Antes de que cada nueva versión de iOS llegue a nosotros debe pasar por una serie de versiones beta, especialmente las grandes actualizaciones, de manera que los usuarios más arriesgados, a cambio de poder tener una primera toma de contacto con las nuevas funciones y características de la actualización del sistema operativo, ayudan a la compañía a detectar y solucionar posibles fallos antes de que la actualización llegue a todos los usuarios en su fase estable. Además, los desarrolladores de aplicaciones suelen descargar, igualmente, las versiones beta para poder probar sus aplicaciones en ella de manera que, cuando la nueva versión de iOS llegue a fase estable y se lance a todos los usuarios, esta funcione de la mejor forma posible, libre de errores, fallos y problemas.

Las versiones beta de iOS suelen ser bastante inestables, especialmente en sus primeras fases del desarrollo, suele haber problemas con muchas aplicaciones y, además, suele haber problemas tanto de rendimiento como con la duración de la batería. Para probar las novedades de iOS pueden estar bien, pero si utilizamos a menudo nuestro iPhone o iPad, lo más seguro es que estos inconvenientes nos molesten bastante, llegando incluso a hacernos desear no haber instalado la actualización beta de iOS.

Por suerte, Apple permite volver atrás y hacer downgrade a iOS, incluso sin perder los datos y las configuraciones, mientras dure la beta de manera que, hasta que la actualización llegue a su fase final, podamos seguir utilizando sin problemas la última versión estable.

A continuación, os vamos a enseñar cómo volver atrás de una beta de iOS a la última versión estable.

Cómo volver a la versión anterior de iOS tras haber instalado una versión beta en un iPhone o iPad

Para poder realizar este proceso, lo primero que debemos hacer es descargar la última versión estable de iOS, que aún esté siendo firmada por la compañía, desde el siguiente enlace. En esta página web debemos seleccionar el dispositivo que utilizamos y la versión de iOS que queremos instalar, pero debemos asegurarnos de que se trata de una versión que aparece en verde ya que, de lo contrario, iTunes no nos dejará instalarla al no estar soportada oficialmente por Apple.

Descargar versión iOS para upgrade o downgrade

Una vez descargada la última versión de iOS (que se descargará como un fichero ipsw), el siguiente paso será conectar nuestro iPhone o iPad a nuestro ordenador y abrir iTunes, asegurándonos de que lo detecta correctamente. Ahora, en la pantalla de resumen de nuestro dispositivo, pulsaremos la tecla “shift” de nuestro teclado mientras hacemos clic sobre el botón “Buscar actualización“.

Actualizar versión manual iOS iTunes

Se nos abrirá una ventana del explorador de Windows desde la que debemos buscar el archivo que nos hemos descargado en el paso anterior. Lo seleccionamos y iTunes lo reconocerá y cargará en el programa para instalarlo en nuestro dispositivo.

Actualizar Downgrade iOS

Pulsaremos sobre “Actualizar” y listo, ahora solo queda esperar a que finalice el proceso de actualización, proceso que puede tardar bastante tiempo.

Cuando termine, nuestro dispositivo volverá a tener instalada la última versión estable de iOS, aunque antes de volver a utilizarlo con normalidad es recomendable que realicemos algunas tareas adicionales.

Tareas adicionales después de hacer downgrade a iOS

Lo más probable es que, si hemos instalado una versión beta de iOS lo hayamos hecho a través de un certificado, tanto de usuario beta como de desarrollador. Por ello, para evitar que nuestro iPhone o iPad siga intentando instalar las versiones beta, es recomendable eliminar este certificado.

Para ello, nos vamos hasta el apartado de Ajustes > General > Perfiles y, pulsando sobre el perfil de usuario Beta, lo desinstalamos del dispositivo.

Una vez hecho esto, nuestro dispositivo ya debería volver a funcionar como lo hacía antes de actualizar. Normalmente no suele haber problemas de incompatibilidad, aunque sí pueden aparecer por algunos motivos, por lo que, de tener problemas (reinicios, bloqueos, mal funcionamiento, etc), lo mejor es hacer una copia de seguridad en iTunes o iCloud y restablecer por completo nuestro iPhone o iPad.

Una vez vuelto a los valores de fábrica, podemos restaurar la copia para que todo vuelva a funcionar con normalidad.