Los Samsung Galaxy S2 y Galaxy S3 se podrían actualizar con Jelly Bean en agosto

Escrito por
Samsung
1

Google ha tardado menos de un mes en lanzar Android 4.1 Jelly Bean en forma de OTA para sus dispositivos Galaxy Nexus y Nexus S y esa celeridad podría transmitirse igualmente a los distintos fabricantes. Según se escucha desde SamMobile, Samsung ya estaría probando el funcionamiento de esta nueva versión en el Galaxy S2 para liberar la actualización tanto para este modelo como para el Galaxy S3 en algún momento entre los meses de agosto y septiembre.

Por norma general, los usuarios siempre sufren grandes retrasos a la hora de poder actualizar sus smartphones y tabletas, al menos respecto al lanzamiento de las primeras OTA de Google.  Gran parte de esta espera se debe a los fabricantes, que son los encargados de optimizar el software del buscador para sus modelos. Sin embargo, con Android 4.1 Jelly Bean podría ser distinto.

Samsung, preparando las OTA

De hecho, HTC ha sido de las más madrugadoras al anunciar oficialmente que los smartphones de la gama HTC One serán actualizados próximamente. Samsung, otra de las compañías que antes reaccionan ante este tipo de casos, aún no se ha pronunciado oficialmente, pero fuentes cercanas a la surcoreana -según indican SamMobile- detallan que los técnicos ya han iniciado las primeras pruebas de optimización. Concretamente se dice que el Samsung Galaxy S2 está siendo el banco de pruebas sobre el que se está adaptando Jelly Bean. No cabe duda de que el Samsung Galaxy S3 será actualizado el primero, dada su posición dentro de la compañía y del propio mercado de smartphones.

Entre agosto y septiembre

La fecha de lanzamiento de la OTA con Android 4.1 estaría próxima al mes de agosto, aunque SamMobile no precisa y también engloba septiembre como fecha probable. Esta noticia nos facilitaría no solo una fecha aproximada en la que se liberaría la actualización, sino que a su vez corroboraría la intención de Samsung de seguir ofreciendo soporte al superventas Galaxy S2. Del que no se menciona absolutamente nada es del Galaxy Note, aunque por su hardware no es difícil equivocarse al decir que también será actualizado. Lo que sí cabe dentro de lo probable es que su actualización sufra algún retraso como ya sucedió con Ice Cream Sandwich, principalmente por los problemas y trabajo añadido que plantean las aplicaciones adicionales para ofrecer soporte a su stylus óptico, S Pen.