLED del Galaxy S3. El detalle es que ha desaparecido el “+”, eso quiere decir que Samsung ha utilizado una Pentile, en la que subpixeles que forman cada pixel con los colores rojo, verde y azul, tienen el mismo tamaño. No es que la tecnología sea inferior a la Retina de Apple, que lo es pese a alcanzar 306ppp, sino que es de menor calidad incluso de algunas que están montadas en terminales de su propio catálogo.

La siguiente imagen lo explica gráficamente. Publicada por Engadget, se puede ver la diferencia entre la del último terminal coreano y la del HTC One X, donde en el primero los píxeles para cada color tienen diferente tamaño, dando un tono azulado a los colores en pantalla del Galaxy S3.

Al menos, todo el conjunto está revestido de Gorilla Glass 2, lo que garantiza su durabilidad, algo de lo que no puede presumir aún Apple ni en el iPhone 4 ni en el 4S. Por otra parte, tiene una calidad HDReady, es decir, 720p, un detalle que puede ser fácilmente superado, y de hecho ya lo está, por otros terminales Android. Dada la calidad de la Pantalla Retina del nuevo iPad, y el contenido en 1080p de iTunes, el iPhone 5 es probable que sea un smartphone FullHD.

Cámara: 8MP ¿para qué más?
No es que critiquemos la cámara del Samsung Galaxy S3, de hecho nos parece más que sobresaliente, como la del resto de terminales del mercado. En este aspecto, quizás ya no haga falta que se metan más MP de los 8MP que luce el Galaxy S3, equivalentes a los del iPhone 4S. De hecho, apostamos porque Apple mantendrá esto de la misma forma, y nos parece  más que adecuado.

Conexiones, todas y abiertas

Completa el apartado de hardware las conexiones el HSDPA+, NFC, bluetooth 4.0 y GPS con soporte Glonass y un nuevo barómetro para la calibrar mejor la cota de altura. Notaréis que no hemos dicho LTE, pero no es criticable ya que saldrá un modelo con esta conexión en los próximos meses. También posee WiFi N con WiFi Direct y WiFi HT40. No dudamos que el iPhone 5 contará con toda esta panoplia de conexiones, pero lo que no está tan claro lo que se podrá o no hacer con ellas, el ejemplo del bluetooth en los iPhone es lo más palpable.

Lo que no tiene es salida HDMI, como seguro que no tendrá el iPhone 5. Al igual que este utiliza un adaptador, para sacar la señal de TV, pero es a través del USB con un MHL que no sabemos si estará en el pack inicial del terminal. De ser así, punto para Samsung ya que Apple no regalará el accesorio.

Diseño impresionante, pero de nuevo en plástico
Finalmente, terminaremos con el diseño. Samsung ha vuelto a optar por materiales menos “nobles”. El Galaxy S3 vuelve a estar hecho en policarbonato frente a las opciones del acero o el cristal, aunque eso sí, el tacto cerámico obtenido con la técnica HyperGlace le hace subir algún entero en este aspecto. Se supone que el iPhone 5 estará hecho de metal líquido y otros fabricantes también están optando por este tipo de materiales. En cuanto al grosor, es prácticamente idéntico al S2, 8,6 mm, una cifra realmente impresionante.

En modelos de 16GB, 32GB o 64GB, igual que el terminal de Apple, podremos aumentar la memoria con tarjetas microSD, algo que no se podrá en el iPhone 5 sin ninguna duda. En cuanto al precio, parece que ahí también van a ir parejos ya que el Samsung Galaxy S3 rondará los 700 euros libre de fábrica el próximo 29 de mayo, fecha en la que se pone a la venta.

Y hasta aquí el análisis de las capacidades de hardware del Galaxy S3 frente a lo que puede ofrecer el iPhone 5, en el siguiente os pormenorizaremos el software, algo tan o más importante que las especificaciones técnicas en estos terminales.