Xiaomi Redmi 3S

Análisis a fondo del Xiaomi Redmi 3S

Valoración: 7 de 10

Sello Movilzona 7El anuncio de la llegada al mercado del Xiaomi Redmi 3S mostraba el renovado esfuerzo de la compañía China para seguir siendo “punta de lanza” en lo referente a los terminales con sistema operativo Android con la mejor relación calidad/precio posible. Y, lo cierto, es que en esta prueba se podrá comprobar que los esfuerzos han sido positivos ya que estamos ante un modelo que, si bien no está pensado para ser el mejor del mercado, sí que es una opción que se debe valorar si se desea comprar un dispositivo por menos de 130 euros.

Una de las primeras cosas que llaman la atención del Xiaomi Redmi 3S es que incluye lector de huellas en la parte posterior, con una forma redondeada y que está plenamente accesible al utilizar el dispositivo con una mano. No tiene nada que envidiar respecto a lo que hemos visto a otros modelos más caros del mercado, ya que su funcionamiento es realmente eficiente y rápido. Por lo tanto, este accesorio integrado se convierte en uno de los detalles más atractivos del teléfono, siendo capaz de despertar al terminal cuando está en reposo. El caso, es que esto hace al modelo diferente y atractivo.

Frontal del Xiaomi 3S

A continuación vamos a indicar las impresiones que hemos obtenido, así como mostrar los resultados que el Xiaomi Redmi 3S ha conseguido en las pruebas habituales que realizamos en MovilZona, para que sepas exactamente lo que podrás conseguir con este modelo que hemos probado gracias a que nos ha llegado la unidad de test desde la tienda GearBest.

Diseño

Lo primero que se debe indicar es que el aspecto del Xiaomi Redmi 3S es altamente reconocible, ya que sus líneas se mantienen similares a las que ofrecen otros modelos de gama media o entrada del fabricante chino. Así, estamos ante un modelo con acabados redondeados en sus esquinas y con unas líneas suaves pero evidentes tanto al verlas como al agarrar el terminal. Por cierto, que si se mira en su frontal, no hemos podido dejar de apreciar lo parecido que es a los Honor de Huawei, en especial las primera generaciones de esta submarca.

La carcasa trasera del Xiaomi Redmi 3S ofrece un buen tacto y agarre, ya que su acabado no muy pulido evita que el dispositivo se escurra fácilmente. Aparte, la comodidad es alta al utilizar el dispositivo de forma continuada, algo que se puede hacer con sólo una mano lo que es del gusto de muchos. Nos ha gustado, para ser un modelo económico, la banda que recorre todo el borde del teléfono que le da un aspecto llamativo y, como no, lo bien ubicados que están tanto la cámara trasera como el antes mencionado lector de huellas que se encuentra fácilmente sin tener que mirar.

Bordes laterales del Xiaomi 3S

Sin botones frontales físicos de control del sistema operativo Android (Marshmallow), ya que estos son táctiles, el dispositivo está bien dimensionado y estructurado. Nos ha gustado su diseño en líneas generales. Un detalle a destacar es que los botones hardware de control de volumen y encendido -en la parte derecha- son sólidos aunque que algo estrechos. Cumplen, eso sí, con su cometido sin problemas.

En el lateral izquierdo está la ranura para las dos tarjetas SIM que se pueden utilizar, la segunda también es compatible con microSD de hasta 256 GB. Esta encaja a la perfección con la carcasa metálica que incluye el Xiaomi Redmi 3S -que da una sensación de no ser especialmente resistente, todo hay que decirlo, pero que con el uso comprobamos que no es así-, por lo que se ha cuidado este aspecto. En la parte superior está la toma de auriculares y el micrófono de reducción de ruidos, y en la baja el puerto microUSB (en esta parte, en la zona trasera, está el altavoz que no es muy bueno, ya que no es potente ni especialmente definido).

Acabado del Xiaomi 3S

En definitiva, un terminal llamativo, sin  ser muy atractivo, especialmente si tenemos en cuenta que hablamos de un modelo por debajo de los 130 euros. Se cumple sobradamente aquí con el Xiaomi 3S, ya que no se tiene la sensación de ser un dispositivo de “juguete”, por poner un ejemplo.

Pantalla

La pantalla de este modelo es de 5 pulgadas, por lo que su manipulación con sólo una mano es posible y, como pudimos comprobar, bastante cómoda debido al acabado de sus laterales. Por cierto, que el aprovechamiento del frontal es excelente, ya que se aprovecha más del 70% de este, incluyendo aquí el espacio destinado a los botones táctiles. Un dato positivo y que demuestra que el Xiaomi Redmi 3S es tan pequeño como fino: 8,5 milímetros. En cuanto al peso, este se sitúa en los 144 gramos, pero la sensación es de que se tiene en la mano un terminal algo más pesado.

