Hace unos días os contábamos que Ericsson se había convertido en el principal fabricante de infraestructuras 5G del planeta, por delante de gigantes como Huawei o Nokia. Algo que ha conseguido gracias al gran número de contratos que ha podido cerrar hasta la fecha, con colaboraciones como la que ahora conocemos con la británica BT.

Los contratos son al fin y al cabo lo que alimentan los resultados y el posicionamiento en el mercado de las grandes empresas, y en este caso Ericsson es sin duda uno de los que ha cerrado un mayor número, y por supuesto, siempre resueltos con éxito y acorde a las expectativas.

Posición privilegiada en Reino Unido

La tecnológica sueca ha cerrado un acuerdo con BT Group de carácter multimillonario. Y no es para menos, porque este nuevo acuerdo refleja infraestructuras de 5G para todo el Reino Unido. El acuerdo busca proporcionar a BT su cartera Private 5G. Este alberga una serie de equipos que ofrecen una cobertura fiable tanto si se instala en interiores como en exteriores.

Ericsson

Con este acuerdo se verán beneficiadas empresas y organizaciones británicas de sectores como el industrial, el académico, de salud, de transporte, logístico o de defensa, entre otros muchos. Por tanto el acuerdo tendrá un gran impacto a nivel social proporcionando una serie de servicios esenciales para mejorar la productividad del tejido empresarial de Reino Unido. Tanto BT como Ericsson han destacado que se trata del primer acuerdo importante de este tipo en el país, y que será capaz de capitalizar una demanda de servicios cada vez mayor. Servicios como mantenimiento predictivo, automatización o el seguimiento de activos.

Primeros proyectos en conjunto

Ambas empresas han señalado como ejemplo de su acuerdo una gran colaboración en el puerto de Belfast, que dotará de conectividad 5G privada a los 142.000 metros cuadrados que ocupa esta gra infraestructura. Con ellos será posible explotar nuevas tecnologías para el puerto, de tal forma que se pueda sacar partido a equipamientos basados tanto en IA como en IOT. De esta forma se podrá dotar a muchas empresas del estatus de fábrica inteligente en determinadas infraestructuras.

Ericsson 5G

Imagen de Freepik

Y es que el 5G es uno de los principales vehículos para modernizar el tejido industrial de decenas de países. Esta conectividad permitirá contar con tecnologías que hasta ahora eran impensables, con una latencia prácticamente inexistente. Monitorizar en tiempo real la descarga de mercancías, o dirigir a distancia la maquinaria que lo hace posible será algo al alcance de muchas empresas y organizaciones gracias a tecnologías como las que se implementarán con este gran acuerdo.

Un acuerdo que se suma a otros tantos que ha cerrado ya Ericsson en los últimos años, y que le ha convertido en líder indiscutible de la industria 5G a nivel mundial. Unas infraestructuras de sobrado rendimiento que están proporcionando a sociedades de todo el planeta el acceso a una tecnología que derriba para siempre las distancias, con la capacidad de crear nuevos casos de éxito basados en las bondades y sobre todo velocidad que nos ofrece un 5G de primer nivel, basado en infraestructuras de última generación.