Qué nada ralentice a tu Samsung. Esta función será tu gran aliado

Con el paso de los años los móviles de Samsung han ido contando con menos apps del sistema, aunque hace apenas un tiempo contábamos con un buen puñado de aplicaciones instaladas por defecto, también conocido como bloatware. Y es que la capa de personalización de la marca surcoreana se encarga de brindarnos diferentes herramientas de software, las cuales llegaremos a usar más o menos. Y, a estas, hay que sumar toda la lista del software de terceros que instalaremos según pasa el tiempo por nuestra cuenta. Por lo que hará que nos juntemos muy fácilmente con decenas y decenas en nuestro móvil.

Lo que está claro es que no todo el software que hemos instalado lo abrimos con la misma frecuencia. No es lo mismo estar hablando continuamente por WhatsApp, que abrir la app del banco o aquella destinada a medir los pasos que hemos dado en un día. Sin embargo, se ejecuten con más o menos frecuencia, la realidad es que estas pueden ir consumiendo recursos igualmente, pues seguirán ancladas en segundo plano.

Y aunque siempre está la opción de cerrarlas de vez en cuando mediante la ventana de procesos puede ser una solución. Pero, no es algo que deberías utilizar a largo plazo, ya que podría afectar a la vida útil de la batería de nuestro Samsung. Por ello, os explicaremos un método mejor.

Añade apps a la función de siempre en suspensión

Una de las ventajas de contar con un dispositivo móvil de Samsung es que nos ofrecen una gran variedad para conseguir aumentar el rendimiento de nuestro terminal. Y no solo esto, sino que también nos ofrece la posibilidad de que la autonomía del smartphone mejore de una forma considerable. Como es la función que os presentamos hoy y con la que podréis suspender manualmente aquel software que no deis uso.

Aplicaciones siempre en suspensión Samsung

Muchas veces no nos damos cuenta de que dejamos apps abiertas sin querer y esto hace que tanto el rendimiento como la energía de nuestro terminal se vean afectados. O, incluso, hay diferentes apps que trabajan en segundo plano sin nosotros haber dado ningún tipo de permiso a dicho software. Por lo que siempre hay que prestar atención a este aspecto para pasar a la acción.

Si en tu caso quieres dejar inutilizada una determinada app, esta función de los Samsung está hecha para ti. Lo primero deberás hacer será deslizar hacia arriba o hacia abajo en el panel de tu móvil para acceder a la pantalla de Aplicaciones. Luego, entra en los ajustes y busca el apartado de Mantenimiento del dispositivo.

Una vez dentro, nos mostrará diferentes elementos como la Batería, Almacenamiento, Memoria y Seguridad. A continuación, pulsa sobre la primera opción y accede a Aplicaciones siempre en suspensión. Eso si, estos pasos podrán variar dependiendo de la versión de One UI que tengas, por lo que también tendrás que probar a entrar en Batería > Administración de energía de aplicación > Aplicaciones suspensión profunda. Aunque cambie el nombre, su función será la misma. Con esta herramienta, podremos asignar nosotros mismos aquel software de nuestro dispositivo móvil que no queramos que nunca más vuelva a ejecutarse en segundo plano. Aunque, como os comentaremos más adelante nos puede suponer diferentes problemas.

Suspensión profunda Samsung

Una vez ahí, únicamente tendremos que pulsar sobre Añadir aplicaciones y seleccionar aquellas apps que deseemos que siempre estén inactivas. Nosotros os recomendamos poner todas aquellas que nunca más queráis utilizar y no podáis eliminar fácilmente de vuestro terminal como es el caso del bloatware de Samsung.

¿Qué problemas tiene?

Una de las principales desventajas que nos encontramos ante esta función es que tenemos que hacerlo por nuestra cuenta. Es decir, nosotros mismos seremos los que tendremos que seleccionar una por una las apps que queremos que no vuelvan a estar activas en segundo plano en nuestro dispositivo móvil. Además, hay que tener claro que una vez hayamos introducido un software dentro de esta función, dejaremos de recibir todo tipo de notificaciones y actualizaciones. Por lo que, si queremos revisar algún aviso o contar con una actualización, tendremos que volver a acceder a ella cuando lo deseemos.

Haz que tu móvil las desactive por ti

En el caso de que no quieras hacerlo por ti mismo, ya que te parece una pérdida de tiempo o demasiado lío, estás de suerte, ya que tu dispositivo móvil Samsung puede hacerlo por ti. Y es que, al haber otorgado los permisos oportunos, puede que no hayamos abierto una app desde hace más de un mes, pero como os decíamos, es capaz de ejecutarse al inicio, consumir memoria RAM como un proceso secundario y acabar con la duración de nuestra batería.

Por suerte, Samsung cuenta con una función inteligente para que podamos controlar las apps que menos usamos y que no consuman recursos. De esta manera, no tendremos que acceder a ellas ni siquiera en modo de vista emergente y no hará falta añadirlas a la lista de Aplicaciones siempre en suspensión. Nos referimos a la función Desactivar aplicaciones sin uso. Y es que su objetivo principal es desactivar de manera automática aquel software que no se haya utilizado durante los últimos 30 días. De esta forma, impediremos que se ejecuten sus procesos secundarios dentro del propio sistema, y así evitaremos que consuman RAM y batería.

Apps suspendidas Samsung

Para poder activar esta función habrá que entrar en el menú que os mencionamos antes. Por tanto, accede al panel de las apps de tu smartphone y después toca en Ajustes. Tras esto, vamos a la parte inferior hasta que encontremos el apartado de Mantenimiento del dispositivo. Una vez estés dentro, tendrás que pulsar nuevamente sobre Batería y luego seleccionar sobre los tres puntos de la parte superior derecha.

Ahora, será el turno de tocar sobre Ajustes y pulsar sobre el interruptor de Desactivar aplicaciones sin uso para que la función quede habilitada en nuestro Samsung. No obstante, dependiendo de la versión del software de Samsung que tengas instalado ya no contarás con esta opción, por lo que tendrás que recurrir a la función de Batería adaptable. Aun así, ya sea una función u otra, cobrarán más sentido todavía si la combinamos con la que se denomina Suspender aplicaciones sin uso, que se encuentra arriba, tal y como podemos ver en la imagen anterior.

De esta manera no solo dejaremos margen posible para que aquel software que no utilizamos puedan consumir recurso alguno, sino que también quedarán totalmente suspendidas. Por tanto, volveremos a conseguir que dejen de consumir recursos completamente, y que el rendimiento de nuestro smartphone vuelva a ser óptimo en todo momento. Incluso, se mejorará en gran medida el consumo de la batería del teléfono.