Calidad de la pantalla del Xiaomi 3S

La resolución del panel IPS que está bien integrado es HD (720p), por lo que la densidad de píxeles que ofrece es de 294 ppp.  No es una barbaridad, pero sí suficiente para que las letras, por poner un ejemplo, se lean sin problemas. La respuesta táctil es perfecta  y, por lo tanto, hablamos de una pantalla solvente, pero no espectacular. Un par de detalles: el brillo no es especialmente potente, por lo que en exteriores sufre un poco, pero por el contrario los ángulos de visión son muy amplios.

En lo que se refiere a la representación de los colores, hay que decir que estos son veraces y bastante fiables, sin una mala saturación y un rango dinámico que no está nada mal para el precio que tiene el Xiaomi Redmi 3S. En cuanto a la marca de las huellas que se deja en el cristal, hay que decir que no es excesiva, lo que siempre es de agradecer ya que de no ser así se tiene que estar limpiando de forma continuada, lo que resulta un incordio.

Rendimiento

Aquí hay una evidente reducción de la capacidad de este modelo frente al modelo original en el que se basa, y que tiene lógica ya que este es más económico y por algún lado se tiene que notar esto. Como hemos indicado antes, en el diseño no se ha reducido apenas nada, ya que el aspecto es prácticamente el mismo. Y es en el procesador donde encontramos la gran diferencia: se pasa de un Snapdragon 616 a un 430, lo que evidentemente restringe su “fuerza bruta”. El caso, es que el SoC del Xiaomi Redmi 3S es un modelo de ocho núcleos que funciona a una frecuencia máxima de 1,4 GHz y que utilizan una arquitectura Cortex-A53.

En el interior de este componente hay una Adreno 505, solvente pero que con los juegos más exigentes sufre y se detecta cierto retraso en la ejecución de los gráficos en tres dimensiones. Eso sí, Clash of Clan o Pokémon GO van sin problema alguno. En cuanto a la RAM, nosotros probamos la variante con 2 GB, que no se comporta mal en condiciones de multitarea -se beneficia del uso de Android 6.0-, pero existe una versión de tres “gigas” que eso sí pierde algo de encanto en lo referente a la relación calidad/precio. Un detalle importante: el almacenamiento es de 16 GB, ampliable como hemos dicho.

Trasera del Xiaomi 3S

En la experiencia de uso no hay mucha queja que se pueda poner al Xiaomi Redmi 3S, ya que la sensación es la de un terminal que no está exento de la fluidez necesaria para el día a día. De todas formas, con algunas aplicaciones como la propia de la Cámara o en las que se realizan retoques de imágenes de forma intensiva, se nota que el procesador pierde algo de “fuelle”. Pero, esto, no le hace dejar de ser una opción más que viable.

Estos son los resultados que obtuvimos en las pruebas de rendimiento habituales que utilizamos en MovilZona:

Un par de detalles que creemos necesario comentar. El primero es que el control del calor que existe en el Xiaomi 3S es muy bueno, ya que no detectamos altas temperaturas incluso si el uso es continuado. Por el contrario, la cobertura WiFi no es la mejor posible (sin ser lamentable). Comparado con otros modelos, siempre llega un poco menos que el resto, lo que se tiene que intentar solucionar de alguna forma, ya que la antena es la misma que en el Xiaomi Redmi 3S en el que no ocurre esto.

En lo que se refiere a la autonomía, aquí está una de las grandes sorpresas -y muy positivas- del Xiaomi Redmi 3S. La inclusión de una batería de 4.100 mAh de carga ya nos hacía pensar cosas buenas en este apartado, pero no tanto como lo que descubrimos. El caso es que llegar a los dos días de uso habitual es más que posible: es todo un hecho. Además, al utilizar el dispositivo con la pantalla encendida constantemente llegamos sin problemas a las ocho horas o más, siempre. Excelente comportamiento que se acompaña con recarga rápida. Si busca un teléfono con este apartado como esencial, no dudes en revisar este modelo compatible con redes 4G.

Prueba de autonomía del Xiaomi 3S

Cámara

Aquí el Xiaomi Redmi 3S simplemente cumple, por lo que no se debe esperar grandes cosas de este teléfono en el apartado de la fotografía (que suele ser el que habitualmente menos dotado está en los terminales de coste reducido). El sensor frontal de 5 megapíxeles cumple para hacer selfies, por lo que no hay mucho que comentar ya que se ha solucionado correctamente aquí la situación.

