Wiko HIGHWAY

Análisis a fondo del Wiko HIGHWAY

Valoración: 8 de 10

Sello de puntuación 6El Wiko Highway es un modelo que supone una evolución en la gama de producto de este fabricante, ya que propone una mejora respecto a modelos anteriores. Pero la realidad es que esta un paso por detrás de los terminales que son considerados de gama alta de fabricantes como Samsung o Sony. Vamos con los detalles.

Lo cierto es que el aspecto de este modelo es mejor de lo que la firma tenía hasta ahora. Pero tiene unas líneas muy rectas que recuerdan bastante al BlackBerry Z10, que no es precisamente un ejemplo de diseño. Eso se completa con acabados plásticos que le hacen no tener un aspecto totalmente Premium, aunque ciertamente si se compara con dispositivos anteriores de Wiko la mejora es evidente.

En definitiva, que estamos ante el modelo más destacable que esta compañía ha puesto en el mercado y que podría cambiar la percepción que se tiene de él y que tiene como características más destacables su pantalla de cinco pulgadas y, como no, su procesador de cocho núcleos independientes que funcionan a una frecuencia de 2 GHz.

Teléfono Wiko Highway

Hardware y rendimiento

Esto es lo primero que analizamos del Wiko Highway, ya que la curiosidad respecto a su SoC era grande. Por cierto, que como dispositivo que está pensado para estar un paso por delante de los gama media este modelo incluye 2 GB de RAM. Para empezar, comprobamos los resultados obtenidos con este dispositivo en los benchmark habituales. Y, aquí, encontramos luces y sombras, ya que si bien su rendimiento en “bruto” es bastante bueno, en el apartado de los gráficos en 3D la cosas no fueron tan bien. Un ejemplo de lo que decimos en primer lugar es que en AnTuTu el procesador MediaTek MT6592 consigue una puntuación de 13.313 puntos. Baste decir que el LG G2 o el Nexus 5 superan los 20.000.

En el apartado gráfico, la GPU integrada es una Mali-450, es suficiente pero que no es comprable con las potentes Adreno que en este momento son las habituales en los móviles que se tildan como de gama alta. De nuevo poniendo ejemplo de un test específico, hay que indicar que el Wiko Highway alcanza en 3D Mark (en la prueba menos exigentes) 5.822, mientras que los gama alta aquí se pasan de puntuación y por tanto no son revisados. Es decir, que no está mal, pero está un escalón por detrás como indicábamos antes.

Test NenaMark del Wiko Highway

En lo referente a la experiencia de uso, la verdad es no está nada mal este modelo, ya que todo funciona con bastante solvencia, incluso el sistema operativo (aquí es donde la frecuencia de funcionamiento “saca pecho”). Por lo tanto, es convincente y la fluidez es bastante buena. Por cierto, se debe tener en cuenta que no dispone de NFC y que el acceso a las redes 4G no es posible.

En lo referente a la autonomía, este fue uno de los apartados que menos nos convencieron del Wiko Highway, ya que en el test específico que utilizamos en el que el procesador está al máximo rendimiento de forma constante, el tiempo que obtuvimos fue de sólo dos horas y diez minutos. Esto se debe a que la carga de la batería es de sólo 2.350 mAh, que no cubre todas las necesidades de ocho núcleos funcionando en paralelo y a una frecuencia tan alta como la de este SoC. En definitiva, si se utiliza de forma constante en el día a día, lo más probable es que no se llegue a un día de uso con una carga.

Diseño y manejo del terminal

Lo cierto es que estéticamente el equipo cumple, aunque como ya hemos dicho antes los materiales de fabricación no son los más destacados del mercado. Un detalle que nos convenció bastante es la forma de insertar las dos tarjetas microSIM ya que es Dual SIM: una bandeja, similar a la de algunos Lumia, que se manipula insertando un accesorio puntiagudo. Esto permite que el diseño sea muy compacto y no necesita que la carcasa trasera sea extraíble.

 

El Wiko Highway sí es un teléfono bastante fino sobre el papel, ya que el grosor es de sólo 7,7 milímetros (lo que entendemos que se consigue entre otras cosas integrando una batería de poca carga). No podemos olvidar la carcasa de la cámara que se come sobre el papel un milímetro. Además es algo más pesado de lo esperado, ya que alcanza los 154 gramos. Para centrarnos es algo más grueso que un S4 y pesa casi un 20% más.

bandeja SIM del Wiko Highway

En lo que se refiere a la manipulación del equipo, ésta es cómoda y permite un excelente agarre, por lo que aquí se ha realizado un buen trabajo en la ergonomía -además, los botones laterales de control de volumen y encendido son muy accesibles sin romper el diseño del terminal y se notan muy resistentes-. También, nos parece un acierto que el altavoz esté en el lateral inferior, ya que de esta forma no se tapa al utilizarlo. Por cierto, un detalle que no nos gustó nada es que en la carcasa trasera las huellas se quedan muy marcadas, por lo que si eres de los maniáticos en este apartado estarás constantemente sacándole “brillo”.

