¿Usas mucho el móvil? Deberías proteger tus ojos

El teléfono móvil se ha convertido en una herramienta que va más allá de lo que podíamos imaginar hace algunos años. Su pantalla es una de las claves de uso, dado que es a través de donde interactuamos y sobre todo, donde vemos todo lo que deseamos. Al ir acumulando horas y horas de uso, la vista puede sufrir en caso de no contar con la configuración adecuada.

Muchas veces hemos oído hablar o hemos leído sobre los riesgos de mirar a las pantallas demasiado tiempo, pero no siempre conocemos todas las herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance para que los ojos nos sufran con el uso prolongado del móvil. Para que tu mismo puedas adaptar el smartphone y prevenir problemas en la mirada, te damos una serie de consejos con los que notarás una gran diferencia.

Cuida la vista

Estos consejos y pasos a seguir los podemos llevar a cabo en todos los móviles Android y también en los iPhone. Los dos principales sistemas operativos, además de las capas de personalización se han puesto al día de las necesidades que presentaban los usuarios y nos permiten adaptar el terminal a lo que los ojos nos piden.

El tamaño de letra importa

Aunque puede parecer un mal menor, es quizás uno de los aspectos más detectados en la protección de nuestra mirada. Con un tamaño muy pequeño para los caracteres, nuestra vista tendrá que hacer un gran esfuerzo, sobre todo a la hora de leer textos con un interlineado pequeño. Si no queremos hacerla sufrir, tan solo tenemos que modificarlo, llevándolo a un punto que sea fácil y cómodo de leer según nuestras necesidades.

cambiar tamaño letra móviles Android

Este proceso lo podemos llevar a cabo en los móviles Android accediendo a los Ajustes > Pantalla > Tamaño de la fuente. En iOS el proceso es el siguiente: Ajustes > Pantalla y brillo, para seleccionar Tamaño del texto. Podremos escoger entre un tamaño mínimo o varias opciones que de forma regular aumentan hasta el tamaño gigante. Cuanto más grande sea el carácter, menos texto cojera en nuestra pantalla hay por lo tanto al leer habrá que deslizarnos más por la misma.

La luz nocturna

Otro de los extras que vienen por defecto en todos los móviles es la opción de activar ese característico tono rojizo que protege nuestros ojos. También conocido como el modo noche, se trata de una opción que debíamos acostumbrarnos a utilizar, sobre todo si solemos usar el móvil con baja luz, antes de dormirnos o al despertarnos. Esto lo que trato de hacer es disminuir la luz azul que emiten las pantallas y que puede ser perjudicial no solo para la vista en general, sino también porque algunos estudios demuestran que puede eliminar el sueño.

luz nocturna android

Para usarlo tan solo tenemos que bajar la barra de acceso rápido en Android y tocar sobre el botón, aunque si no aparece siempre podremos añadirlo manualmente editando el panel. Otra manera de encontrarlo está en Ajustes > Pantalla, desde donde podemos programar la luz nocturna para que de forma diaria al caer el sol se active y desaparezca cuando amanece.

En iOS la cosa no cambió demasiado, solamente cambió de nombre para llamarse Night Shift. Podemos usarlo desde el centro de control, o bien entrando en Ajustes > Pantalla y brillo > Night Shift, desde donde podemos programarlo a nuestro antojo.

El brillo necesario

Tan negativo puede resultar excedernos como quedarnos cortos con respecto al brillo de la pantalla. Los ojos sufren mucho si tiene que hacer un esfuerzo para conseguir ver una pantalla semi apagada, pero también se agotarán y sufriremos de vista cansada con pantallas demasiado brillantes. El brillo automático es nuestro gran aliado contra esto, permitiendo que el sensor de luz decida en todo momento por nosotros.

brillo android iphone

Podemos activarlo en Android desde la propia barra de acceso directos, justo al lado de la barra de brillo o en los ajustes. Igual en iOS dentro de pantalla, con el modo automático y la opción True Tone de iOS que también modifica el color de la pantalla a las circunstancias. De este modo nosotros solo tenemos que preocuparnos por ver y en situaciones puntuales donde el brillo no sea el adecuado, modificarlo desde el centro de control o barra rápida a nuestra necesidad.

En Android además tenemos un extra que nos permite seguir usando la pantalla aunque queramos de muy poca luz. Se integró en Android 12 y se llama atenuación extra. Otros smartphones también pueden adoptarlo, bajando el brillo más allá de lo establecido por el sistema para mirar la pantalla cuando tenemos muy poca luz a nuestro alrededor con las siguientes apps para Android.

Pero te preguntarás, ¿y para iOS? En el caso del sistema operativo de Apple hay un truco con el que bajar el punto blanco, que es el nivel de brillo estándar. Para eso tenemos que entrar en Ajustes > Accesibilidad > Ajustes de visualización > Reducir punto blanco y modificaremos el porcentaje que deseamos sin excedernos o tendremos que cambiarlo manualmente de día y de noche.

Otros aspectos a tener en cuenta

No todo depende de la configuración que podamos hacer del móvil y más concretamente de lo que vemos en la pantalla, pues nuestras rutinas con el móvil también van a jugar un punto drástico en la mirada. Es importante que tratemos de llevar a cabo una serie de claves que pueden marcar la diferencia entre tener la vista sana o bien muy afectada y te los detallamos:

duda fotos movil selfie mano

  • No mires muchas horas la pantalla: el tiempo que pasamos mirando el panel es clave para el cansancio que pueda sufrir.
  • Haz descansos: en caso de necesitar mirar la pantalla, será importante hacer descansos aproximadamente cada 20 o 30 minutos para mirar un punto lejano y no mantener la vista fija.
  • Ten una buena iluminación: por mucho que tratemos de adaptar la pantalla, no hay que pasar por alto la luz de nuestro alrededor que debe adecuarse a las necedades. Tener una fuente de luz, como es el móvil sin luz a nuestro alrededor hará que tengamos problemas.
  • No te acerques demasiado: si no conseguimos leer bien, será mejor cambiar el tamaño o el brillo pero no disminuir la distancia recomendada al móvil de al menos 20 centímetros.
¡Sé el primero en comentar!