Probamos la pantalla del realme 8, con Netflix por bandera

El teléfono realme 8 se ha lanzado al mercado con la intención de ser una solución económica y a la vez completa para los usuarios que buscan un nuevo terminal. Te contamos qué es lo que ofrece la pantalla que se integra que incluye algunos detalles que creemos bastantes positivos teniendo en cuenta su rango de precio, pero otros no son precisamente de lo mejor que encontrarás.

El panel elegido en la pantalla de 6,4 pulgadas que incluye este terminal es AMOLED, por lo que para nada desentona en el mercado, ya que esta es la elección cada vez más habitual en los smartphones (incluso los de gama de entrada media). Con una resolución Full HD+, cabe destacar que el aprovechamiento frontal de 83,3% es bastante bueno, ya que los marcos no son excesivamente grandes -está la excepción del inferior-, y además el agujero para la cámara selfie es pequeño y bien colocado en la parte superior izquierda.

Marco de la pantalla del realme 8

Algo que nos ha sorprendido bastante es que la pantalla del realme 8 no incluye opción para utilizar frecuencia de 90 Hz. Esta es una pérdida que para muchos puede resultar importante debido a la fluidez que permite a la hora de ver diferentes tipos de contenidos o navegar por los menús del sistema operativo. Bien es cierto que en muchas ocasiones no es necesario subir a esta marca y con quedarse en los 60 Hz es más que suficiente… pero, la verdad, es que para competir en el mercado actualmente con todas las garantías lo ideal es decantarse por la primera cifra que hemos indicado, pese a no ser esto algo que se tiene que considerar como dramático en un uso habitual.

Marcos inferiores del realme 8

Calidad de la pantalla del realme 8, hay de todo

En líneas generales la inmensa mayoría de los usuarios van a quedar bastante satisfechos con la definición que ofrece el panel utilizado y que permite una densidad de píxeles que llega a los 411 ppp. En estas pruebas hemos comprobado que las letras y los contornos de cualquier imagen que se muestra en la pantalla se ven perfectamente por lo que aquí no existe, pero alguno que se le deba poner al componente elegido para este teléfono.

Algo distinto ocurre a la hora de valorar la gestión de los colores del panel AMOLED utilizado en el realme 8. La tendencia a los colores fríos es sorprendentemente evidente, por lo que abusar del azul en todo tipo de situaciones es algo que ocurre al dar uso de este teléfono. Y esto es así incluso si se juega con Modos que llegan en el teléfono. Con la opción Intenso muestra una buena representación de los colores en general, que en nuestra opinión es mejor que si seleccionas Suave (la posibilidad Ahorro de batería no está en la partida, ya que se reduce la calidad de una forma significativa para que el consumo energético sea menor).

La mejor forma de corregir lo que ocurre es utilizar la opción Temperatura de color de la pantalla que existe en los Ajustes del realme 8. Estableciendo la opción Más cálido, puedes minimizar el impacto del azul que se muestra en el panel por lo que te recomendamos utilices esta configuración para obtener la mejor experiencia posible. Si haces esto, sin duda alguna vas a disfrutar de una calidad más que aceptable.

Un brillo que tiene unos parámetros correctos

En las pruebas que hemos realizado hemos obtenido unos resultados que consideramos que son bastante correctos, ya que se alcanzan niveles con resultados satisfactorios para un uso habitual. Así, si la gestión que realizas del brillo es manual llegar a los 430 nits es completamente posible. No es una cifra espectacular, pero sí que es suficiente para no tener problemas incluso cuando estás en exteriores.

Logo Android en el realme 8

Como siempre, si das uso a la opción automática para que se gestione este parámetro de forma independiente, se consigue aumentar un poco la potencia del brillo máximo en situaciones muy exigentes. Y, en nuestras pruebas, se alcanzan los 650 nits cuando la necesidad es máxima. Mucho mejor, sí, pero lo lógico era esperar algo más de la pantalla AMOLED del realme 8 que en principio debería rondar cifras entre los 800 y 900.

Netflix, lo verás sin ningún problema en el realme 8

Esto es algo que sí nos ha gustado bastante de este teléfono, ya que la pantalla integrada ofrece compatibilidad con HDR10. Esto significa que, debido a que se incluye certificación Widevine L1 en el teléfono, puedes utilizar imágenes con resolución Full HD en los servicios que necesitan de esta posibilidad como por ejemplo los contenidos que llegan desde la plataforma de vídeo Netflix.

Eso sí, la compañía que ofrece servicios en streaming no incluye todavía al realme 8 entre los terminales certificados por ella a la hora de consumir sus contenidos con la máxima calidad (siempre hablando de HDR). Esto significa que en algunos momentos puedes notar que la propia aplicación «juega» un poco con lo que muestra en la pantalla buscando mejorar apartados, como puede ser la saturación o bajando la resolución de la mejor forma posible en busca de obtener una experiencia de uso adecuada.

Software que nos ha convencido

Hay que decir que no se ofrecen opciones novedosas entre las posibilidades de configuración que existen en los ajustes de la pantalla del realme 8. Aparte de lo mencionado anteriormente respecto a los colores que se muestran, no le faltan algunas posibilidades adicionales como puede ser el poder girar de forma automática la pantalla cuando utilizas el sistema operativo al dar uso en horizontal el terminal. O, también, establecer que se active el Confort visual que reduce la luz azul para que sea menos dañina a la vista.

También encontrarás algunas opciones que son útiles como puede ser utilizar el Modo oscuro en el sistema operativo con las diferentes posibilidades que se tienen ahora de visualizar la pantalla, que permite incluso que el agujero para la cámara selfie quede oculto.

Conclusión

La pantalla que vas a encontrar en el realme 8 nos parece de una calidad correcta y, en líneas generales, que será más que suficiente para los usos habituales como pueden ser visualizar vídeos o leer las páginas web que visitas. Además, el ser compatible con HDR es un buen punto a favor que se debe tener en cuenta.

Los fallos de este componente, como puede ser la tendencia a los colores fríos, se pueden minimizar utilizando las muchas opciones que ofrece en los ajustes del sistema operativo. Por lo tanto, creemos que el panel integrado en el teléfono no te va a decepcionar… pero tampoco será el que más te guste.

¡Sé el primero en comentar!