Teclado del teléfono Wiko Highway

Cámara

Esta fue una de las sorpresas del nuevo modelo, ya que aparte de ofrecer una trasera de nada menos que 16 megapíxeles, la delantera es de 8 Mpx. No nos gusta nada que la lente de la cámara, como sobresale algo de la carcasa, está completamente expuesta a golpes. Mucho nos tememos que cámara es carne de cañón con el formato de objetivo que ha elegido la firma. En cuanto al resultado, ambas cámaras ofrecen una calidad interesante, ya que no se aprecia demasiado ruido en las fotos que se obtienen y, de nuevo, significa un salto evolutivo en la gama de Wiko muy importante.

Cámara del Wiko Highway

Es cierto que la saturación no es la mejor que hemos visto, lo que se deja notar en los colores de las imágenes resultantes, pero en general no funciona nada mal. Aquí dejamos una muestra de lo que es capaz de hacer la cámara del Wiko Highway:

Por cierto, en condiciones de poca luz, sin utilizar el flash que es bastante potente, los resultados no son precisamente los mejores que hemos visto, incluso si el modo HDR es el que se utiliza. Por lo tanto, la óptica no es especialmente destacable al menos en las fotografías que hemos realizado nosotros.

Como es habitual en nuestras pruebas, también grabamos con la cámara a 1080p, y si bien los resultados son adecuados, al no incorporar estabilizador y que el autoenfoque no sea muy rápido (aunque no da saltos como otros modelos que hemos probado de gama media). Aquí se puede ver un ejemplo de lo que decimos:

Pantalla

Posiblemente este es uno de los apartados que más nos gustó del Wiko Highway, ya que el panel IPS que incluye este modelo ofrece una bastante buena calidad. Con resolución Full HD, los colores que muestra en pantalla son muy realistas y, además, la definición es excelente alcanzando los 441 ppp de densidad (evidentemente, no se aprecia para nada los puntos).

Pantalla del teléfono Wiko Highway

Además, su respuesta táctil no ofrece problema alguno. Los botones manejo del sistema operativo no están en esta, por lo que se aprovechan las cinco pulgadas por completo -que, por cierto, incluye protección Gorilla Glass 2-. Al ver películas a 1080p o leer páginas con el navegador la experiencia de uso es realmente buena.

Quizá, lo único achacable es que el brillo no es muy intenso, lo que penaliza un poco la visibilidad cuando la luz exterior es directa, y que el marco superior podría ser algo menor, ya que hay mucho espacio infrautilizado en él.

Sistema operativo y software

La versión del sistema operativo es Android 4.2.2, por lo que no está precisamente muy actualizado en este apartado este modelo. Es más, habrá que comprobar la evolución de las actualizaciones, algo clave en los dispositivos móviles, pero es probable que algunos de los componente que incluye el Wiko Highway (como por ejemplo el propio procesador) no reciba novedades en lo referente a los controladores de estos. Ojo con estos temas que cuando nos planteamos la compra de un móvil nadie cae en estas cosas y luego como usuario, uno queda descolocado, cuando ve como los modelos estrella de la firmas de gran calado, renuevan su versión de Android y tu terminal se queda parado en la versión que traía se serie con los problemas añadidos que suele tener con la aplicaciones de nuevo cuño. Por no hablar de las mejoras en autonomía, fluidez y funcionamiento que nos perdemos con las futuras actualizaciones de Android.

Interfaz de la cámara del Wiko Highway

En lo referente a la personalización, existen añadidos por parte del fabricante, como por ejemplo un antivirus o radio FM, pero también en el apartado de los Ajustes hay opciones adicionales como el poder establecer diferentes opciones de uso mediante gestos (Smart Gesture). Por lo tanto, hablamos de un dispositivo que no es “stock”.

Conclusión

Es claro que este Wiko Highway quiere ser un paso adelante de la firma pero sinceramente le queda mucho por andar frente a lo que ofrecen los Samsung, Sony, LG, HTC y no digamos Apple. Es más, productos como el Huawei P6 gozan de mejor terminación y factura. El Wiko Highway funciona bien, en especial cuando se emplea la “fuerza bruta” del procesador (que es mucha). Además, esto se ve favorecido al incluir 2 GB de RAM. Eso sí, con los gráficos en tres dimensiones no obtiene tan buenos resultados. Pero no hay que dejarse cegar por el procesador, ya hay modelos de ocho núcleos y 2GB de RAM, Alcatel dispone del OneTouch Idol X+, con buen precio y que tiene algo más claro cuál es su ubicación en el mercado.

En cuanto al Wikio su autonomía no es la mejor, no es posible ampliar los 16 GB de almacenamiento, no accede a redes 4G y, además, que no dispone de NFC. Detalles que le alejan de los mejores terminales del mercado. Eso sí, por un precio de 349 euros es, cuando menos, un modelo a considerar (ademas, incluye una carcasa de protección).

A favor:

  • Dual SIM
  • Dimensiones
  • Pantalla de calidad

En contra:

  • No es 4G
  • Autonomía escasa
  • Rendimiento del procesador
  • Rendimiento de la GPU gráfica
  • Lente de la cámara muy a la vista
  • No dispone de NFC
  • No es posible ampliar la capacidad de almacenamiento