Google lanzará varios Nexus al año para combatir la fragmentación de su sistema

Escrito por
Android
0

El gigante de Internet podría haber dado con la clave para acabar con la temida fragmentación. Y es que Google planea lanzar hasta cinco dispositivos Nexus diferentes por año para demostrar a los fabricantes que la personalización de Android no es necesaria para triunfar y diferenciarse del resto. Serían los propios fabricantes los encargados de ensamblar los dispositivos.

Aunque ya no se habla con tanta insistencia de la fragmentación de Android, no quiere decir que no siga existiendo. Es desde hace tiempo un problema al que Google quiere plantar cara, pero la complejidad del asunto lo convierte en una situación difícil de reconducir.

 

Un problema va a más

En sus inicios, Google ofrecía total libertad a los fabricantes para integrar Android en sus dispositivos. Poco a poco algunos canalizaron la permisividad del buscador en un arma diferenciadora frente a la competencia. Incluyeron interfaces gráficas que modificaban el aspecto original de Android e incluso añadían nuevas herramientas y funcionalidades. Todo con tal de destacar sobre el resto. Durante el tiempo que Android se iba haciendo más popular empezaron a aparecer los primeros problemas: las actualizaciones, tardías o inexistentes. Un ejemplo es el bajo porcentaje de dispositivos que circulan por el mercado con la última versión, Ice Cream Sandwich.

Google ya no necesita posicionar su sistema operativo pues en pocos años se ha convertido en uno de los más populares y usados. Sin embargo, ahora los problemas a abordar son otros. Y es que la fragmentación, potenciada por la gran variedad de smartphones de baja, media y alta gama, complica todo un poco más. Los mayores perjudicados son los usuarios, principalmente porque en ocasiones sus teléfonos no se actualizan a su debido tiempo, si es que lo llegan a hacer.

Google lleva tiempo estudiando cómo acabar con este problema sin tener que llegar al extremo de iOS o Windows Phone, que no permiten las modificaciones del software de los fabricantes. Los norteamericanos no quieren que su software pierda la condición de software libre. Por todo esto el gigante de Internet habría ideado un plan que pasa por lanzar al mercado un mayor número de teléfonos propios, que históricamente se han caracterizado por incluir la experiencia de usuario de Android original. La ventaja de esto es que las actualizaciones del sistema llegan a los teléfonos mucho antes.

El objetivo de Google es demostrar a los fabricantes que pueden vender incluso más sin necesidad de personalizar Android y las ventajas que eso conlleva. Para eso el buscador optaría por lanzar al mercado no solo un modelo como acostumbra hasta ahora ( Nexus One, Nexus S y Galaxy Nexus) sino que la cifra podría elevarse hasta cinco, incluso tocando diferentes gamas, no solo en la gama alta como hasta ahora. Para su ensamblaje encargaría cada modelo a un fabricante distinto para demostrar que esta estrategia (la de no personalizar sus terminales) puede ser igual o más rentable. Tal vez el nacimiento de este nuevo frente tenga mucho que ver con la reciente reapertura de la tienda en línea de Google, desde la que actualmente se puede comprar el Galaxy Nexus, aunque solo desde EEUU. ¿Conseguirá de esta forma el buscador erradicar la fragmentación de su plataforma?