Con Android 5 Google introdujo un modo de “ahorro de energía” en sus smartphones. Este modo de bajo consumo desactiva muchos procesos y servicios con el fin de permitir al usuario aprovechar al máximo su batería. Con el lanzamiento de iOS 9 Apple también ha desarrollado una característica similar para sus iPhone (no para iPad) con la que aumentar la autonomía de la misma en las fases críticas de esta.

El modo de bajo consumo de iOS 9 se activa automáticamente cuando tenemos la función activada y la carga de nuestra batería alcanza valores inferiores al 20%. Una vez que nuestro iPhone entra en este modo se configura automáticamente de manera que se gaste la menor batería posible, llegando a aumentar la autonomía de la misma en más de 3 horas.

Dentro del apartado Ajustes > Batería veremos esta opción, pudiendo activarla o desactivarla manualmente en caso de que así queramos en vez de esperar a que la batería alcance el nivel del 20%.

Bajo consumo en iOS 9

Para ello se desactivan una serie de funciones y características que vamos a ver a continuación:

  • Desactiva la actualización automática constante de la aplicación de correo electrónico.
  • Reduce el brillo de pantalla.
  • Reduce el tiempo hasta que se bloquea y apaga la pantalla.
  • Permite que otras aplicaciones sepan que el dispositivo está en modo “ahorro de energía” y que desactiven animaciones y efectos.
  • Se desactivan los efectos y los fondos animados.
  • La conectividad (datos/wifi) pasa a bajo consumo, evitando que se establezcan conexiones mientras el teléfono está suspendido.
  • Se reduce la velocidad máxima de la CPU y la GPU.

Como podemos ver, este modo de ahorro de energía es muy agresivo y que reduce drásticamente la experiencia de uso de iOS, por lo que no es recomendable tenerlo activado constantemente y utilizarlo sólo cuando el nivel de batería sea crítico y tengamos que ahorrar la carga lo máximo posible.

Todas las limitaciones del modo “ahorro de energía” se desactivan automáticamente en cuanto el iPhone se conecta al cargador.

Cómo configurar un “Bajo consumo” de forma manual en versiones anteriores de iOS

Si no queremos utilizar este modo de bajo consumo de forma automática, tal como viene de forma nativa en iOS 9, podemos configurar manualmente nuestro sistema para obtener unos resultados muy similares. Para ello debemos configurar nuestro iPhone con iOS de la siguiente manera:

  • Desactivar la auto-comprobación de correo electrónico. Si tenemos asociada una cuenta de correo a nuestro dispositivo iOS esta estará constantemente buscando nuevos mensajes para recibirlos lo antes posible. Si no esperamos ningún mensaje crítico podemos desactivar esta función.
  • Reducir el brillo de la pantalla al mínimo. Cuanto menor es el brillo de la pantalla de un smartphone menos gasta esta. Si tenemos en cuanta que la pantalla es lo que más gasta hoy en día de un smartphone, reduciendo su brillo al mínimo podremos utilizar durante más tiempo el dispositivo sin drenar la batería.
  • Reducir el tiempo de espera hasta el auto-bloqueo. Cuando utilizamos el smartphone la pantalla y varios procesos quedan abiertos. Tras varios segundos o minutos el smartphone se bloquea automáticamente desactivando la pantalla y bloqueando muchos de los procesos y servicios en segundo plano. Podemos reducir el tiempo de espera para que esto ocurra de forma automática en menor tiempo, evitando gastos de batería innecesarios.
  • Desactivar las actualizaciones de aplicaciones en segundo plano. Muchas aplicaciones se ejecutan en segundo plano para actualizarse o seguir cargadas en la memoria para que el usuario pueda ejecutarlas más rápidamente. Estas aplicaciones gastan batería al estar ejecutadas en segundo plano, por lo que debemos desactivar esta característica para ahorrar batería.

Un consejo muy útil es que a los usuarios de iOS 9 no se les enciende la pantalla cuando les llegan notificaciones y el dispositivo está boca-abajo, por lo que si dejamos el teléfono boca-abajo cuando esté cerca de nosotros podremos ahorrar varios minutos de carga de batería.

Listo. Una vez realizados estos ajustes en nuestro smartphone con iOS se comportará de forma similar a si tuviera la característica de bajo consumo activada. Este método no es 100% eficaz ya que algunas opciones como la limitación de procesamiento de CPU y GPU no pueden activarse por defecto y sólo se limitan mediante la función nativa de iOS de bajo consumo.