Cámara trasera del Xiaomi 3S

El sensor trasero, y principal, es de 13 megapíxeles con una apertura F:2.0 y con PDAF. Lo cierto es que esperábamos algo más de este componente, todo hay que decirlo. Las fotos con buena luz son correctas, no hay duda, y no se aprecian ni aberraciones ni un ruido muy evidente (pero hay, eso sí). El caso es que cumple con una representación adecuada de los colores pero con una saturación excesiva, en especial cuando la luz es intensa, lo que es algo que puede sorprender. Eso sí, el enfoque automático es bastante rápido, lo que se agradece ya que no se escapan muchas tomas por esta razón.

En resumidas cuentas, cumple sin más cuando la luminosidad es buena. Cuando esto no es así, la cosas se torna a peor, ya que el grano que se ve en las fotos es claro y los colores pierden claramente su intensidad. El flash ayuda en parte, pero los resultados son mucho más oscuros de lo deseable y, por lo tanto, aquí decepciona el Xiaomi Redmi 3S. El postprocesado podría solventar en parte esto, pero no es así tampoco. Esperemos que actualizaciones futuras den la vuelta a la situación.

En cuanto a la aplicación Cámara, permite el uso de un Modo Manual con opciones como el cambio de la sensibilidad ISO, pero no ofrece todas las opciones que sí se incluyen en interfaces personalizadas de otros fabricantes. Eso sí, el uso es de lo más sencillo y sí que se dispone de ayuda HDR o filtros. En líneas generales, una buena herramienta que para el usuario medio es más que suficiente.

Aplicación cámara del Xiaomi 3S

A continuación dejamos un ejemplo de la calidad de grabación que ofrece el Xiaomi Redmi 3S -a 1080p de máximo-, que mantiene lo indicado para las fotos y comprobaremos que su autoenfoque no es malo en lo que se refiere a la velocidad pero que sufre en parte al estabilizar la imagen. Por cierto, el micrófono es bastante eficiente:

Conclusión

Un modelo este Xiaomi Redmi 3S que está algo por encima de lo que cabría esperar debido a su precio, ya que ofrece detalles tan positivos como el lector de huellas integrado o el acabado metálico. Además, su autonomía es espectacular, algo que será todo un acierto para muchos que tienen en este apartado uno de los más importantes en su elección de un terminal Android. Por cierto, que utiliza la interfaz MIUI versión 7.3, que es eficiente pero que incluye una personalización muy pronunciada y esto hace que se tenga que aprender a utilizarla. Su consumo de recursos no es una locura, pero existe.

El procesador del Xiaomi Redmi 3S no es el mejor posible, y lo cierto es que con algunos trabajos se nota su falta de potencia. Pero, en el día a día, cumple sin problemas. Un modelo solvente, con una cámara con luces y sombras y que, ciertamente, no se puede esperar mucho más por menos de 150 euros. Sin duda, la compañía China se mantiene como una de las de referencia en el mercado de dispositivos Android económicos.

Consíguelo en GearBest

El terminal que hemos analizado se puede conseguir en la tienda online GearBest, donde es posible comprarlo con un precio interesante. Este es el enlace en el que se puede encontrar el dispositivo y, además, tenemos unos códigos de descuento si te animas a comprar el Xiaomi Redmi 3S: color plata (GBBXiaomi) y color dorado y gris (GBRedmi3S).

Página del Xiaomi 3S en la tienda GearBest

Lo mejor

  • Excelente relación calidad/precio
  • Autonomía impresionante
  • Buen funcionamiento del lector de huellas

Lo peor

  • Rendimiento ajustado
  • Algo pesado
  • La cámara no es muy buena en condiciones de poca luminosidad

Puntuación final del Xiaomi 3S


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

3 opiniones
  1. Froilsky 0
    22 Oct, 16 21:44
    8/10 Xiaomi

    Uno de los mejores equipos a pesar de no sea tan grande, china demuestra de nuevo la capacidad que tiene en cuanto a tecnología se refiere, en hctmania podras darte cuenta, te invito a visitar su foro, alli veras su funcionalidad, sistema y un gran equipo que te brindara mucha información sobre el Xiaomi

  2. Mauricio García 0
    23 Ene, 17 12:01
    2/10 Conectividad mala LTE deficiente, el int…

    Compre un XIAOMI Redmi y la primera impresion fue buena, la conectividad a wifi resulto ser mejor de lo esperada, la funcionalidad de las aplicaciones en general era aceptable al igual que la camara, lo peor fue cuendo me desconecte del wifi y use los datos moviles … con el 4g LTE a full el internet funcionaba sorprendentemente LENTO al punto que no podía descargar los videos de Whatsapp, el audio de las llamadas convencionales es bastante malo e incluso se cortan y en ocasiones ni siquiera se pueden realizar … al llevarlo al servicio tecnico manifestaron que no tenia fallas por lo que deducí que simplemente era malo … muy malo … por lo que lo devolví … experiencia MALA, no recomendable.