¿Tu móvil tiene sensor blanco y negro en la cámara? ¡Qué suerte!

Los móviles cada vez tienen más cámaras y nos ofrecen más posibilidades a la hora de tomar fotografías y hacer vídeos, pero hay un sensor en concreto que suele pasar desapercibido e incluso es menospreciado. Se trata del sensor monocromático que ofrece imágenes en blanco y negro que a diferencia de lo que podemos pensar, tiene grandes utilidades.

Cada fabricante e incluso smartphone puede darle un uso concreto o variado y para que sepas lo importante que puede resultar, te vamos a mostrar de todo lo que es capaz. A diferencia del gran angular que captura un mayor ángulo de visión o el teleobjetivo que nos permite ver más lejos, en este caso las ventajas pasan más desapercibidas al menos a simple vista.

Cómo funciona el sensor monocromático

El rendimiento que ofrece este sensor se basa en capturar directamente las formas, objetos o personas que aparecen ante la cámara mediante la medición de las tonalidades, como en sus orígenes hacían las cámaras en blanco y negro desde donde procede la fotografía. Con la llegada de los fotositos en tonos rojo, verde y azul esto quedó relegado al segundo lugar. Sin embargo, la fotografía no es nada sin luz y las diferentes intensidades.

Con este motivo los fabricantes comenzaron a integrar el sensor blanco y negro que consiguió una medición más precisa de la intensidad de la luz, consiguiendo de esta manera que no haya ningún detalle donde los fotositos de color no puedan llegar. Los clásicos fotositos de color son capaces de obtener el nivel de luz que necesita la imagen en una situación luminosa ideal, pero que disminuye en el resto de situaciones donde la luz no acompaña. Sin embargo, los fotodiodos de los sensores monocromáticos consigue capturar sin restricción alguna el mayor porcentaje de luz existente dado que es su principal motivo de actuación por el que ha sido diseñado y no se tiene que preocupar por los colores que actúan en la imagen.

Mejoras para la cámara

Al igual que un sensor teleobjetivo nos permite hacer mejores capturas a distancia, un gran angular con un mayor campo de visión o un sensor bokeh ayuda a desenfocar mejor el fondo de nuestras fotos, el sensor blanco y negro de la cámara del teléfono también afecta a los resultados obtenidos al pulsar el botón de disparo.

Mejora las luces

A través del sensor monocromático, se recogen como hemos podido ver la intensidad de las luces y de las sombras, lo que no funciona de forma independiente, pues esta información es la que se va a comer junto al sensor principal. Una información que ayuda al modo HDR a través de la inteligencia artificial para conseguir levantar las sombras y reducir las altas luces sin que nosotros no tengamos que preocuparnos por la exposición u otros apartados.

sombras detalle foto

Una lente que ofrece de forma directa a los usuarios más facilidades y posibilidades de conseguir unas fantásticas fotos sin la necesidad de poner en marcha el modo profesional de las cámaras. Apuntar y disparar es lo que la mayoría quieren conseguir y sin este sensor monocromático, no siempre es sencillo obtenerlo. Con este obtenemos un rango dinámico que se percibe notablemente y donde no todo queda relegado al sensor principal y la IA que podría generar ruido, como más tarde vamos a conocer.

Un mejor modo retrato

Sin tener que contar con un sensor que mida la profundidad, a los que están relegados los smartphones más caros, este sensor monocromático también puede conseguir el mejor efecto bokeh. Mediante la luz el sensor blanco y negro del móvil es capaz de reconocer un objeto o persona en primer plano y aplicar el desenfoque en el resto de la imagen. Es cierto que en algunos casos puede ser más difícil, pero al hacer fotos con una buena luz, la mayoría de veces combinando esto con la IA el resultado es más que aceptable por un coste menor.

Adiós al ruido en las fotos

Aunque la lente principal de los smartphones tenga un alto nivel de detalle y una buena apertura, en situaciones complicadas, tendrá que entrar en juego el sensor monocromático de forma importantísima. Con la información que ofrece de las luces, por mínimas que sea se puede obtener muchas más información de la que dan los colores. Combinando esto con una exposición elevada mediante el modo noche, las dos lentes y ese modo inteligente nos ofrece disfrutar de fotos nocturnas y en penumbra con un nivel de detalle aceptable.

editar fotos moviles android

Sin esta información será prácticamente imposible conseguir una imagen nítida sin recurrir a un mayor ISO, puesto que el ruido haría su aparición al tratar de elevar las luces sin que los pixeles cuenten con toda la información necesaria. Para observarla a veces hará falta hacer zoom, pero en situaciones de luz muy complejas, podemos ver el ruido a simple vista, dando pie a una mala foto donde no podemos distinguir detalles e incluso rostros.

Mentiras sobre este sensor

Dado que no se trata de un sensor relativamente nuevo, nos encontramos con muchas afirmaciones que pueden no ser del todo ciertas o rotundamente falsas y vamos a desmontarlas. La primera y más habitual es lo que la mayoría de usuarios piensan, que se trata de un sensor que realmente solo sirve para hacer fotos en blanco y negro. Esto no es así dado que el encargado de hacer eso en los móviles sin este sensor es cualquier lente con un filtro que aplica la sustitución del color por los tonos blancos y negros.

Cámara traseras de móviles Xiaomi Mi 10T

Esto nos lleva a otra de las mentiras clásicas que afirman que los 2 Mpx que suele tener el sensor monocromático de los móviles ofrece un mal resultado al no tener la capacidad de dar mucho detalle. Lo cierto es que el sensor de luces solo se encarga de facilitar la información y nunca funciona de forma indecente, pues sus datos siempre se combinarán con el resto de cámaras de los móviles. Funciona siempre como un extra que depende de las demás para poder funcionar como es debido.

Y por último, las críticas que ha recibido este sensor van enfocadas en la falta de utilidad, algo que puede ser así en los smartphones de mayor gama en los que ni tan siquiera se incorpora dado que tienen un sensor de enfoque mejorado o donde incluso el teleobjetivo es el encargado de hacer esto. Pero este sensor sí que tiene mucho sentido para esos smartphones más económicos dado que la información obtenida es muy importante para el resultado final.

¡Sé el primero en comentar!