Muchos usuarios de iOS estaban generando críticas respecto a la falta de rendimiento de sus iPhones cuando la conectividad Wi-Fi era débil. Lejos de ser un problema del dispositivo, sino de tratarse de la propia tecnología inalámbrica, desde Apple han querido buscar la mejor solución que permitiera a los usuarios garantizar el mejor rendimiento posible del dispositivo y de todas las aplicaciones del mismo incluso cuando el nivel de enlace Wi-Fi era débil. Con iOS 9 Apple ha solucionado este problema, aunque a un precio bastante alto.

Una de las nuevas funciones implementadas en iOS 9 es la “Asistencia para Wi-Fi“. Esta función busca que los iPhone que corran el nuevo sistema operativo móvil de Apple aseguren disponer siempre de conectividad a Internet, con la máxima velocidad posible, utilizando la conexión de datos móviles cundo la conexión Wi-Fi sea baja, limitada o nula. Esta función viene activada por defecto en el nuevo iOS 9, sin embargo, si no somos conscientes de ello es posible que nuestra tarifa de datos llegue a su límite en sólo unos días.

Debemos tener en cuenta que las tarifas más habituales de datos rondan el giga o, como mucho, dos gigas. Cuando estamos por la calle y utilizamos el dispositivo somos conscientes de que debemos generar el menor tráfico posible para no gastar estos megas, sin embargo desde casa, conectados a la red Wi-Fi, solemos descargar actualizaciones, juegos, ver vídeos y escuchar música en streaming y demás contenidos que en poco tiempo pueden sumar varios cientos de megas.

Si nuestro enlace Wi-Fi no es bueno, el sistema operativo estará utilizando la función “Asistencia para Wi-Fi”, es decir, los megas de la tarifa de datos para descargar todo este contenido, sumando cientos de megas en poco tiempo que terminarán por gastar toda la tarifa del mes en poco tiempo. Por suerte esta función se puede desactivar, evitando así que cuando la conexión Wi-Fi sea limitada o mala se utilice nuestra tarifa de datos para garantizar la conectividad. Para ello lo único que debemos hacer es abrir el panel de ajustes de iOS 9 y entrar en el apartado de “Datos móviles”.

Una vez allí nos desplazamos hasta la parte inferior y veremos un interruptor llamado “Asistencia para Wi-Fi”. Lo único que nos queda por hacer es desactivar dicho interruptor para desactivar esta funcionalidad.

Asistencia para Wi-Fi de iOS 9

Aprovechando que estamos en este apartado, podemos desactivar también todas las aplicaciones que no queramos que se conecten a Internet a través de la red de datos móviles. De esta manera ahorraremos tanto megas en nuestra tarifa de datos como batería en el dispositivo al reducir la actividad de las aplicaciones en segundo plano cuando el teléfono está conectado a las redes 3G/4G.

Fuente: RedesZone