Aunque por lo general las actualizaciones de los sistemas iOS se reciben automáticamente tan pronto como están disponibles, es posible que por alguna razón (un fallo en los servidores, estar sin Internet en ese momento, etc) no recibamos la notificación automáticamente y debamos buscar actualizaciones manualmente.

Si esto ocurre y queremos buscar si hay alguna actualización disponible para nuestro iPhone lo único que debemos hacer es abrir el menú de Ajustes > General y allí pulsar sobre “Actualización de software”.

ios-software_update

El sistema automáticamente conectará con los servidores de iOS y nos mostrará la versión que tenemos instalada y si hay actualizaciones disponibles para instalar. De haber una versión nueva la podemos descargar y una vez guardada en el dispositivo instalarla cuando mejor nos venga.

El apartado “Más información” nos mostrará todas las novedades de la nueva versión. Si tenemos espacio suficiente disponible comenzaremos con la instalación que nos llevará varios minutos.

ios-software_update-install

Una vez finalice el dispositivo se reiniciará y estará listo para empezar a utilizarlo, esta vez, con la versión más reciente del software.

El problema de actualizar mediante Wi-Fi es que necesitamos tener al menos 2GB de espacio libre en el dispositivo (1GB para la actualización y otro para poder aplicarla sin problemas). Aunque los modelos de, por ejemplo, 64GB no tendrán problemas, algunos dispositivos de 16GB pueden verse en apuros para actualizar.

¿Y si no tengo espacio en el iPhone para actualizar iOS?

Si hemos comprado un iPhone con poco espacio de almacenamiento o directamente lo tenemos lleno de fotos, música y aplicaciones y no tenemos espacio de almacenamiento tenemos dos opciones:

La primera de ellas, obviamente, es liberar espacio eliminando contenido dentro de nuestro dispositivo hasta tener al menos dos veces más del espacio que ocupa la instalación (hay que descargar el paquete completo y luego instalarlo). Una vez finalice la instalación volveremos a tener todo el espacio disponible y podremos volver a copiar a nuestro móvil todo lo que habíamos eliminado.

La segunda opción, mucho más arcaica pero práctica, es conectar el móvil al ordenador y buscar la actualización de iOS desde iTunes. De esta manera la actualización se descarga en el PC y se aplica desde allí al iPhone. Aunque este método va en contra de la filosofía “cordless” a la que hizo alusión Steve Jobs en una de sus últimas conferencias, poder actualizar desde iTunes es realmente útil para aquellos que no tienen demasiado espacio libre en el iPhone.