Muchos son los usuarios que ya tienen un iPhone 6S o 6S Plus en sus manos, El nuevo smartphone de Apple llega con el nuevo sistema operativo iOS 9 el cual incluye importantes mejoras de seguridad y rendimiento. Cuando adquirimos un dispositivo nuevo y empezamos a guardar archivos personales en él lo primero que debemos hacer es configurarlo para que este sea seguro y privado, protegiendo el acceso a él y todos sus datos de manera que si cae en manos de personas no autorizadas estos no puedan acceder al dispositivo.

¿Sabemos cómo proteger nuestros iPhone 6S y 6S Plus y todos los datos que guardamos en ellos? A continuación, os vamos a dejar una serie de consejos con los que evitaremos que nuestros datos caigan en malas manos.

Lector-huellas-iPhone-6s-Plus

Configurar el TouchID correctamente

Una de las últimas medidas de seguridad que incorporó Apple, y posteriormente un gran número de dispositivos más, es el lector de huellas dactilares. Gracias a él es posible desbloquear el iPhone 6S simplemente colocando la yema de nuestro dedo sobre el lector en cuestión de milésimas de segundo. Tras un correcto entrenamiento ningún usuario podrá utilizar su dedo para desbloquear nuestro dispositivo, sin embargo, como “seguridad” se puede configurar un segundo sistema de desbloqueo, lo que puede dar lugar a una pequeña brecha de seguridad.

Si queremos que nuestro dispositivo sea lo más seguro posible y no se pueda desbloquear sin la autenticación correspondiente debemos asegurarnos de lo siguiente:

  • Configurar el TouchID para que solo una huella pueda desbloquearlo en el iPhone 6S o iPhone 6S Plus y en cualquier iOS 9. De esa manera evitaremos tener más usuarios autorizados que puedan acceder al dispositivo.
  • Configurar el código secundario como código de 6 dígitos. El código por defecto para desbloquear el dispositivo es de 4 dígitos, por lo que si elegimos el número código de 6 dígitos la probabilidad de que “acierten” la clave será mucho menor.

Desactivar las notificaciones en la pantalla de bloqueo

Por defecto cuando recibimos ciertas notificaciones en nuestro nuevo iPhone 6S o iPhone 6S Plus, estas se muestran en la pantalla, aunque este esté bloqueado. Si recibimos un mensaje de carácter sensible y el teléfono cae en malas manos es posible que una persona no autorizada pueda saber de qué se trata dicho mensaje, comprometiendo así nuestra privacidad.

Si queremos evitar que esto ocurra debemos desactivar la opción de mostrar notificaciones en la pantalla de bloqueo.

Utilizar la doble autenticación

Este apartado está relacionado con iCloud. Tras el robo de datos masivo de la nube de Apple la compañía añadió la posibilidad de configurar una doble autenticación que permitiera a los usuarios proteger su cuenta con un doble inicio de sesión. De esta manera, cuando queramos acceder debemos introducir nuestra contraseña (algo que debemos tener en mente) y un código de verificación (algo que no sabemos pero que recibimos en el dispositivo).

De esta manera, aunque nos roben la contraseña no podrán acceder a la cuenta sin el correspondiente código aleatorio de seguridad.

Hacer copia de seguridad de todo, tanto en la nube como en local

En caso de pérdida, robo o fallo del dispositivo es muy probable que perdamos todo lo que teníamos guardado en él. Si queremos evitar que esto ocurra debemos configurar copias de seguridad periódicas de manera que todos nuestros datos (fotos, vídeos, música, libros, etc) y configuraciones (partidas guardadas, aplicaciones instaladas, juegos, etc) se suban a la nube.

También podemos utilizar iTunes desde un PC para que aparte de tener la copia de seguridad de iCloud tengamos una copia de todo gestionada localmente, mucho más privada y segura.

En caso de pérdida o robo…

Para finalizar, en caso de pérdida o robo del iPhone 6S o 6S Plus lo primero que debemos hacer es intentar llamar para hablar con el que tenga el dispositivo e intentar recuperarlo. En caso de no poder debemos conectarnos a nuestra cuenta de iCloud para intentar localizarlo e intentar identificar al ladrón. En última instancia, como nuestro dispositivo está vinculado a nuestra cuenta de Apple debemos bloquearlo para evitar que el ladrón pueda seguir utilizándolo. De esta manera será más fácil que nos lo devuelva o, al menos, aplicaremos la teoría de “si no lo puedo utilizar yo no lo utilizará nadie”.

Si ha sido robo real debemos poner también una denuncia para que los cuerpos y fuerzas de seguridad intentan localizar el dispositivo y recuperarlo, aplicando la correspondiente sanción al ladrón.