Rendimiento del Moto G50: una buena sorpresa, pero sin alardes

En muchas ocasiones los usuarios compran teléfonos que pertenecen a una gama de producto superior a la que en realidad necesitan, ya que no van a exigirle en exceso al terminal en cuestión. Por ello, no es mala idea tener siempre en cuenta los dispositivos que están pensados para ofrecer la mejor relación calidad/precio posible. Y uno de ellos es el Moto G50 del que te contamos el rendimiento que conseguirás al utilizarlo.

Hay que decir que el hardware no es precisamente espectacular, ya que el fabricante ha decidido ajustar algunos de sus componentes buscando ofrecer mejoras en otros apartados (como por ejemplo en la frecuencia de la pantalla que llega a 90 Hz o el integrar una batería de una carga que alcanza los 5.000 mAh). Un claro ejemplo de lo que decimos es que el procesador es un Snapdragon 480, qué es el menos potente de la última generación lanzada al mercado por Qualcomm. Además, es importante mencionar que la cantidad de RAM integrada llega a los 4 GB.

Trasera del teléfono Moto G50

Hay un detalle que se debe valorar debidamente en este Moto G50: incluye compatibilidad con redes 5G. Lo cierto es que esta característica le hace ser una buena opción de compra, y asegura el poder acceder a las conexiones de datos más rápidas que existen en la actualidad. Hemos probado su rendimiento y hay que decir que no hemos encontrado grandes fisuras en la transferencia de información. Por lo tanto, cumple… pero se debe tener presente que la temperatura al utilizar el terminal de forma intensiva de esta forma sube algo más de lo habitual -algo lógico por otro lado-. El caso es que esta inclusión nos ha gustado bastante.

Moto G50, ¿cumple en el rendimiento?

Lo cierto es que tenemos que decir que hemos encontrado luces y sombras al utilizar el terminal. Nos explicamos: al ejecutar el sistema operativo Android 11 hemos notado que, en algunas ocasiones, existe cierto retardo al ejecutar acciones propias del desarrollo de Google. No es algo que te dejará en espera de forma constante, y creemos que se puede deber a que la cantidad de RAM no es todo lo alta que debería para mover de forma adecuada la última versión del desarrollo de la compañía de Mountain View.

¿Esto hace inutilizable el terminal? Ni mucho menos. Pese a que no tendrás la sensación de ir especialmente sobrado a la hora de ejecutar aplicaciones, bien es cierto que con la inmensa mayoría de las que son habituales en la actualidad el funcionamiento no ofrece problema alguno. Un par de ejemplos de lo que estamos diciendo es que Google Fotos ofrece una fluidez bastante positiva y, ni que decir tiene, que cualquier app de mensajería o correo electrónico se ejecuta como la seda. Por lo tanto, nos ha quedado bastante claro que el Moto G50 es un dispositivo al que le ponemos el adjetivo de cumplidor.

Jugar con este teléfono

Lo cierto que el procesador antes mencionado nos dejó algunas dudas respecto al rendimiento que ofrecería con este tipo de desarrollos -que muestran imágenes complejas algunos de ellos-. La GPU que integra el SoC para este cometido es una Adreno 619 y, la verdad, es que ha mostrado un comportamiento mejor de lo que cabría esperar en un principio.

Lo menos positivo que ofrece el Moto G50 aquí es el tiempo que tarda en abrir alguno de los juegos que hemos utilizado, como por ejemplo Call of Duty o PUBG. Pero, una vez que está la aplicación en funcionamiento, la experiencia es bastante buena, ya que existe una continuidad en todo lo que se muestra que se puede jugar sin muchos problemas en líneas generales (aunque en el segundo de los títulos mencionados, lo mejor es no perder el tiempo). El caso es que aquí destacó un poquito más de lo esperado el smartphone y, por lo tanto, no es una mala opción para los pequeños de la casa siempre que se tenga en cuenta sus limitaciones, ya que no es un teléfono gaming.

Almacenamiento y conectividad

En el primero de los apartados nos ha llamado la atención que la capacidad que ofrece el dispositivo llega a los 128 GB (existe un modelo de 64, algo que nos parece poco especialmente teniendo en cuenta que este es un modelo que incluye Android 11 y por ello no es el más recomendable). El comportamiento aquí es correcto, aunque tenemos que decir que la escritura se muestra muy superior a la lectura. Esto en ocasiones se ha dejado notar, en especial en los tiempos descarga de las aplicaciones como hemos indicado antes. Un detalle final que debemos menciones es que se pueden utilizar tarjetas microSD en el caso de ser necesarias.

En referente a la conectividad no hemos detectado problema alguno al utilizar opciones como por ejemplo Bluetooth o el puerto USB tipo C (tampoco NFC, que nos ha funcionado a la perfección cada vez que hemos realizado un pago mediante esta opción). El adaptador WiFi es tipo Dual Band, y nos ha convencido bastante la potencia que ofrece, ya que permite distancias bastante amplias a la hora de detectar una red. Pero si se realiza un uso intensivo al transferir información, se detectan algunos picos hacia la baja en la comunicación. Eso sí, esto no afectó especialmente al consumir contenidos desde la nube o jugar online.

Ajustes del Moto G50

Conclusión

La verdad es que nos ha convencido algo más de lo que pensábamos en un primer momento este Moto G50, ya que su procesador nos hacía dudar de su capacidad a la hora de ejecutar ciertas aplicaciones. Pero, lo cierto, es que el desempeño de este componente ha sido mejor de lo esperado y la RAM es el verdadero hándicap que podemos ver a la hora de obtener una capacidad mucho mayor al utilizar el terminal. El almacenamiento por su parte es correcto, pero no ofrecen marcas muy altas al transferir información.

Nos ha parecido un gran detalle la inclusión de compatibilidad con 5G, que no funciona nada mal y que realiza un trabajo bastante interesante. El comportamiento con los juegos que tiene este teléfono una vez que el desarrollo está abierto es bastante mejor de lo que se puede pensar, lo que es positivo. No hay especiales problemas en la gestión de la temperatura, y tampoco existen grandes añadidos en lo que tiene que ver con el sistema operativo (que es Android 11 y funciona a la perfección). En definitiva, el Moto G50 es un dispositivo que no se debe de olvidar entre los económicos del mercado, ya que funciona bastante bien.