Dale más velocidad a tu Realme cuando vayas a jugar. ¡Adiós lag!

A la hora de disfrutar jugando con nuestro móvil Realme a los diferentes títulos que podemos descargar gratuitamente de la tienda de Play Store, puede que en ocasiones veamos que funciona demasiado lento. Y cuando comienzan los diferentes problemas de rendimiento, lo cierto es que notaremos que la fluidez escasea, así como la experiencia de usuario es cada vez peor.

Por suerte, en los móviles de Realme existen multitud de opciones con las que conseguiremos aumentar su potencia. Además, podremos tanto utilizar las diferentes personalizaciones que nos ofrece su espacio de juegos, como otros pequeños trucos que igualmente también nos servirán para evitar “lagazos” o la odiosa lentitud que puede llegar a hacer digamos adiós a nuestro juego favorito. Por tanto, estos serán los ajustes que deberás tener en cuenta si quieres mejorar el rendimiento del smartphone cuando vayas a jugar.

¿Qué puedes hacer con el espacio de juegos de Realme?

Con este apartado, o modo, que viene integrado en los dispositivos móviles de la firma asiática a través de una app propia, conseguiremos ajustar el teléfono para que su rendimiento sea superior. O, al menos, sea lo óptimo posible para que la experiencia mientras jugamos sea la mejor en todo momento. De esta forma, esto es lo que deberás que tener en cuenta cada vez que te pongas a disfrutar de los videojuegos en tu teléfono. Y no solo esto, sino que también nos servirá de gran ayuda para mejorar la experiencia de los usuarios.

Ajusta los modos de juego

Gracias a este espacio, conseguiremos mejorar el rendimiento de nuestro teléfono Realme cuando estemos disfrutando de cualquier título. De esta manera, mejoraremos nuestra experiencia de usuario al contar con una mayor fluidez en todo momento. Para ello, dentro de este software nos encontraremos tres modos de juego:

Modos de juego Realme

  • Bajo consumo: con esta alternativa conseguiremos que el terminal gaste menos batería cuando estamos en un videojuego. Sin embargo, será menos rentable ya que la velocidad en su potencia será menor, pues se gestionará de tal forma para que la energía del dispositivo móvil dure más.
  • Equilibrado: se encarga de encontrar el equilibro perfecto entre una velocidad óptima y un desgaste de la autonomía del smartphone.
  • Jugador profesional: está orientado a todos aquellos usuarios que buscan que su smartphone rinda a plena potencia. Ten en cuenta que le consumo de la batería será mucho mayor, pero será la mejor opción para que la velocidad sea superior.

Acelera su conexión a Internet

Si en tu caso no es problema de potencia como tal, pero sí necesitas potenciar tu velocidad de conexión, este espacio también nos dará un empujón de calidad en este aspecto. Para ello, contamos tanto con la aceleración inteligente de doble canal como la aceleración de la red. Con la primera opción, conseguiremos que se utilice tanto la red Wi-Fi como los datos móviles al mismo tiempo para que nuestra conexión sea lo más fluida posible.

En cuanto al segundo método que nos ofrece esta herramienta de software de Realme da un plus a la conexión de red. De esta manera, al tener activada esta función dentro de este espacio, conseguiremos que sea totalmente estable mientras estamos jugando en nuestro smartphone. Es decir, conseguiremos que el famoso “ping” se mantenga estable en todo momento, y no esté subiendo o bajando todo el tiempo afectando a la fluidez de la conexión.

Mejora los gráficos al jugar

Con esta función activada deberemos que tener en cuenta que puede llegar a darse una caída en la frecuencia de fotogramas por segundo (FPS). Sin embargo, si logramos una buena configuración entre las diferentes funciones que nos ofrece, el rendimiento siempre será el óptimo. Y es que esta opción se encarga de mejorar tanto la calidad, la textura como el color de los gráficos del juego que estamos disfrutando. Por lo que los detalles del diseño tendrán un nivel muy superior que antes, apreciándose todo de una mejor forma.

realme y mando de juegos

Personaliza la resolución de la pantalla

Dentro de este espacio que tienen los dispositivos móviles de esta marca china, encontramos un curioso ajuste que podremos activar cada vez que estemos jugando. Con esta configuración habilitada conseguiremos que este modo ajuste de manera automática la resolución del panel de nuestro Realme con el fin de ahorrar batería, que no se sobrecaliente tanto el teléfono y, por tanto, que la potencia de nuestro móvil no se vea afectada en ningún momento. Por lo que será una buena alternativa si lo combinamos con las demás opciones que os hemos presentado anteriormente.

Aumenta el rendimiento de un Realme desde los ajustes

Aunque el espacio del que os hemos hablado de que está orientado al mundo “gamer”, lo cierto es que también nos encontramos otras configuraciones que nos ayudarán a conseguir una mayor potencia en nuestro dispositivo móvil. Por lo que no será necesario únicamente utilizar el modo juego de los Realme. Incluso, lo tendremos más al alcance de nuestra mano, pues solo tendremos que acceder a los propios ajustes de nuestro smartphone. Por tanto, el primer ajuste será siguiendo estos pasos:

  1. Entra en los ajustes del smartphone.
  2. Accede al apartado de batería.
  3. Pulsa sobre Modo de rendimiento.
  4. Selecciona el Modo de alto rendimiento.

rendimiento Realme

Hay que tener en cuenta que la velocidad de nuestro smartphone será mucho más fluida que antes, pero que a su vez consumirá más energía. Por tanto, si la autonomía de tu teléfono deja mucho que desear siempre podrás optar por cerrar las apps que tengas abiertas en segundo plano. Este será el método más rápido para intentar recuperar la estabilidad de tu teléfono y mejorar la rapidez del sistema. Además, también conseguiremos que el gasto de energía sea menor, pues estas apps no consumirán recursos.

Una última alternativa que nos recomienda la propia marca asiática de smartphones es que tengamos el menor número de widgets. Este consejo nos ayudará a mejorar la potencia del sistema de nuestro móvil, por lo que mientras juguemos notaremos que el rendimiento es más estable que antes. Y es que, mientras más widgets tengamos, el consumo de recursos gráficos, energéticos y de procesamiento serán mayores. Por tanto, será más rentable reducir su uso a aquellos que consideramos indispensables en nuestro día a día. También será buena idea no contar con fondos de pantalla dinámicos para no influir tampoco en su potencia mientras estamos disfrutando de cualquier videojuego.